Lisabö — Animalia Lotsatuen Putzua: ¿cómo se dice “feroz” en euskera?

Hasta hace unos días, mi principal candidato para mejor disco nacional de 2011 era Material Defectuoso, de los incombustibles Extremoduro, pero entonces Lisabö se cruzaron en mi vida y todo cambió. La inevitable pregunta que me vino a la cabeza escuchando por primera vez su Animalia Lotsatuen Putzua (El pozo de los animales avergonzados), y por extensión al propio grupo, fue: ¿cómo se me habían escapado hasta ahora?

Es cierto que lo de escuchar música en euskera para quienes no conocemos el idioma y no entender una sola palabra puede echar bastante para atrás de primeras, pero dejando a un lado esa barrera de entrada, es la calidad del grupo irundarra lo que se acaba imponiendo por fuerza bruta. Porque cuando una canción es buena, lo es independientemente del idioma en que esté escrita. Y os digo ya que estas canciones son muy buenas.

Lanzado a principios de este mismo diciembre, estamos ante su cuarto disco de estudio, que llega cuatro años después de Ezlekuak. En esencia, sigue la misma fórmula de aquel trabajo que mi compañero probertoj ya definió como “una obligación”: ferocidad en el espíritu, rudeza en las formas, talento en la aplicación y éxito en los resultados.

Con Lisabö como principales referentes

https://www.youtube.com/embed/iaYkCQDYt74

Se puede hablar de numerosos referentes, especialmente del sonido post-hardcore y también del lado más cañero del post-rock, pero lo cierto es que escuchando el disco y repasando su discografía con detenimiento, se hace evidente que su principal referente son ellos mismos. Y lo cierto es que no necesitan a nadie más para marcarse un nuevo ejemplo de actitud y calidad.

Aunque en anteriores esfuerzos se han atrevido con otros idiomas, vuelven a cantarlo todo en euskera, tirando de nuevo de los textos de Martxel Mariskal. Vuelven también a apostar todo a la potencia, a darle con toda la energía posible a las guitarras para exprimir los altavoces al máximo. E incluso cuando deciden conceder algunos instantes de calma, se nota que de fondo está bullendo una rabia que explotará en cualquier momento.

Crudos y elementales, tal y como refleja a la perfección su estupenda portada. Sobran los artificios cuando hay argumentos suficientes para decirlo todo directamente, tirando de músculo y de un sonido debidamente editado para que tanta energía no acabe convertida en una bola de ruido.

El placer de descubrir sin prejuicios

https://www.youtube.com/embed/EiRH-l1IkNc

El cambio más significativo con respecto a los anteriores Lisabö viene en el formato de las canciones, que se reducen en cantidad y aumentan en metraje, haciendo así que éstas puedan crecer más y hacia estructuras más amplias. El cambio le sienta bien a la fórmula, y con seis cortes que superan los cuarenta minutos, el álbum se mueve en una duración perfecta para no quedarse corto y sin embargo dejarnos con ganas de más.

9/10

Igual que El Camino llegó en diciembre y se convirtió en mi álbum internacional del año, Animalia Lotsatuen Putzua se ha revelado a última hora del año como lo mejor que he escuchado en el panorama nacional de 2011. Mañana mismo lanzamos nuestra lista conjunta de mejores discos españoles del año y desde luego éste merece estar bien arriba. Que lo haya conseguido o no ya es otra cosa, pues ya sabéis que no depende solo de mí.

Anuncios