Quién les pone el pie encima para que no levanten cabeza. El grupo country anteriormente conocido como Lady Antebellum reflexionó profundamente con el cambio cultural que están suponiendo las marchas del Black Lives Matter, y renunció a ese nombre por sus connotaciones racistas (romantización de ideas previas a la Guerra de Secesión, propias de los Estados Confederados del Sur).

Sin embargo, la jugada les ha salido bastante torpe, ya que su nuevo nombre, Lady A, ya estaba cogido… Por una cantante negra de blues de 61 años y con más de 20 años de carrera. La propia cantante ha recriminado a la banda que no comprobasen si el nombre ya estaba en uso y que no se hayan puesto en contacto con ella.

Esta es mi vida. Lady A es mi marca, y la he usado durante más de 20 años, y estoy orgullosa de ello. Esto es demasiado. Sólo usan el nombre por un incidente relacionado con Black Lives Matter que, para ellos, es sólo un momento temporal. Si les importase, les habría importado antes. No habría hecho falta que George Floyd muriese para que ellos se dieran cuenta de que su nombre tiene una referencia racista.

[Suena la música de Curb Your Enthusiasm]