No creo que pueda existir un nombre más idóneo para un grupo que revisita con tanta dignidad y sobriedad un género tan denostado. Antiguo Régimen porque lo antiguo, lo clásico, la recuperación del halo que hizo del post-punk un prodigio de grupos y discos imprescindibles, se antoja ahora esencial para mantener viva su llama. La catarsis general que supuso la llegada del siglo XXI, la descomposición de cualquier escena identificable y de géneros inmemoriales en diversos híbridos de mayor o menor éxito, hizo que el post-punk quedara desdibujado para siempre. ¿Sin solución? No tan rápido: Antiguo Régimen, novel grupo de Valencia, se han propuesto edificar de nuevo sus pilares. Y en ello andan: su mérito radica única y exclusivamente en un purismo casi anómalo en nuestros días y en una ejecución perfecta.

La Formación de la Sombra: es efectivo

La siguiente comparación hará que sangren los ojos de al menos un redactor de Vanishing Point, desde donde descubrí a Antiguo Régimen: del mismo modo que hicieron Interpol en su momento, una sola vez y ninguna más, Antiguo Régimen podrían pasar por un mero y prescindible ejercicio de nostalgia de no ser por el maravilloso magnetismo que desprenden sus canciones. Antiguo Régimen y La Formación de la Sombra, su primer EP, tres canciones excelsas, son el vivo ejemplo de cómo lo importante nunca ha sido innovar o abrir nuevos caminos sonoros. Lo relevante en el pop, pese a que debamos aplaudir a los brillantes genios que deciden cada cierto tiempo abrir brechas y barreras artísticas, es hacer buenas canciones. Al final, todo se resume a: estas canciones molan, estas otras no. Es simple, casi tanto como la fórmula que emplean Antiguo Régimen, pero es efectivo.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=759454438/size=medium/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/t=1/transparent=true/

¿Y de qué hablan y a qué suenan las canciones tan chulas de Antiguo Régimen, que son de Valencia y cuya primera publicación ha sido editada en el pequeño sello local Burka for Everybody? Hablan de cosas bastante post-punk: por ejemplo, en ‘Miedo al ser’ nos encontramos con el paisaje lírico habitual del género, referencias obligadas a cuestiones industriales (“miedo a los magnates de la metalurgia”) y debates ontológicos sobre el pavor a la propia existencia, a la impersonalidad en un mundo que empuja a ello. ‘La formación de la sombra’ camina por los mismos derroteros (“estoy enfermo, ya soy libre”) y ‘Anoche Escupí Azul’, una canción impresionante, metáfora sobre lo errático de los sentidos recitando todos los colores imaginables. Y no deja de ser paradójico este juego de palabras (“anoche escupí azul, azul como tu sangre negra”) protagonice una canción siderúrgica, de indudable color gris, labrada sobre hormigón y acero.

La arquitectura del doom, en blanco y negro

Antiguo Régimen son un todo también en el apartado gráfico. La imagen colgada en su Bandcamp, diferente a la de la edición física del vinilo, transporta al mismo paisaje al que llevan sus canciones: la arquitectura del doom, como ese maravilloso Tumblr al que estoy enganchado desde hace un par de semanas que toma su nombre del documental sobre la obsesión por la pureza artística de Hitler y los nazis, la belleza del brutalismo y de las gigantes estructuras de hormigón, en blanco y negro, pavoroso rastro de un mundo industrial y en plena decadencia. Un discurso muy en la línea de los antecesores más dignos del género, desde The Sound hasta The Chamaleons, pasando por el mejor representante que tuvimos en España, Décima Víctima. Antiguo Régimen son un ejercicio de recuperación de lo antiguo, porque sólo en lo antiguo se encuentra el verdadero brillar del post-punk. Han acudido a los cimientos de todo y han vuelto al presente con tres canciones brillantes.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=759454438/size=medium/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/t=3/transparent=true/

De momento sólo son tres canciones, así que esperamos con impaciencia que Antiguo Régimen publiquen su primer larga duración cuanto antes. De momento han cuajado algunos bolos de lo más interesantes en Valencia, compartiendo cartel con los legendarios Frustration y con otros grupos post-punk que tanto están surgiendo ahora mismo en nuestro país, en este caso los barceloneses ·Y·. Hasta que tengamos nuevas noticias de ellos lo mejor será encomendarse a ‘Anoche Escupí Azul’, una de las mejores composiciones en castellano escritas este año, una canción inagotable a la que volver una y otra vez. Y mientras tanto, qué mejor modo de aderezarlo que repasando los hitos del brutalismo y otros alegres discípulos de Le Corbusier, siempre en la brecha de un post-punk (que no post-post-punk) que, gracias a destellos aislados como Antiguo Régimen, nunca debería morir.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments