Anuncios

Lasers — Exchange Levels: equilibrando la falta de potencia con mayor sensibilidad house

El trío catalán Lasers debutó con Juno en 2011 en un gran trabajo de synth pop repleto de ritmos hipnóticos y brillantes en lo que uno no podía más que agitar la cabeza de arriba abajo. Tras las buenas sensaciones, en este 2013 ha llegado su segundo larga duración, Exchange Levels, desde el sello también catalán Irregular Label. Aunque no llega a la magnitud de su hermano mayor, está a la altura y ofrece más dosis de synth pop repleto de vitalidad, sonidos tropicales y espíritu con ganas de darlo todo en la pista.

Exchange Levels, buen segundo trabajo, ligeramente inferior al debut

A pesar de que sobre el papel, el synth pop que practican Lasers no es ninguna fórmula especial, pues repite patrones tradicionales del género, sí que posee ese grado de cierta epicidad y beats muy marcados que acaban enganchando a la primera de cambio, dejando que el álbum se gaste sin que te des ni cuenta; va como la seda. Va bien para iluminarte la recta final de verano que te queda, si es que vives en una zona afortunada en lo que al clima se refiere.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=4155333765/size=medium/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/t=3/transparent=true/

Y hablando del clima de Lasers, si en el debut la repetición era uno de los pilares fundamentales de su arquitectura sonora, que constantemente impregnaban las canciones ‘machacando’ con ritmos hipnóticos, en este Exchange Levels el trío barcelonés se acerca a ambientes pop más corpulentos, ya sea desde un prisma más funk o más house. En cualquiera de ambos casos, con una máxima bastante simple, disfrutar de buenos momentos. Y se cumple. Es cierto que no en todos los pasajes, pero sí en la mayor parte del disco, que cuenta con unas secciones vocales impresionantes. Rezuman ese poderío de las voces femeninas negras que se alzan con poderío para dejarte acojonado. Si le sumas algún beat marcado ya tienes lo que buscabas: electrónica de baile de fácil consumo y efectivo resultado.

Sin grandes pretensiones, han elaborado de nuevo ocho canciones, esta vez con un minutaje más bajo, reduciendo la velocidad de esas cajas de ritmos pero aumentando notoriamente el peso de la voz, algo que sigue convenciendo. Con todo, se echa en falta que hayan decidido simplificar algo más su fórmula, podría haber sido interesante ver cómo se defendía el grupo explotando los continuos loops noiseros de temas como ‘Tech Noir’. Pero quizá en otro momento, ahora es momento de centrarse en el espíritu de Chicago y la elegancia de sus nuevas producciones.

Equilibrar menos potencia con voces femeninas y toque house

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=4155333765/size=medium/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/t=6/transparent=true/

El triplete de arranque del disco engancha de primeras con la elegancia de un house de salón, bajos que se autoproclaman primos hermanos del funk y ritmos que crean adicción por los beats tan marcados de piezas como ‘As You Want’, que con cierta reminiscencia al debut por esos loops, se distingue de ellos con mayor suavidad y eficientes toques de piano. Pese a un digno inicio para abrir el disco, es a partir del tercer corte donde vemos qué es lo que han buscado Lasers con este elepé. En ‘Come Over’ encontramos esa composición perfecta que todo amante del buen house y synth pop disfrutará: una señorial sección vocal, arreglos luminosos y alegres y ese groove que tan bien funciona en una terraza al amanecer. De lo mejor del disco.

Composiciones como esta última, donde convergen varios recursos y técnicas que hacen del synth pop algo muy destacable y del house una herramienta de bienestar tan efectiva, no se repiten a lo largo de Exchange Levels, pero sí se le acercan bastante. La prueba fehaciente está en cortes como ‘Dimensions’, con ritmos tropicales a lo Delorean a la que se le podría haber sacado más jugo porque cuando parece que va a explotar de intensidad vuelve a retomar la llanura. Aun así, de las que más se desmarcan del disco. Más acercamientos a ese house selecto, cocido a fuego lento para disfrutar de todas sus aristas, lo encontramos sobre todo en ‘Bird Feeder’, con una cuidada evolución que marca los tiempos de la intensa elegancia final.

Si algo me ha gustado especialmente de este trabajo con respecto al anterior, y es sin duda un avance, es el mayor peso de las secciones vocales, y si son femeninas, mejor. Tenemos synth pop y house para todos los gustos; con y sin voz pueden sonar sensacionales. Pero cuando las incluyen, podemos llegar a momentos de éxtasis porque están aderezados todos esos recursos que suponen un sello distintivo. Por ejemplo en el caso de ‘Weightless’, en colaboración con Merche Blasco, el tema no hubiera tenido el mismo efecto sin la parte humana. Y el otro distintivo que me sigue gustando de Lasers, es la canción que cierra los álbumes, que suele salirse algo del margen y sonar más contundente. ‘Levels’ es un buen sello para despedir el álbum, haciendo su particular agua de Valencia en la que añadir cajas de ritmo, una capa de ambient y arreglos funk en su interior.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=4155333765/size=medium/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/t=7/transparent=true/

7/10

Es interesante la evolución que ha tenido Lasers desde su EP, en el que se acercaban a sonidos más en las coordenadas del post-rock y de sus compañeros de sello The Suicide Of Western Culture. Han abandonado más intensidad de la que mostraban en el debut, para acercarse a un synth pop que sigue sonando grandilocuente por momentos, junto a un house de bella factura que recuerda sobre todo a bRUNA y en ocasiones a Delorean por su vitalidad y toques tropicales. En cualquier caso, Exchange Levels se trata de un buen segundo trabajo, a la altura de las circunstancias, con temas realmente buenos, y certificando lo que ya sabemos desde hace tiempo: que la electrónica de Catalunya goza de una excelente salud.

Anuncios