Con la formalización del Brexit, el Gobierno Británico ha establecido su nuevo sistema para regular la inmigración mediante un plan por puntos que ya está causando polémica. Este plan, por supuesto, también afectará a todos los músicos y artistas que quieran actuar y/o hacer gira por el Reino Unido, algo que se temían desde el momento en el que se planteo el Brexit unilateral.

Los músicos europeos de fuera del Reino Unido necesitarán aplicar por un visado de nivel 5 una vez se termine el periodo de transición del proceso en diciembre de este 2020. Este visado requiere un pago de 244 libras, además de un certificado de patrocinio y demostrar, 90 días antes de aplicar por el visado, que cuentan con unos ahorros de al menos 945 libras.

A pesar de la existencia de un permiso especial de 30 días, muchos músicos han expresado que el proceso para adquirirlo es tan laborioso y agotador que optan por no requerirlo. Además, el mencionado permiso descarta en sus requisitos a las bandas que planeen continuar su gira fuera del Reino Unido.

Desde la sociedad de músicos británicos se muestran «profundamente decepcionados [con la decisión] y solicitaremos al Gobierno que reconsidere nuestra propuesta de un visado de dos años y múltiple entrada. Como dijo el ex-ministro del departamento digital, cultura y deportes, Nigel Adams, ‘las giras son el alma de la industria'».