Si lo llego a saber, no incluía a White Lies entre estos 5 candidatos a confirmación del año. Dentro del mismo palo de grupos oscurotes que beben de las mismas aguas que otros tropecientos grupos británicos y americanos de la década de los 00s. Y bueno, su debut era bastante más sólido que el de White Lies, aunque más irregular que el de, por ejemplo, Editors.

Sin embargo, y apadrinados por Alan McGee, demostraban una concepción musical propia, conjugando la herencia ruidosa de The Jesus and Mary Chain con las armonías de las girl groups de los 60, sin dejar de lado una hipotética mezcla de Oasis pasados por el shoegaze, con gusto por la majestuosidad de unos temas robustos y por una épica que en ocasiones recuerda a los U2 de los últimos 80 (en las guitarras). Y aquel debut tenía algunas canciones destacables, como el trío inicial de ‘Football & Flower Tops’, ‘Geraldine’ y ‘It’s my own cheating heart that makes me cry’.

Tras haber teloneado a Kings Of Leon, y con cambios en la formación (la batería abandonó en marzo de 2010, siendo sustituida por Jonna Löfgren), afrontan esta reválida con un nuevo disco producido por Flood (U2, Depeche Mode). Tengo curiosidad por ver cómo suenan (esperemos que no pierdan ni la intensidad ni el gancho de ciertos temas de su debut, como éste que os dejo.

Vía | NME
Vídeo | Vimeo
Más en Hipersónica | Glasvegas — Daddy’s Love

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments