Mala cosa que hayan tenido que llegar Dover para poner orden y darnos la canción más insoportable y risible de este verano 2010. Y no porque uno confiase en ellos, sino porque este verano está siendo de lo más extraño: si hasta agosto no llega una canción odiosa de verdad, es que el mundo de la música lleva perdiendo el tiempo tres meses o más. Se ha perdido el punch: ya no se hacen canciones malas como las de antes.

Veamos: ¿Tenemos que odiar el ‘Waka Waka‘? Hombre, Shakira lleva un tiempo trabajando duro por alzarse con el podio de reina chunga de cualquier fiesta. La Loba, nuestra loba, creó un himno desastroso para el Mundial, pero se hace difícil odiarlo después de que la Selección se proclamase campeona del Mundo (mundial, claro). Ya puestos, es más fácil odiar el apelativo de “La Roja” que al Waka Waka, incluso aunque la canción de Shakira le haya quitado esa onomatopeya a Pacman en la cultura pop.

¿Así que en serio no hay más canciones para odiar o reírse del ridículo espantoso de quienes las perpetran (a la vez que piensas que si te las ponen en la madrugada, fijo que las bailas)?

Está complicado: Yolanda Becool y su ‘Papanamericano’ sería sería candidata si, personalmente, la original de Renato Carosone no fuese una de las canciones más divertidas de la historia.

¿Y el ‘Wavin’ Flag’ en el que ha participado Bisbal…? Pues… asumámoslo, no es tan digna de merecer nuestro odio como otras con las que el ex-rizos nos ha martirizado en veranos anteriores. Ponedla junto al ‘Bulería’ si tenéis dudas.

En plena fiebre mundialista, los hay que se lo están currando para salir de su agujero. Ahí tenemos a los Sobraos, quienes aconsejados por nuestro compañero y tocayo Natxo decidieron sacar jugo al beso del verano (AKA Iker besa a Sara y JJ Santos llora de emoción) con ‘Un beso muy happy’. Poca cosa: esto le daría grima hasta a una orquesta, pero le falta gancho y no está patrocinada por Jorge Javier Vázquez. Sobraos, buscaos buenos padrinos.

Los hay que quieren sacar negocio de esto. Bueno, todos quieren hacerlo, pero es más insoportable si detrás está Pablo Motos. Que King Africa se haya juntado a Trancas y Barrancas para cantar una oda a la ‘Horchata de Chufa’ es una miseria moral para la BOOOOOMBAAA pero nada más, porque Vampire Weekend hicieron algo así en invierno y sin hormigas de por medio.

Tenemos también espacio para el inglés guachugüeí, que siempre cotiza en estas fechas y que, al contrario que otras veces, no viene patrocinado por OT. ‘Sick of Love’ tiene el apoyo de Antena 3 y el enésimo programa de chistes donde el humorista ríe más que el público. Pero, ¡eh!, una vez más en esto Dover arrasan: ¿para qué volver a cantar en inglés chungo cuando puedes pasarte al Bangra? Eso sí mola.

Y no, ni siquiera Lady Gaganos azota demasiado. ¿Qué pasa? ¿Que es verdad? ¿Que hay que asumir que ya no se hacen canciones como las de antes? ¿Ni siquiera las malas? A ver: enumerad vuestros odios y dadme una razón por la que Dover no se merezcan el podio veraniego.

Más en Hipersónica | Las peores canciones del verano

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments