«Todas las canciones son de amor» se suele expresar con desdén a la hora de hablar de música moderna pero… ¿es realmente así? ¿Dominan el amor o los sentimientos positivos la música de hoy día? La ciencia ha querido dar respuesta a estas preguntas y los resultados les demuestran que nada más lejos.

Los investigadores Alberto Acerbi, de la Universidad Brunel de Londres, y Charlotte Brand, de la Universidad de Exeter, han hecho un análisis «sentimental» de las canciones más populares desde 1965 hasta nuestros días. Para ello, han recogido las canciones que han poblado el Billboard Hot 100, empezando por ‘I Can’t Get No (Satisfaction)‘ de The Rolling Stones y terminando con ‘Uptown Funk‘ de Mark Ronson y Bruno Mars, y analizar sus letras para ver si incluían más términos positivos o negativos. En total se han analizado unas 150.000 canciones cantadas en inglés y los resultados son reveladores, mostrando una mayor tendencia a la negatividad con el paso de los años.

En su artículo publicado en Aeon se pueden ver las tablas y gráficos con los resultados, mostrando cómo se han pasado de las 450 palabras asociadas a sentimientos negativos en 1965 a las más de 700 palabras en 2015. Mientras tanto, las palabras asociadas a sentimientos postivos bajaron de 1.750 en 1965 hasta las 1.150 en 2015. Algo a tener en cuenta, como apuntan en el estudio, es que siempre hay mayor número de palabras que podemos asociar a sentimientos positivos que palabras asociables a la negatividad.

Mientras tanto, especificando en palabras más comunes y claras, puede verse como el uso de la palabra «love» (amor) fue en ascenso hasta 1980, cuando empezó a descender de manera continua hasta un ligero repunte iniciado poco antes de 2010. Por otro lado, el uso de «hate» (odio) en las canciones fue creciendo gradualmente, con un ascenso pronunciado a partir de la década de los 90 y con nuevas cimas cada año.

El estudio se ha centrado en los términos empleados en las letras de las canciones, pero otros análisis independientes estudiaron más de 500.000 canciones lanzadas en el Reino Unido desde 1985 hasta 2015, que empleaban algoritmos que incluían en el análisis elementos como el tempo o la tonalidad de la canción, y se ha mostrado un incremento de los tempos más lentos y con mayor números de tonalidades menores, que se perciben más sombrías que las tonalidades mayores.

¿Qué motivos pueden explicar estos datos y este fenómeno? Los investigadores apuntan a diferentes causas, como una propagación mayor de contenido negativo en contraste al contenido positivo, el funcionamiento de la industria anterior a 1980 que daba preferencia a un tipo de canciones más positivas, la mayor posibilidad de difusión de otro tipo de música mediante otros canales de distribución (desde los cassettes al streaming) e, incluso, los cambios sociales que ven más aceptable la expresión de los sentimientos negativos. Todo, por supuesto, son hipotesis para intentar explicar unos cambios que, como demuestra el estudio, se han producido ante nuestros ojos de manera gradual.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments