No nos habíamos recuperado todavía de Ultraviolence, el disco que Lana del Rey lanzó en junio de 2014, y ya tenemos una nueva referencia que hace la novedad de estudio en su carrera. Allí se rindió a la producción de Dan Auerbach, la mitad de The Black Keys, y nos regaló una colección de dream pop sobresaliente.

Honeymoon: se le ha ido la mano con el azúcar

No voy a ser yo quien haga de abogado del diablo, o mejor dicho, de la diabla Lana de Rey. Tampoco es que le haya seguido los pasos en los últimos años y confieso que la descubrí a través de una versión que Jessica Lange hizo de ‘Gods & Monsters’ en un capítulo de American Horror Story: Freak Show. Con Honeymoon me asaltan emociones contrariadas.

Por momentos me encuentro con cortes con pequeñas variantes que ya ma parecen familiares y algunos de ellos son excesivamente quejumbrosos y lastimeros. Se le ha ido la mano con el azúcar a Lana del Rey pero no creo que a ella le haya importado grabar un cancionero bein distinto al de Ultraviolence.

https://www.youtube.com/embed/5kYsxoWfjCg

Este material parece ser el antiséptico que la cantante ha necesitado para recuperar la cordura o, en su caso, no perderla. Honeymoon sigue la estela de su predecesor pero es notablemente inferior en su conjunto. Eso sí, tiene dos jitazos: el tema que da título al disco y ‘Music to Watch Boys to’, que son los dos primeros cortes del conjunto.

Lana del Rey y el antiséptico para no perder la cordura

En su contra está el habernos entregado hasta catorce temas, demasiados para no haber hecho una criba. Pero merece la pena esperar hasta el final para degustar su versión de ‘Don’t Let Me Be Misunderstood’, de Nina Simone, que tantas adaptaciones hemos oído de ella.

Gran final para un Honeymoon en el que hay una buena selección de penas de amor, elegancia y glamour, recorridos turísticos por California, hedonismo y odas al dolce far niente.

También hay pestiños que parecen haber sido hurtados a Rachel Zeffira pero maqueados como si los hubiera grabado una Enya en horas bajas. Me refiero a ‘Terrence Loves You’.

https://www.youtube.com/embed/QnxpHIl5Ynw

Hay baladas tremendas como ‘God Knows I Tried’, susurros cargados de sexualidad como en ‘High By The Beach’, un par de déjà vu en ‘Freak’ o ‘Religion’, lirismos excesivos en ‘Art Deco’, momentos prescindibles como Salvatore, el cuasi jitazo ‘The Blackest Day’, decadencia y lucimiento vocal en ‘24’ y otra joyita épica casi para acabar que es ‘Swan Song’.

6.9/10

Parece que Lana del Rey ha hecho lo que le ha dado la gana y como tal, junto a Rick Nowels y Kieron Menzies, se ha permitido regalarnos esta colección que no parece que hay defraudado a sus seguidores más fieles. Yo le he tenido que darle un montón de escuchas para darle esa nota.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments