Seguro que todos habéis escuchado en alguna conversación la clásica fantasmada que suelta un conocido del tipo “la música española es una mierda” y otro tipo de descalificaciones gratuitas similares. Ni caso a tan falaces lenguas. Actualmente vivimos en un momento sencillamente impresionante, con grupos que vienen pegando fuerte desde el underground, el post-punk, el doom-metal, el pop, o el punk más desarraigado. Hace poco os hablábamos de Morenas, de Alicante, hoy es el turno para hacer mención del proyecto en solitario del batería del grupo: Néstor Sevillano. Él es Yorchh. Y te va a dejar sordo.

Yorchh, el proyecto de un culo inquieto

Ahora mismo son muchas las zonas de todo el territorio estatal las que no paran de lucir nuevos grupos que vienen pisando fuerte, pero esta vez seguimos en Alicante, de marcada tradición rock n roll, en la que está el punk rock nocivo de Yorchh, que no es precisamente nuevo en esto. Detrás de este proyecto se encuentra Néstor Sevillano, fundador de Musagre junto a su compañero Víctor; ese pequeño sello que edita cassettes muy curradas de formaciones oscuras y de sonido sucio, que cada vez están dando más que hablar o que ya lo han hecho anteriormente: Morenas, Biznaga, Le Jonathan Reilly, Los Plátanos… Además, ambos han participado en numerosos proyectos musicales, tales como Los Federales, Futuro Terror, QATEM, Todo Lo Bueno, La Mujer Blandenga, El Eje del Mal, Sobrasada o Corea, entre otros. Eso sí, para poner en marcha la locomotora en directo, le acompañan Víctor (Morenas) y Joan (Futuro Terror).

Tiene en común con el pequeño sello ese punk rock y sonido lo-fi marca de la casa, que en el caso de Yorchh la sensación de estar atrapado en una habitación claustrofóbica en la que no paran de soltarte hostias por todo el cuerpo. En pocas palabras, de eso trata este proyecto, del que el pasado domingo pudimos disfrutar de una nueva referencia en Musagre, hex, que incluye temas que ya se habían podido escuchar anteriormente en el avance de oblea EP. Asimismo, en el bandcamp de Yorchh podemos comprobar que los pilares comunes en las canciones son los mismos: guitarras de alto tonelaje y una baja fidelidad que imprime ese sonido mugriento al que evoca el nombre del sello.

Si bien en Morenas Néstor toca la batería, poniéndola al servicio de un punk moderado y melódico; en Yorchh él es quien se encarga de elaborar los pepinazos. Pero, sobre todo, se encarga de arrollar las melodías. A pesar de que en algún momento hay lugar para hilos conductores más accesibles, la tónica es atropellar, inundar de ruido las cabezas ajenas a base de guitarrazos con la mala hostia de unos enfurecidos The Men. En este proyecto saca la ferocidad que parece se guarda en el, por el momento, más exitoso grupo bendecido por Musagre.

Garage mugriento y punk rock atronador

A pesar de que la música de Yorchh sea altamente inflamable y puede que incluso sea un peligro para tu salud por los altos decibelios, con toda esa violencia y energía, no es un punk rock regio y desolador; en él hay melodía, hay ritmo frenético, hay pasajes de cierta epicidad. En definitiva, hay una pulsión punk que unida al rollo sucio de garage de tugurio lo hacen ideal para un concierto de de sudar, fumar en pipa y beber cerveza hasta las trancas.

Desde los ritmos incendiarios del oblea EP, con el clasicismo del rock n roll tabernario, hasta la baja fidelidad del álbum uuu, apenas hay diferencia en la paleta sonora (aunque algo hay), pero sea cual sea la combinación, el resultado es igual de efectivo: guitarrazos que apisonan conjugados con berridos que se disipan (a veces) con dramatismo para dejar paso a algún arreglo de guitarra que entra en segunda línea para rematar. Con temas de lamerse las heridas (#punkversion) como ‘Before I All’ y la distorsión que cubre temas como ‘Santa Isabel’, el alicantino logra erizar los pelos y emocionar con piezas como ‘I Said’. Con este repertorio convierte el antro en un ring de baile y boxeo; una oda a la simpleza, al DIY y al rock sin pretensiones que sólo pretende sobrevivir y ser mil veces celebrado.

Yorchh es macarrismo, mala hostia, sencillez, diversión y todas esas cualidades que le pedimos al punk para disfrutar y desinhibirnos. Recuerda a los Cramps por ese toque hedonista y con desparpajo, a The Cynics cuando arrollan con su máximo poderío y en última instancia, y vinculándolo a un grupo más contemporáneo, a los Thee Oh Sees del Floating Coffin por sus descargas eléctricas de alto voltaje. En definitiva, Yorchh está diseñado para aquellos amigos de la baja fidelidad, del punk rock más inmediato y del garage más sucio que te puedas echar a la cara. Del rock, en general.

Además, esta misma semana, el próximo sábado 28 Néstor tocará primero con Yorchh y después pasará a la batería de Morenas en el pub Cure de Alicante. Doble sesión de promesas del underground español. Aunque para nosotros ya sean realidad.

Bandcamp | Yorchh
Bandcamp | Musagre

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments