Locrian — Return to Annihilation: he tenido una ECM

Y voilà, como era de espera Locrian lo han vuelto a hacer. Return to Annihilation es mucho mejor de lo que esperábamos de este grupo que ha hecho del drone-noise su cabeza de batalla. El trío de Chicago vuelve a sentirse cómodo en terrenos pantanosos, alejados de los convencionalismos, practicando una música incómoda elaborada en una batidora en la que también entran retazos de doom, oleadas de shoegaze, detalles de post-rock y flashes de black metal. Y así escapan a las banales etiquetas, aunque la que mejor encaja en sus canciones es la de épica.

Return to Annihilation, un disco conceptual sobre un cataclismo que acaba con nuestra civilización

Steven Hess, André Foisy y Terence Hannun grabaron Return to Annihilation en Electrical Audio, el estudio de Steve Albini en Chicago. Se trata de un disco conceptual sobre un cataclismo que acaba con nuestra civilización, y el arte gráfico que vemos en la portada del fotógrafo Richard Misrach da en el clavo. Parece sacada de un fotograma de La niebla, la adaptación de la novela de Stephen King por Frank Darabont.

Y no solo eso, las imágenes que les ha preparado Aleks Slota para el vídeo de ‘Eternal Return’ han recogido perfectamente las sensaciones que uno tiene al escuchar la música de Locrian. Nuestro espíritu ha abandonado nuestro cuerpo y vuela por encima del suelo en blanco y negro en una casa abandonada envuelta en misterio. Sentimos escalofríos, hay sensación de que algo extraño va a ocurrir. Y esas voces escabrosas, cuasi espectrales, no ponen paz en el ambiente. Hemos tenido una ECM (experiencia cercana a la muerte).

Y tras esa andana de drone-noise o noise-drone, como se prefiera, en Return to Annihilation, un título inequívoco del concepto que el trío quiere trasmitir, llega ‘A Visitation From The Wrath of Heaven’ pone un poco de calma con una jam muy ambiental, cinematográfica, solo interrumpida al final por un cataclismo en forma de torrente de lava. Y en ese caos entramos en ‘Two Moons’ y ese zumbido como de faro del fin del mundo por encima de guitarras acústicas y una batería que encapsula el ritmo.

Esto también se puede llamar drone

‘Return to Annihilation’, tema que da título al disco, surje de un bucle de ruido que va siendo más agónico conforme van transcurriendo los minutos, desembocando en un vibrante pasaje de post-rock/metal experimental glorioso. En ‘Exiting The Hall of Vapor And Light’ llega un remanso de paz, es post-rock tejido simplemente a base de un colchón de electrónica y una guitarra haciendo punteos. Hay mucho enigma en este corte que nos ha hipnotizado.

9/10

En ‘Panorama of Mirrors’ Locrian siguen investigando el ruido a base de crepitaciones, ruido que casi llega a molestar, antesala de una parte mucho más doomy y espeluznante, agónica si cabe, que en directo podría dejarnos la boca abierta con ese final. ‘Obsolete Elegies’ cierra esta colección con una intro muy amable, acústica pero con sintetizadores ondulantes creando espacio. Quince minutos para dejarnos embobados con la técnica y ese drone-noise épico, aquí con muchas referencias prog, que va engordando conforme pasan los minutos hasta conseguir introducirnos en un estado de seminconsciencia, o de locura, según el receptor.

Locrian — Return to Annihilation Tracklist

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=3587522302/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/transparent=true/

Anuncios