Linkin Park lanzaron el que es hasta la fecha su último disco en septiembre de 2010. A Thousand Suns sorprendió a propios y a extraños y causó una reacción bastante polarizada entre sus seguidores, debido en gran parte al cambio de rumbo que plantearon en él.

A pesar de que conservaron rasgos fundamentales de trabajos anteriores en temas como ‘Blackout’ o ‘Waiting For The End’, Linkin Park arriesgó dando una vuelta de tuerca necesaria para revitalizar su estilo y para buscar nueva atención de un público diferente. Pero parece que el resultado o bien no los ha terminado de convencer o bien los ha dejado con ganas de más, ya que según declaraciones de Chester Bennington, la banda se encuentra ya en el estudio grabando su nuevo álbum.

Mike y yo estamos ya en nuestros estudios — la tecnología, gracias a Dios, ha llegado al punto de que lo que solían ser tres armarios de equipo del tamaño de un frigorífico y toda una mesa del tamaño de una cama de matrimonio caben en mi mochila — y estamos trabajando en nuevos temas mientras conducimos en el coche camino de un concierto o en nuestra habitación de hotel, y cuando llegamos a casa, todo el mundo trabaja allí.

Con cuatro discos en diez años, llama la atención que vayan a acelerar el ritmo justo ahora, pero resulta que Linkin Park se ha fijado otra meta, la de sacar un nuevo álbum cada 18 meses, y para conseguirlo, según Bennington, van a sacrificar parte del tiempo que dedican a ir de gira. Un error, si me lo preguntáis a mí, ya que es en el escenario donde un grupo demuestra realmente lo que vale y más ahora, con la crisis del modelo de negocio discográfico, pero parece que ellos también se cansan de pegarse la paliza.

[Sacar un disco cada 18 meses] sería la hostia. Ir de gira durante 2 años es espantoso. Cuando íbamos de gira durante dos años incluso la persona más resistente del grupo, al final, terminaba siendo un puto desgraciado.

Ponerse plazos es un arma de doble filo. Por un lado, tienes el estímulo de la fecha límite, que te ayuda a no perder de vista que el mercado es una auténtica vorágine y que si dejas escapar la ventana de tiempo que todo grupo tiene para sacar su siguiente disco te vas al garete, y por otro, la presión puede ser una losa insuperable a la hora de forzarse a sacar nuevo material. Aunque si se ven capaces, bienvenidos sean.

Vía | Gigwise >> Rolling Stone

En Hipersónica | Linkin Park — A Thousand Suns: un viaje difícil de olvidar

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments