Anuncios

Las 101 mejores canciones de rock de los años 70 (VII)

Un pasito más cerca del final. Hemos atravesado ya con holgura el ecuador de nuestra lista y lo que resta, simplemente, son canciones fantásticas. En esta tanda continuamos navegando por las olas del Punk, las mismas, casi con los mismos mimbres, que llevaron pocos años después al Post-punk; además, hacemos parada de rigor en la prolífica escena Ska británica de finales de la década; en el homenaje de rigor para uno de los grupos progresivos más importante de la historia; en más, aún más Krautrock; en un disco que posiblemente sea la mayor sucesión de singles de la historia y en canciones cuyo origen se remonta a los años cuarenta.

40. The Specials — A Message to You Rudy (1979)

La convulsa situación socioeconómica de Jamaica durante la década de los sesenta, una vez consumado el proceso de independencia de Gran Bretaña, provocó que miles de jóvenes emigraran a la antigua metrópoli en busca de un futuro mejor. Y allí aterrizó también su cultura, su alma, su música. The Specials fue uno de los grupos más relevantes de la escena Ska Punk y del 2Tone, cuyas raíces se encontraban en Jamaica. La banda, mestiza, era plenamente consciente de dónde provenía. ‘A Message to You Rudy’ es una versión de Dandy Livingstone, jamaicano, de 1967. Un mensaje generacional para rudy, los rudeboys, todos aquellos hijos de inmigrantes jaimaicanos que a finales de los setenta trataban de encontrar su lugar, casi siempre sin éxito, en la decadente Inglaterra.

https://www.youtube.com/embed/1p5PjTObELI

39. King Crimson — Red (1974)

Red (Island) supondría la culminación de seis años de carrera de King Crimson. Fue aquí, en 1974, cuando el conjunto liderado por Robert Fripp cesaría su actividad hasta 1981, con la publicación de Discipline (E’G). Pocos grupos de Rock Progresivo pueden presumir de haber mantenido una carrera tan extensa y tan plagada de grandes discos como ellos. En Red, King Crimson completarían el círculo de su propio universo sonoro: un trabajo complejo, rico en todos los matices imaginables, con guitarras poderosas mirando hacia el Hard Rock. El giro, muy pesado, requiso despedir al teclista y violinista David Cross como miembro integrante del grupo. Ya como trío, ‘Red’, la canción instrumental de seis minutos que abre el LP, es quizá el testimonio más esplendoroso de todo ello.

https://www.youtube.com/embed/L_zmD-14XIE

38. The Rolling Stones — Rocks Off (1972)

Recapitulemos: presionados a nivel mediático y fiscal, The Rolling Stones se plantan en Villefranche-sur-Mer, en el chateau de Keith Richards, durante el verano de 1971 con el objetivo de grabar un disco al fabuloso Sticky Fingers (Rolling Stones, 1971). Allí, sumidos en un mar de caos, drogas y desconocidos de toda clase, Richards y Jagger optan, como por otro lado cabría esperarse, por la vía del exceso absoluto. Sólo de aquel modo podía superarse un trabajo ya tan destacado como el anterior. Y sólo un conjunto de canciones excesivas, redondas y exuberantes como Exile on Main St. (Rolling Stones) podía ser el resultado de aquella lisérgica aventura en busca de un futuro que simplemente no existía. Porque aquel fue posiblemente su canto de cisne, su cima. No es un disco, son diecisiete singles. Una locura.

https://www.youtube.com/embed/AeVUzd4Xmu8

37. Can — Paperhouse (1971)

La primera generación alemana nacida después de la Segunda Guerra Mundial necesitó reinventar su identidad. El país había sido invadido por todo tipo de artefactos culturales norteamericanos, dada la presencia militar de su ejército durante los años de post-guerra. Aquellas herramientas legadas por aquel acerbo cultural eran, en muchos sentidos, inútiles para los muchachos que a finales de los sesenta vivían su juventud en Alemania. El marxismo, la búsqueda de un nuevo lenguaje expresivo que nada debiera al pasado, mayor del 68: de todo aquello se valió el Krautrock. En lo más alto de la montaña, alzando la bandera de todos sus grupos, se encuentran Can y, por extensión, su obra maestra, Tago Mago (United Artists). Un álbum radical, de estructura esquizofrénica, de mensaje esquivo y de improvisación genial. Y ‘Paperhouse’ es su brillante apertura.

https://www.youtube.com/embed/r8ESWyyxzvk

36. Hawkwind — Hurry On Sundown (1970)

Formados durante los últimos coletazos de los sesenta, Hawkwind tardaron un par de años en dar forma definitiva a su sonido experimental, deudor del Blues Rock, sí, pero también vanguardista. La apertura de nuevos horizontes sonoros, del Space Rock y del Rock Psicodélico de nuevo cuño, llegaría un par de discos más tarde. De hecho, Hawkwind (Liberty) es un LP menor dentro de su posterior trayectoria, pero también seminal. A modo de transición entre lo que fueron los sesenta y lo que serían los setenta, donde Hawkwind jugarían un papel trascendental, se presenta ‘Hurry on Sundown’, un delicioso ejercicio de Blues Rock amenizado por arreglos de cuerda y una armónica. No es su canción más representativa, pero sí una de las mejores, por su ritmo, por su melodía y por su energía.

https://www.youtube.com/embed/vobAKWK-hWc

35. The Velvet Underground — Rock & Roll (1970)

Despite all the computations
You could just dance to a rock ’n’ roll station
And it was alright

Décadas hemos pasado contemplando aquellos discos de The Velvet Underground que en realidad no decían nada más importante o excitante que aquellos otros. Una vez John Cale hubo abandonado el grupo, Lou Reed se quedó a las riendas del proceso creativo del que, ya en 1970, era un icono universal. Tras el brillantísimo álbum homónimo de un año anterior, Lou Reed optó por un tono mucho más clásico en Loaded (Cotillion). De la experimentación a lo formal: el círculo del grupo se había cuadrado y allí finalizaría — no, Squeeze (Polydor, 1973) no cuenta — . Ejemplo de esta balada tradicional, de esta presentación de sus respetos a la sabiduría clásica por parte de Lou Reed, es ‘Rock & Roll’. Que, como toda canción que importa, habla de las cosas que importan en esta vida. Porque sí, pase lo que pase, siempre podrás seguir bailando esto tan maravilloso.

https://www.youtube.com/embed/tsTP-Ourr1A

34. Johnny Cash — Ghost Riders in The Sky (1979)

No sólo durante sus últimos años de vida, tan geniales como su juventud, se dedicó Johnny Cash al noble arte de la versión. La elegante, refinada y no siempre sencilla versión. Ya en 1979 consiguió una de sus canciones más sinceras y acertadas versionando una composición de 1948 escrita por Stan Jones. ‘Ghost Riders in The Sky’ pasaría así a formar parte de la mitología que siempre ha rodeado a Cash. Ha habido muchas otras versiones, pero fue él quien, tras dos décadas de carrera musical, le otorgó proyección universal. La canción apareció en Silver (Columbia), cuando Johnny Cash hacía tiempo que era una reliquia del pasado. Quién iba a decir que otras dos décadas más tarde volvería por la puerta más grande imaginable.

https://www.youtube.com/embed/b0OOrLvvb-E

33. Sex Pistols — Anarchy in The UK (1976)

El año que viene se cumplirán cuarenta años del lanzamiento de Anarchy in the UK / I Wanna Be Me (EMI), el primer single de Sex Pistols. Es un montón de tiempo. El suficiente para que, obtenida la perspectiva necesaria, Sex Pistols parezcan nada más que un grupo de bufones empeñados en demostrar al mundo que ellos son los más graciosos, peligrosos y entretenidos de la corte. El tiempo ha alimentado este relato gracias a la excentrecidad de Johnny Rotten y a la parodia de sí mismo que siempre fue Sid Vicious, pero no es del todo justo. Detrás de la inmensa mascarada, necesaria por otro lado para comprender por qué este grupo tuvo tanto impacto en Reino Unido, se escondían al menos tres canciones de una fuerza revolucionaria. La más importante, la mejor y la más trascendental, ‘Anarchy in the UK’. “I wanna destroy passerby”. Sí amigos: aún hay que seguir cabreados. Cuarenta años no son tantos años.

https://www.youtube.com/embed/6HusCab0L1E

32. Public Image Ltd. — Public Image (1978)

Hablábamos de Rotten. Aquel alborotado muchacho seleccionado por McLaren para ser el vocalista de Sex Pistols por su camiseta difamatoria de Pink Floyd era, en realidad, un vanguardista acompasado a su vertiginoso tiempo. Sex Pistols duraron apenas un año y medio. Espantado por todo lo que rodeaba al grupo tras la desastrosa gira norteamericana, Rotten regresó a Reino Unido, conoció a Keith Levene, un guitarrista rebotado de la pureza Rock de The Clash, y juntos crearon Public Image Ltd. Un año después debutaban con First Issue (1978), un incunable del Post-punk, quizá el primer disco digno de tal etiqueta. La guitarra corrosiva de Levene, unida a las primeras influencias Dub incorporadas por Jah Wobble, se adaptan como anillo al dedo al destacable talento melódico de Rotten en la esencial ‘Public Image’. El mundo giraba rápido, y Lydon se encargaba de acelerarlo aún más.

https://www.youtube.com/embed/rIAZ8unRm2c

31. Focus — Hocus Pocus (1971)

Teclados, acordeones, estructuras extraídas del Rock Progresivo, pesados riffs de guitarra inspirados en el Hard Rock, voces en falsete, onomatopeyas sin sentido, flautas, épicos solos, una estructura circular y repetitiva. ‘Hocus Pocus’ es una canción demencial pero también intrigante. Gracias a ella los holandeses Focus, un grupo generalmente instrumental de formación clásica, han logrado trascender al paso de los años. Incluida como primer corte de Focus II (Imperial), ‘Hocus Pocus’ ha logrado de cierto reconocimiento mediático gracias a su inclusión en un genial, casi tanto como la canción, anuncio de Nike, con motivo de la pasada Eurocopa. Excesiva hasta la parodia, en un resbaladizo terreno a mitad de camino entre lo serio y lo cómico, nadie podrá negar a ‘Hocus Pocus’ que es divertida hasta decir basta.

https://www.youtube.com/embed/MV0F_XiR48Q

Playlist | Las 101 mejores canciones de rock de los 70

https://embed.spotify.com/?uri=spotify:user:hipersonica:playlist:4HLNoLP01tMBLaYl51moCT

Las 101 mejores canciones de rock de los años 70

Anuncios