No cesan las canciones, todas de diversos estilos aunque la época sea para el dominio de los villancicos. Post-Rock, garage, electrónica de #carpitayonqui, folk, hip hop, metal, psicodelia o soul son varios de los estilos que han pasado y van a seguir pasando por nuestra particular selección de 116 canciones. Todos los podéis ver en esta nueva tanda de 29 canciones que podréis degustar a través de nuestra lista de Spotify.

Mimicking Birds — Acting Your Age

El lugar desconocido al que querrás volver siempre. Misterio y ensueño suenan así si los juntas.

Mogwai — Remurdered

Rave Tapes no estará entre los grandes discos de Mogwai, pero canciones buenas no le faltan, eso os lo aseguro.

Motorpsycho — Kvaestor

Cómo hacer una jam para dummies: ¿A qué banda fundamental en la historia del Metal homenajean en el parón del ecuador del tema?

Mourn — Your Brain Is Made Of Candy

La alegría de la huerta y la sorpresa del año a nivel nacional. El espíritu de PJ Harvey y otros grupos clásicos encarnados en unas debutantes jovencísimas.

Mujeres — Aquellos Ojos

Guateque hooligan a berrido limpio y melodías perfectas. A ver quién se resiste.

Nacho Vegas — Luz de agosto en Gijón

Incluso cuando pare discos algo menores, Nacho Vegas sigue sacándose de la manga destellos de talento espectaculares.

Nick Waterhouse — Dead Room

El mojo no se aprende, se nace con él. Nick Waterhouse lo demuestra y lo cocina a fuego lento.

Novedades Carminha — Quiero verte bailar

Me da igual lo que digáis. Este disco entero es para sentirse joven, valiente y libre. Y yo no he dejado de bailar con esta canción en todo el año.

Opeth — Goblin

Opeth nunca habían sonado tan retro y tan ajenos al qué dirán, pero a ver quién les niega lo brillante que les queda este tributo a los italianos Goblin.

Pablo Und Destruktion — Por cada rayo que cae

Cualquiera que nos lea sabe que nos tiene conquistados a todos. Del disco podría entrar cualquiera, pero ésta tiene una fuerza especial. Se canta con las tripas.

Pallbearer — Worlds Apart

¿Un grupo de Doom Metal en una lista de mejores canciones del año? Esto es Hipersónica amigos, y lo de Pallbearer presencia obligada.

Paroxia (ft Ignacio) — Juegos Retro

Retrato de una generación anclada a la nostalgia, al Game Maker y a la obsolescencia programada de su corazón. 8bits bailongos, ¿no son gamers? Pues que mueran los hijosdeputa.

Parquet Courts — Instant Disassembly

Siete minutos al ralentí, de pereza y latas de cerveza vacías. La juventud deprimida, la juventud aún viva de Parquet Courts.

Perc — Take Your Body Off

Su disco no ha pasado el filtro de la democracia Excel, pero El Martillo Hidráulico de la Justicia caerá con ira sobre los pecadores que no le votaron.

Perfume Genius — Queen

Presencia. Actitud. Honestidad. Energía. Nada le falta y nada le sobra a Perfume Genius en esta joya.

Posse — Talk

Las marchas bajas de Yo La Tengo y el zarpazo de clase final. Han sabido distinguirse de otros congéneres del indie rock.

Prince — Breakdown

Esta podría ser la historia más triste que te han contado nunca, dale un abrazo.

Puma Pumku — Twilight Of The Mind

Psicodelia, rock y dream pop que te lleva del amanecer al ocaso, del bosque luminoso al túnel sin luz, de la redención a la condena.

Quique González — Clase Media

Podéis intentarlo todo lo que queráis, nunca estaréis al nivel de Quique González ni estando a medio gas.

Radiator Hospital — I’m all right

El campanamuertismo no debería faltar. Y menos si llega después de que le hayas dejado la nota de amor adolescente y, en el fondo, no te importe demasiado qué te contesta. Vale, cuando te diga que te romperá el corazón, pero, mientras tanto, te sientes bien.

Röyksopp & Robyn — Do It Again

Este año han fallado Rihanna y las otras, pero tranquilos, que el méinstrim guarro sigue fabricando temazos mientras vosotros estáis a otras cosas.

Run the Jewels — Close Your Eyes (And Count to Fuck)

No tiene gatitos, pero se defiende muy bien con tres titanes al mando.

Sagrado Corazón de Jesús — La Nueva Carne

Desde Logroño, conexión Magnetic Fields-Cronenberg. Déjanos formatearte: la ciencia no avanzará si no comulgas con la nueva carne.

Sean Rowe — Shine my Diamond Ring

Es feo, gordo y debe cantarle la sobaca, pero Sean Rowe tiene un talento que muy pocos comparten, el de ponerte a bailar ataviado solo con su guitarra y su voz de crooner. Un genio que vence en las distancias cortas a pesar de su desagradable aspecto.

Shakey Graves — Dearly Departed

Un rancho a los pies de las montañas rocosas, unas barbas hasta los tobillos y unas cabras por ordeñar. Cantando esta canción todas las mañanas da gusto hacerse anacoreta.

Sharon Van Etten — Your Love is Killing Me

De un disco del que podríamos sacar cualquier canción y no fallar, al final solo puede quedar una. Y ya os digo que da igual lo que digáis, porque no podía ser otra diferente a esta.

Shellac — Dude Incredible

Shellac siguen ajenos a cualquier tendencia o moda, preocupados únicamente por hacer lo suyo y hacerlo bien. Como para decirles que no.

Sia — Chandelier

Haciendo valer su título como una de las mejores compositoras de hits del pop, Sia este año prefería marcarse el tanto para ella misma, y vaya si lo conseguía.

Sleaford Mods — Tied Up in Nottz

El Parklife del garage. Te cantan como si te escupieran porque a) están hasta las patas; y b) la cerveza se les ha subido tanto que cualquier juego de palabras de mierda es gloria absoluta en sus manos.

Las 116 mejores canciones de 2014

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments