Habíamos dejado el repaso a las mejores canciones de Bob Dylan en reposo tras repasar veinte de ellas y, prácticamente, sin haber entrado ni en la mitad de su discografía. Hoy continuamos la lista con una de las más duras diatribas amorosas de la historia del pop; con una canción supuestamente de arrepentimiento que en realidad guarda un doble fondo; con un repaso a lo peor de EEUU; con Kiko Veneno y con un sonoro “que te den” dedicado a medio Greenwich Village.

30. It Ain’t Me, Babe (1964)

Go away from my window

Leave at your own chosen speed

I’m not the one you want, babe

I’m not the one you need

You say you’re lookin’ for someone

Who’s never weak, but always strong

To protect you and defend you

Whether you are right or wrong

Si en ‘Girl From North Country’ permanece el misterio de quién inspiró aquella preciosa canción de amor, con ‘It Ain’t Me Babe’ nunca ha habido demasiadas dudas. Suze Rotolo, su novia entre los 20 y los 23 años, fue su musa aquí, y de hecho Dylan compuso la canción en un viaje a Italia a visitar a Rotolo, que estudiaba Arte en la Universidad de Perugia.

De Rotolo, que murió en 2011, Dylan recuerda en Chronicles la emoción de verla por primera vez:

“Desde el principio no pude apartar la vista de ella, era lo más erótico que había visto jamás. Tez blanca, pelo dorado, de raíces totalmente italianas. Comenzamos a hablar y me volvió loco. La flecha de Cupido había pasado silbando cerca de mi oreja en varias ocasiones, pero esta vez me dio de lleno y me lanzó por la borda”

A priori, ‘It Ain’t Me Babe’ es una canción de arrepentimiento: “no soy lo que buscas y siento que sea así”. Ayudan los tristísimos arpegios de guitarra. Pero según avanzan las estrofas, a este Dylan se le nota que, en realidad, tiene bastante que echar en cara: ni él va a ser nunca el que acuda cada vez que le llama ni va a desaparecer por completo en los deseos y órdenes de la chica.

You say you’re lookin’ for someone

Who’ll pick you up each time you fall

To gather flowers constantly

And to come each time you call

A lover for your life and nothing more

But it ain’t me, babe

Lo que era una canción de ruptura triste se convierte de nuevo en un dardo inquisidor. La gente no cambia por amor, chica, y menos si pides cosas tan absurdas. No, no, no.

29. Positively 4Th Street (1965)

En 1965, Dylan estaba enchufado, y no hablo de su guitarra. Apenas unos meses después de ‘Like A Rolling Stone’, se metía de nuevo en el top ten USA con ‘Positively 4th Street’, una canción sin estribillo lanzada fuera de sus discos, sólo como single, que además rompía con todo lo que se esperaba de un éxito del pop en su letra. Dylan se ensaña contra un hipócrita que dice ser su amigo mientras le da puñaladas traperas por la espalda.

You got a lotta nerve

To say you got a helping hand to lend

You just want to be on

The side that’s winning

Como en ‘Rainy Day Women’, aquí a Dylan también le dicen “buena suerte” aunque en realidad le desean todo lo contrario. Y en plena retahíla de mal rollo y salivazos, le dedica un sútil “te jodes” a alguien que, por el título de la canción, vivía cerca de él: 4th Street es uno de los lugares claves de Greenwich Village, donde Dylan y muchos otros artistas folk vivieron y se labraron la fama.

And now I know you’re dissatisfied

With your position and your place

Don’t you understand

It’s not my problem?

Musicalmente, Al Kooper es, una vez más, el pilar indiscutible de una canción sorprendentemente suave para el contenido que carga. Acompañándolo en todo momento con una melodía chispeante, el contraste es acusado. Esto es un chicle que se masca para ser escupido, directo a la cara de quien o quienes lo hayan inspirado:

You’d know what a drag it is

To see you

28. Stuck Inside With The Memphis Blues Again (1966)

Al Dylan de mediados de los 60 había dos cosas que le encantaban: hacer canciones largas y hacerlas con un toque sarcásticos o directamente humorístico. En 1966, en medio de una sesión de grabación de unos pocos días de la que también salieron ‘Vissions of Johanna’ y ‘Leonard-Skin Pill-Box Hat’, nacieron los siete minutos de ‘Stuck Inside of Mobile With The Memphis Blues Again’.

Estas nueve estrofas son, dentro de ese subgénero que son las canciones largas de Dylan, algunas de las más amables que el músico tocó en aquella época. Su colchón instrumental no es para nada agresivo, el órgano de Al Kooper está continuamente remarcando el azúcar de la melodía, y toda la banda parece más empeñada en sonar amable que en sonar triste, al contrario de lo que un blues les exigiría.

Hay en todo “Stuck Inside of Mobile…” cierta sensación de que cualquier cosa que se hubiese subido en la mezcla sería perfecta, cambiaría la manera de escuchar e interpretar la canción y sería protagonista. Si en vez del discurso abigarrado de Dylan hubiese sido el órgano de Kooper, o la inquieta batería de Kenny Buttrey o las guitarras de McCoy y Wayne Moss.

Hay alguien que lo entendió perfectamente, como tantas otras cosas: nuestro Kiko Veneno, que la hizo suya para siempre.

27. Blind Willie McTell

Seen the arrow on the doorpost
Saying, “This land is condemned
All the way from New Orleans
To Jerusalem”
I traveled through East Texas
Where many martyrs fell
And I know no one can sing the blues
Like Blind Willie McTell

‘Blind Willie McTell’ tiene todas las papeletas para estar lo más alto posible en cualquier lista de Dylan: la profunda tristeza con la que está interpretada y cantada, la historia que Dylan afronta en ella y el hecho de ser uno de sus descartes más famosos, una canción injustamente maltratada por el propio autor hasta que decidió sacarla oficialmente a la luz.

Este repaso a la esclavitud, a la historia oscura de EEUU y a su relevancia en la música que nos ha llegado quedó fuera de Infidels en 1983, pero Dylan la incorporó a sus directos casi desde el primer día. Gracias a eso, la mitología en torno a ‘Blind Willie McTell’ creció hasta que fue publicada en el primero de los Bootleg Series.

La canción, que Dylan consideraba una demo, son seis minutos de hondura, una de las últimas joyas de la corona, y cuenta con el acompañamiento de Mark Knopfler a lo largo de muchos versos que crecen desde una melodía sacada del standard blues ‘St. James Infirmary’.

26. Idiot Wind

I noticed at the ceremony

Your corrupt ways had finally made you blind

I can’t remember your face anymore

Your mouth has changed, your eyes don’t look into mine

Escribir una canción cuando odias a alguien suele salir mal. Escribirla cuando aún estás en plena discusión es, por definición, una mala idea. ‘Idiot Wind’ es Dylan odiando a la que aún es su esposa, Sara. Es Dylan poniendo negro sobre blanco todo lo que piensa de ella cuando la bronca entre ambos aún no ha terminado. Es Dylan intentando fingir que va a hablar del mundo en general, de la estupidez de todos, pero poco a poco abandonándose a no hacer disgresiones y a centrar su odio en ella.

Es @Dylanenfurecido: “eres idiota, chica, es una maravilla que sepas cómo respirar”. Me jodiste la vida, se la jodiste a los que más quiero, le has dado la vuelta a todo y lo que estaba bien ahora está mal y en realidad ya no hay nada que vaya bien.

I can’t feel you anymore
I can’t even touch the books you’ve read
Every time I crawl past your door
I been wishin’ I’ve been somebody else instead

Ese ‘Idiot Wind’ se cuela por todos los rincones de una relación, va contaminándolo todo y ahora todos los recuerdos se han vuelto amargos. Y, sin embargo, aunque te odio… también he decirlo que lo siento.

You’ll never know the hurt I suffered
Nor the pain I rise above
And I’ll never know the same about you
Your holiness or your kind of love
And it makes me feel so sorry

Eres idiota, chica, pero lo cierto es que, en última instancia, los dos lo somos. El amor es, cuando se termina, una puta mierda. Y aunque hay muchas canciones que hayan intentado plasmar eso, pocas lo han hecho justo en el mismo momento en que la discusión está en el punto álgido y las lágrimas y la rabia no dejan de salir. ‘Idiot Wind’ estremece, y hasta da pudor, por eso.

Las 50 mejores canciones de Dylan

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments