Anuncios

Lo mejor de 2006: mejor canción internacional

El público manda y vosotros habéis decidido que Supermassive Black Hole, de Muse, sea la mejor canción de 2006 para Hipersónica. Por ello me toca ahora enfrentarme a la tarea de escribir unas cuantas líneas sobre semejante delirio. El de Muse, digo, que no el vuestro al elegir el tema.

Recuerdo que los primeros comentarios cuando se oyó Supermassive Black Hole fueron “Muse van de Britney Spears” o “¿Pero qué mierda es ésta?”. Y ahora, unos cuantos meses después, ya ven los resultados: el tema es un gran éxito y ha sido aceptado por la mayoría de sus fans.

Confieso que no trago a Muse. No puedo con los excesos vocales del Bellamy, ni tampoco con su actitud tan cercana a los grandes dinosaurios de los 70. Ni, mucho menos, acepto que un día el Melody Maker (hoy desaparecido) intentará vendérmelos en un reportaje sobre nuevas bandas británicas como los sucesores de Radiohead.

Nunca han tenido que ver nada, excepto ciertos tics y fraseos vocales. Si acaso Muse son como los Simple Minds: un grupo excesivo, de tendencias mesiánicas y afán de megaestrellas del rock de grandes estadios.

Sus directos, que a todo el mundo le parecen lo más, para mí son puras exhibiciones de virtuosismo instrumental (sí, son buenos tocando, muy buenos) camuflando el vacío más absoluto.

http://www.youtube.com/v/Xsp3_a-PMTw

https://www.youtube.com/v/Xsp3_a-PMTw

En ambas, todos los excesos de los que hace gala la banda (y que tanto gustan a sus seguidores) alcanzan la cúspide. Aquí, en concreto, gracias a un falsete digno de Prince y a una sensibilidad pop fuera de toda duda. Son como los Stone Temple Pilots del Tiny Music… Songs From The Vatican Gift Shop. Y aunque sea incapaz de entrar en el significado concreto de versos como “Glaciers melting in the dead of night / And the superstar sucked into the supermasssive”, les reconozco su efectividad y su capacidad para ejercer de ganchos.

Pues sí, han vencido a todos. Pocos artistas se atreverían a sacar como primer single algo que mostrara tan a las claras sus virtudes y defectos y que, además, estuviese tan alejado de su propio estilo. Al llevar al extremo sus propios personajes, Muse posiblemente sí se merezcan un título tan grandilocuente como el de “Mejor canción internacional”.

Por cierto, el resultado de las votaciones fue tal que así:

1. Super Massive Black Hole — Muse (31,4%)
2. Crazy — Gnarls Barkley (26,5%)
3. Dig — Incubus (12,7%)
4. The Blues Are Still Blue — Belle & Sebastian (10,7%)
5. Broken Boy Soldiers — The Raconteurs (5,8%)
6. Going Against Your Mind — Built To Spill (4,3%)

Escucha la ganadora | Supermassive Black Hole
Y ahora su vídeo | Supermassive Black Hole — Muse (Youtube)
Lo mejor de 2006 | Mejor disco nacional
Mejor grupo/solista internacional

Anuncios