Aprovechando que tenemos en marcha nuestro especial sobre Pink Floyd, el cual seguirá hasta completar todo el repaso a su discografía, entra de maravilla esta completamente atípica versión de su obra cumbre, The Dark Side of the Moon, que el canadiense Brad Smith se atreve a rehacer como si se tratase de la banda sonora para un juego de la vetusta NES. Y atentos porque la cosa funciona mejor de lo que parece.

Si le dabais a los marcianitos cuando la mítica consola de 8 bits de Nintendo estaba en lo más alto, reconoceréis el toque inconfundible de su sonido, chirriante y sucio. Para ello, su creador ha utilizado un emulador del chip de audio de la máquina llamado NSFplug, dando resultados tan buenos como los de ‘Money’ (YouTube):

http://www.youtube.com/v/yp14xXwnwJA&hl=es_ES&fs=1&

Vía | VidaExtra

Artículo anteriorSoundgarden anuncian su primer concierto tras la reunión, ¿seguirá la máquina engrasada?
Artículo siguienteTop Noctamina del 9 al 23 de abril: Prodigy no se mueven

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.