Lana del Rey sigue adelante con el lanzamiento de la Paradise Edition de su debut, una tumultuosa reedición en la que se han añadido un puñado de temas que, en muchos casos, llevan meses circulando por la red. El single con el que ha iniciado la promoción de este lanzamiento, ‘Ride‘, se va por unos derroteros que distan de una manera considerable de los que vieron la luz en la edición original. Quizá sea el tono de voz, mucho más grave, o que le falta el gancho indiscutible de ‘Blue Jeans’ o ‘Born To Die’. Lana se nos está descafeinando, y no es que antes tuviera demasiada taurina en las venas.

Aunque si hay algo que no le podemos reprochar a esta chica es su afición a grabar vídeos que merecen la pena ser vistos, a diferencia de muchos de los que proliferan en el panorama comercial. Quizá no sea una exhibición sexualmente implícita al estilo de Rihanna y su afición al látex, pero desde luego que son pequeñas píldoras de narrativa más o menos interesante, pero generalmente con una estética muy cuidada. Y ahí el vídeo de ‘Blue Jeans’ se lleva la palma.

El clip que ha grabado para ‘Ride‘ es épico. No por la temática, ni por el estilo, sino por la duración. Es la Celestina de los vídeos, diez minutazos con una historia de las que le gustan a esta mujer, obsesionada con las relaciones imposibles, las equivocaciones y la estética americana, en esta ocasión representada por una panda de satanases del infierno con los que Lana retoza cual juguetona cachorrilla. Eso sí, el momento en el que se calza la corona de plumas es completamente prescindible. Completamente.

Vídeo | Youtube

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments