La familia de esta web se ha hecho un poquito mayor hace muy poco. Sí, amigos, las Nuevas Generaciones Hipersónicas empiezan a invadir nuestro territorio y, por inquietante que pueda resultar la perspectiva, algún día pagarán nuestras pensiones. Tener un hijo le abre, sin embargo, numerosos interrogantes a un amante de la música: ¿qué canciones le puedo poner? ¿Debo resignarme a escuchar nanas y canciones de Frozen durante los próximos años de mi vida? ¿Cuando tenga quince años se hará fan de Pablo Alborán sólo por joder? Son muchas dudas y no tenemos respuesta para todas, pero de momento, hoy os sugerimos una playlist de música para bebés. De música que los padres puedan escuchar sin sentir autoodio y los pequeños sin empezar a berrear como posesos.

Así pues, en la playlist de esta semana, nada de black metal, ni ruido a lo bestia ni siquiera demasiados graves. Tampoco intención de destacar las últimas novedades o descubriros joyas escondidas del rock senegalés de los 70. Simplemente 50 canciones tranquilas, que resistan infinitas escuchas (ya se sabe lo que le gusta a los niños la repetición y lo necesaria que es para tener algún efecto) y que, esperemos, puedan hacerle sentir a gusto. La de esta semana, como siempre, esperamos que os guste, pero va con una dedicatoria especial. Al menos, que le guste a él.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments