Aprovechando que tenemos en marcha nuestro especial sobre Pink Floyd, el cual seguirá hasta completar todo el repaso a su discografía, entra de maravilla esta completamente atípica versión de su obra cumbre, The Dark Side of the Moon, que el canadiense Brad Smith se atreve a rehacer como si se tratase de la banda sonora para un juego de la vetusta NES. Y atentos porque la cosa funciona mejor de lo que parece.

Si le dabais a los marcianitos cuando la mítica consola de 8 bits de Nintendo estaba en lo más alto, reconoceréis el toque inconfundible de su sonido, chirriante y sucio. Para ello, su creador ha utilizado un emulador del chip de audio de la máquina llamado NSFplug, dando resultados tan buenos como los de ‘Money’ (YouTube):

http://www.youtube.com/v/yp14xXwnwJA&hl=es_ES&fs=1&

Vía | VidaExtra

Artículo anteriorSoundgarden anuncian su primer concierto tras la reunión, ¿seguirá la máquina engrasada?
Artículo siguienteTop Noctamina del 9 al 23 de abril: Prodigy no se mueven
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments