“Layne Staley” src=”http://img.hipersonica.com/2013/05/layne-staley.jpg" class=”centro” />

Que buenos ratos pasamos con la música, con las bandas que amamos y sus discos que tanto disfrutamos. Todo es alegría y felicidad. Pero luego llegan las temidas “guerras de los dineros” y todo se va al garete. Desde el “¿por qué todos cobran más que yo?” hasta el “no podéis usar el nombre de la banda si no estoy yo en ella”. Peleas, tirones de pelo, demandas judiciales y madres a las que le pitan los oídos y no porque las estén halagando precisamente. Y precisamente una madre es la que ha organizado una de las más sonadas polémicas de los últimos días.

Todos nos acordamos de Layne Staley, ese icónico cantante de grandísimo talento que alcanzó la fama junto a su banda de cabecera, Alice In Chains. Su muerte en 2002 fue un durísimo golpe para los fans de la agrupación de Seattle y para la propia banda. Por suerte todos han podido recomponerse y superarlo, sobre todo el grupo, que salió con la cabeza bien alta y con un nuevo cantante, William DuVall, para parir un disco tan bueno como Black Gives Way To Blue y se avecina otro buen disco, aparentemente, este mismo mes con The Devil Put Dinosaurs Here.

Sin embargo, parece que hay gente que no está dispuesta a permitir que estas heridas se cierren con tanta facilidad. Nancy McCallum, madre del difunto vocalista, ha interpuesto una demanda contra el grupo reclamando la parte proporcional que le correspondería a Layne. Al parecer, la banda le ha comunicado a McCallum que no iba a seguir disfrutando del reparto de beneficios que recibía desde hace 10 años.

Sin embargo, la banda asegura que los herederos de Staley seguirán recibiendo beneficios de las canciones en las que el cantante contribuyera en la composición, pero que la figura de McCallum ya no iba a estar presente en las decisiones de negocios del grupo, intentando llegar a un acuerdo económico con “la madrísima” con una cantidad justa para no tener que seguir dándole esa proporción. Sin embargo, la madre no parece estar satisfecha y reclama la mitad de ese 16% de beneficios de la banda que considera que le corresponden.

Por si no fuera suficiente, Nancy McCallum también ha recurrido a un intento a la desesperada de registrar el nombre de Alice In Chains. Lo que viene a ser agarrarse a un clavo ardiendo por no tener ningún otro sitio desde el que agarrarse. Y todo por el poderoso Don Dinero, que acaba nublando el juicio de la gente y se olvidan de que lo más importante no es engordar las cuentas bancarias, sino la música. Mientras se resuelve este culebrón, el nuevo disco de Jerry Cantrell y los suyos cada vez está más cerca. Pronto será el 28 de mayo, fecha en la que saldrá este The Devil Put Dinosaurs Here, uno de los discos más esperados del año por el sector Hard de Hipersónica.

Vía | Seattle Pi

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments