Anuncios

Las 12 mejores canciones de Deftones

Eterna y erróneamente encasillados en la oleada nu metal de la década de los noventa, Deftones han demostrado con el paso de los años tener algo más que decir que la inmensa mayoría de grupos con chándal y rastas de aquella época. Con siete discos ya publicados y uno que provisionalmente se ha quedado en el cajón del estudio a causa del trágico accidente del bajista Chi Cheng, el grupo de California ha sabido forjar una colección sólida y capaz de resistir al paso del tiempo, conservando además el interés en cada nuevo lanzamiento. Un grupo que, sin lugar a dudas, da para hacer unas cuantas listas con sus mejores canciones sin tener que repetir elecciones; aquí van mis doce.

Headup

Posiblemente el trabajo vocal más agresivo y fuera de límites de Chino Moreno, a quien se suma el brasileño Max Cavalera (Sepultura, Soulfy), también en labores de escritura, para conformar una de las canciones más impactantes del excelente Around the Fur (1997, Maverick Records) y de toda la discografía del grupo. De su letra, inspirada en la muerte de un ser querido para Chino y Max, surgió el nombre de Soulfly.

Bored

Adrenaline (1995, Maverick Records) muestra al grupo de Sacramento en su forma menos depurada, resultando mucho más cortante y abrupto que sus trabajos posteriores. Y precisamente por ello se convierte en todo un espectáculo que brilla ya desde el primer momento gracias a este corte que sirve de apertura y que establece ese clima de máxima tensión que será constante en sus once canciones.

Change (In The House Of Flies)

Con el lanzamiento de su tercer esfuerzo, White Pony (2000, Maverick Records), Deftones buscaron dotar de mayor profundidad a su sonido, aportando capas e influencias alejadas del rock duro y el metal, aunque sin dejar de lado el toque enérgico que les caracterizaba. ‘Change (In The House Of Flies)’ refleja a la perfección esa inquietud por hacer cosas nuevas conservando aquello que les hacía tan característicos.

My Own Summer (Shove It)

Una de las grandes responsables de la explosión comercial del grupo gracias a su inclusión en la banda sonora de The Matrix y uno de los temas que más se han escuchado fuera de su círculo de seguidores habituales, ‘My Own Summer (Shove It)’ transmite una sensación de pesadez, de de olla a presión puesta al límite, de esos día de verano en los que te arden los pulmones con solo respirar. Fue por ella que muchos los descubrimos y sigue siendo uno de sus grandes hitos.

Passenger

Una de las razones del proceso evolutivo experimentado por el grupo en White Pony fue la aportación de Maynard James Keenan (Tool, A Perfect Circle) en las labores de creación del mismo, gracias a la cual Chino reconoce que fue capaz de descubrir otra forma más metódica y perfeccionista de afrontar la escritura. No era su plan inicial que Maynard colaborara vocalmente en el álbum, pero tanto les gustó el resultado en una prueba ocasional, que finalmente decidieron pedirle esta colaboración adicional. El resultado, como bien podemos comprobar, es espectacular.

Poltergeist

https://www.youtube.com/watch?v=kyrHxG8YIFM

Koi No Yokan (2012, Reprise Records) es el último trabajo que hemos podido escuchar hasta la fecha de esta formación, y sirvió para dejar claro que, por muchos años que pasen, las ideas no parecen agotarse. Aunque no fuera elegida como uno de sus cuatro singles promocionales, ‘Poltergeist’ sitúa, con su espectacular percusión y su riff impactante, el momento más enérgico del álbum.

Lucky You

El álbum homónimo de Deftones (2003, Maverick Records) permanece a día de hoy como su grabación más atrevida, con fuertes dosis de experimentación técnica y con más peso que nunca apoyado en el pilar de la electrónica. De sus once cortes, el que mejor demuestra dicha tendencia es éste compuesto junto a DJ Crook y con la aportación al micrófono de Reyka Osburn, donde se atreven a coquetear directamente con el trip-hop sin errar el tiro, buscando como nunca el toque de tensión sexual en su atmósfera.

Rats!Rats!Rats!

Reconozco que Saturday Night Wrist (2006, Maverick Records) es el disco al que menos atención he prestado de la colección de esta banda, pero no vamos a negar que cuenta con sus puntos brillantes. Este corte en concreto recupera el voltaje de los Deftones más directos y rabiosos de sus comienzos, aunque poniendo por encima una capa de producción más propia de lo que han venido haciendo este siglo, dándole un acabado muy eficaz.

Elite

https://www.youtube.com/watch?v=zjWcjMm86mE

De vuelta a White Pony, imposible para mí dejar fuera de esta lista la canción que les sirvió en 2001 para ganar su único Grammy hasta la fecha, en la categoría de mejor interpretación metal. No obstante, no es por dicho premio (bastante irrelevante a nivel artístico en mi opinión) que decido traer ‘Elite’ a colación, sino porque es otra muestra de ese perfecto equilibrio entre cortes directos y experimentales que forman este trabajo, cayendo lógicamente en este caso del primer lado.

7 Words

Escrita por Moreno en su etapa adolescente, se trata de una de las piezas más contestatarias y rabiosa del conjunto, haciendo referencia a la lista de siete palabras que según George Carlin te podrían poner en apuros de pronunciarlas en televisión. Las inquietudes del joven que se siente incomprendido, oprimido y distanciado de la sociedad toman forma ruidosa, saturada y con voces cargadas de bilis.

Minerva

Se hace complicado usar este adjetivo para un grupo como Deftones, pero ‘Minerva’ me parece una canción realmente bonita. No cabe duda de que es atípica, hasta para el más singular de los discos de la banda californiana, delicada a su manera y con una melodía que casi se podría considerar apta para los oídos menos habituados a estas latitudes tan alternativas del rock. Precisamente por ello habrá quien reniegue de su inclusión en la lista, pero creo que su calidad está fuera de toda duda.

Be Quiet And Drive (Far Away)

Espoleado por el éxito de ‘My Own Summer (Shove It)’, este tema fue elegido como segundo sencillo para promocionar Around the Fur y no le fue nada mal. Es posiblemente la canción más madura de las que publicaron en los años noventa, tanto en sus formas como en el fondo, hablando de la necesidad de dejarlo todo atrás, de cambiar de vida, de coger el coche y conducir tan lejos como te sea posible. Con tan buena música como compañía, uno siente que podría llegar al fin del mundo.

https://embed.spotify.com/?uri=spotify:user:hipers%c3%b3nica:playlist:2papkfK43murfvgwKcMcNu

Anuncios