Las 13 mejores canciones de Amplifier

De bandas que se desinflan está la historia llena. Bandas que parecían nacidas para comerse el mundo y que pasados los discos acaban disipándose como se disipa una bebida carbonatada sin tamponar. No quiero decir que ésta sea la situación actual de Amplifier, pero si Sel Balamir y sus amigos no logran un cambio de tendencia en su próximo disco la cosa puede empezar a pintar algo negra.

Echo Street (2013, Kscope) y Mystoria (2014, Superball Records) nos muestran a una banda acomodada, a una banda que transita con el piloto automático sin demasiada ambición, más pendiente de la autocomplacencia que del alto nivel de exigencia que han acabado desarrollando sus seguidores. Esto no quiere decir que el futuro de Amplifier pinte a desastre ni que el presente lo sea, pero comienza a hacerse evidente que la carrera de los de Manchester pide a gritos un paso al frente, pide algo más que un par de buenos discos, de discos con los que cumplir expediente.

Evidentemente en el caso de los ingleses la sombra del debut es excesivamente alargada y los problemas con la industria discográfica y su impaciencia económica y artística han puesto de su parte, generando un estado de calma chicha a su alrededor que les hace más mal que bien, que ha acabado minando algo que para una banda de su talento debería ser fundamental, la autoexigencia.

Todo esto lleva si lo analizamos fríamente a preguntarse el por qué de su status y por qué hasta ahora no ha corrido peligro, manteniendo aún un buen número de fieles sin mayor cuestionamiento

Todo esto lleva si lo analizamos fríamente a preguntarse el por qué de su status y por qué hasta ahora no ha corrido peligro, manteniendo aún un buen número de fieles sin mayor cuestionamiento. Probablemente la respuesta se encuentre en las 13 canciones que vienen a continuación, la prueba de que Amplifier cuando quieren pueden, que lo suyo no es un problema de talento sino de su gestión, de compromiso artístico más que de compromiso de cada uno con la banda. Los dos últimos discos de los de Sel Balamir muestran la ausencia de plan a largo plazo, y cuando hablamos de una banda de su talento la falta de dirección puede acabar convirtiéndose en una realidad descorazonadora.

Afortunadamente Amplifier cuentan con argumentos y virtudes suficientes para cambiar la tendencia y no convertirse en Guti, aún no han comenzado a recibir pitos en la grada a pesar de que en Chamartín la gente comienza a moverse inquieta en sus asientos. De cara a su próximo ejercicio no pueden volver a ofrecer un disco de 7 cuando todos sabemos que pueden andar en el 8,5 sin despeinarse. No es una cuestión de mediocridad, es una cuestión de actitud, de dar lo que tienen sin guardarse nada, de destacarse entre bandas que deberían estar por debajo de ellos.

La prueba de que pueden hacerlo está en las siguientes 13 canciones, si lo hicieron en el pasado pueden hacerlo en el futuro, no me cabe la menor duda.

Motorhead

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=93386257/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=63b2cc/tracklist=false/artwork=small/track=2393047585/transparent=true/

Si me preguntasen por la principal virtud de Amplifier no me temblaría el pulso a la hora de afirma que son una de las bandas que mejor abren los discos de las surgidas en la década pasada. Prueba de ello es ‘Motorhead’ y la ascensión en intensidad que con este tema comienza, la elegancia de su inicio y el frenético juego con el pedal de efectos con el que corona. Y es solo el comienzo.

Matmos

Otro ejemplo de lo bien que abren los discos Amplifier es ‘Matmos’, canción que fue la carta de presentación de Echo Street y que, con diferencia, es su momento más inspirado. Huye de la nostalgia que desprende el resto del álbum volviendo a mostrar un ascenso en la intensidad que no estalla porque no lo necesita, canción contenida y que contiene, que demuestra la amplitud de registros que como banda poseen.

Procedures

https://www.youtube.com/watch?v=_tRvCG5pNWw

Y si de amplitud de recursos hablamos no podemos dejar fuera a un tema como ‘Procedures’, la famosa canción de la máquina de escribir. Deslucida en parte por lo deslucido de un disco como Insider (2006, SPV), pero que muestra la tercera cara de la banda inglesa, la cara juguetona que ofrece cara o cruz, siendo la cara el presente tema y la cruz un descarrilamiento como ‘Cats Cradle’.

The Octopus

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2453094301/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=333333/tracklist=false/artwork=small/track=299138809/transparent=true/

Quizás en mi crítica a Mystoria me ensañé demasiado con The Octopus (2011, autoeditado), un disco al que adoré en su momento pero que acabé abandonando por empacho. Supuso el primer ejercicio prog de los ingleses propiamente dicho, un disco de los de santiguarse antes de darle al play pues tiene tanto de paraíso como de penitencia. Y en la oscuridad opresiva de su tema homónimo se encuentran ambas realidades.

Close

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=61537851/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=e99708/tracklist=false/artwork=small/track=3017176837/transparent=true/

Como daba a entender en la introducción, Amplifier no son excesivamente buenos gestionando su talento, dando brillo a sus mejores temas. O al principio o al final, o a veces hasta fuera del álbum en cuestión. Éste es el caso de la magnífica ‘Close’, canción que dejaron fuera de Echo Street y que mejora a gran parte de lo contenido en el álbum.

Panzer

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=93386257/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=63b2cc/tracklist=false/artwork=small/track=1873709250/transparent=true/

En cualquier caso hay veces que ni la floja gestión del talento puede ocultar la evidencia, ‘Panzer’ cierra la brillante trilogía del debut de la banda de Sel Balamir siendo un tema de los de aparecer en enciclopedias, no por malabares sino por lo compacto y sólido de su conjunto, el acertado trabajo vocal y una sección instrumental que es una auténtica apisonadora sin volverse estruendosa

OMG

https://embed.spotify.com/?uri=spotify:track:6qPvzTCLjM630lpIYgcq9A

Decía en la crítica de Mystoria que en su quinto álbum los ingleses parecían empeñados en marcar distancias con respecto a un disco como The Octopus, empecinados por decirlo de alguna manera en desechar un planteamiento con el que pretenden hacernos creer que no se encuentran cómodos en la actualidad. ‘OMG’ les contradice, pues a pesar de ser algo más concreta que lo mostrado en el disco de 2011, la atmósfera del tema nos traslada directamente al álbum de portada en negro.

O Fortuna

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=3764071084/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=333333/tracklist=false/artwork=small/track=489067182/transparent=true/

Recuerdo y recordarán mis compañeros la tabarra que di con Amplifier cuando no era editor en esta casa, empeñado en que prestasen atención a los ingleses antes de que The Octopus fuese si quiera un punto en el horizonte. Les definía, acertadamente o no, como una mezcla entre Soundgarden y Porcupine Tree, como un cruce entre el Grunge, el Space Rock y el Prog. Insider fue su disco más puramente noventero, y ‘O Fortuna’ una brillante apertura poco recordada por lo fallido del álbum.

Mary Rose

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=1063867240/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=e99708/tracklist=false/artwork=small/track=3513973403/transparent=true/

Siendo Echo Street un disco en el que Amplifier pretendían reflejar sus raíces, tanto sus influencias como parte del material que el tiempo había dejado sepultado, la llegada del homenaje al prog clásico era inevitable. ‘Mary Rose’ fue su tributo al lado más teatral de aquella escena, al representado por Genesis y Pink Floyd. Y supuso un magnífico cierre para un álbum bastante irregular.

Black Rainbow

https://www.youtube.com/watch?v=wSsm1Bk-cPU

Otras de las claves en la carrera de los ingleses es el talento al mástil y al pedal de Sel Balamir, alejado pretendidamente del virtuosismo pero con una gran capacidad para generar riffs y desarrollos en los que el fuzz acaba siendo protagonista. Prueba de ello acaba siendo la condensada ‘Black Rainbow’, canción a la que no le habría venido mal respirar un poco más y con ello explotar con más fuerza pero que a pesar de todo constituye lo mejor de Mystoria.

UFOs

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=93386257/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=63b2cc/tracklist=false/artwork=small/track=951173264/transparent=true/

Otro gran cierre de álbum es ‘UFOs’, canción que pone el broche a un disco magnífico como es el debut de los de Manchester. Eran tiempos en los que Sel Balamir y compañía se lo tomaban con calma, dejaban fluir las ideas con naturalidad y las explotaban hasta el infinito. Según sus propias palabras hoy tocan para divertirse, antes lo hacían para dejarnos con la boca abierta, o al menos lo conseguían.

Fall of the Empire

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2453094301/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=333333/tracklist=false/artwork=small/track=2235798452/transparent=true/

Fundamental en la forma en cómo han acabado tomándose las cosas Amplifier fue todo lo que rodeó a un disco como el lanzado en 2011, las disputas económicas y los excesos compositivos subyacentes. Puede haya acabado dándolo a entender y me veo en la obligación de desmentirlo, The Octopus es un disco magnífico, víctima de lo que le sobra pero al que ahora me veo echando de menos. A veces parece ir a ninguna parte pero, como sucede en ‘Fall of the Empire’, si el camino es así de estimulante da igual cuánto tardemos en llegar a la meta.

Airborne

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=93386257/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=63b2cc/tracklist=false/artwork=small/track=456520538/transparent=true/

Y para el final queda el TEMA, la canción con la que me atrevería a resumir la carrera de Amplifier por mucho que realmente no la resuma. Cuando me preguntan qué considero que es un muro sonoro siempre pongo este tema como ejemplo, a todo lo que sucede después del minuto 5:58, una absoluta locura de las que apabullan, de las que te hacen declarar amor a una banda por mucho que acabe convertida en Guti pudiendo haber sido Beckembauer.

Puede que Amplifier no vuelvan nunca a sonar como lo hicieron en su debut ni a reventar amplificadores como lo hicieron en ‘Airborne’, pero solamente por haber compuesto un tema de la altura de éste ya puedo decir que su carrera ha merecido la pena. Ojalá vuelvan en cualquier caso.

[Escucha la lista en Spotify]

Anuncios