Qué bonitos son los matrimonios cuando funcionan. Cuando existe entendimiento mutuo y dos personas recorren a la par un mismo camino. Es lo que ocurre con la sociedad creada por Jeremiah Jae y L’Orange. Los dos parecen fundirse a lo largo de The Night Took Us In like Family (MMG, 2015), logrando presentar un trabajo muy bien hilado y con un notable desarrollo conforme discurren los cortes. Además, consiguen que te lo creas.

Para ello el primero ha renunciado a su faceta de productor en este LP en favor del segundo, concentrándose exclusivamente en el apartado lírico. Una apuesta al 50% que sale ganadora. Un planteamiento que bien llevado es la mejor forma de plasmar un concepto en un solo vinilo y convencer. La unión de dos fuerzas que saben lo que buscan y también la forma de alcanzarlo. Un método que posibilita un entendimiento mutuo de necesidades, donde el uno le da al otro lo que demanda en cada momento.

Viaje hacia las sombras

El trabajo codo con codo de Jeremiah Jae y L’Orange tiene como fruto un álbum inquieto, siempre en movimiento. The Night Took Us In like Family es una exposición de estados de ánimo que puede incitar a la diversión en sus primeros compases pero que finaliza en la más densa oscuridad. Conforme se desarrolla se van atravesando distintos capítulos, cada cual más sombrío, en un itinerario muy bien delimitado. No se trata de una transición brusca sino que progresivamente las nubes se posan sobre el cielo hasta taparlo por completo. La estructura del LP, dividido en cinco partes -de las cuales solo cuatro se completan-, facilitan y realzan el viaje.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2319511040/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=655325540/transparent=true/

‘Part One: Introducing A Conspicuous Man’ abre este álbum. La parte de más color que tiene como telón de fondo el anuncio de un flechazo. Jeremiah Jae y L’Orange anuncian su llegada bajo claras melodías de jazz y de soul, dibujando como escenario la primera mitad del siglo XX, cuando el futuro delictivo de una ciudad se decidía en tabernas junto a timbas de póker. De fondo, una orquesta amenizaba la velada al ritmo de saxos, un piano, algunas trompetas y un contrabajo. Si recordamos como detalle que los orígenes del MC se sitúan en Chicago, podemos hacernos una idea clara del paisaje. No obstante, dicha trama solo puede ir a peor.

Es con ‘God Complex’, la segunda parte, con la que se anticipa el declive. Los ritmos comienzan a bajar de tono, las expresiones felices se tuercen y las primeras nubes se posan en lo alto. Jeremiah Jae se muestra endiosado, como un anti-héroe, por lo que cierta alegría y soberbia dan algo de color a un ambiente que empieza a secarse. Toda esta presentación cinematográfica se ve acrecentada por parte de la labor de L’Orange, quien introduce como constante sampleos de conversaciones extraídas de películas que tratan dicha temática. A veces introducen los temas, otras sirven como estribillo y en ocasiones como cierre. Podría parecer un recurso repetitivo pero sabe jugar con los momentos y los tiempos.

A lo largo de los dieciocho temas que componen The Night Took Us In like Family solo encontramos dos colaboraciones, una en cada uno de los dos primeros capítulos. Detalle poco banal puesto que tras la llegada del tercero el grado de profundidad aumenta, a la par que su oscuridad, y sería incompatible la convivencia junto a un invitado. De nuevo, el título es toda una declaración de intenciones. En ‘The Damning’ las canciones se ensombrecen y los sonidos se ensucian. Apenas quedan unos pequeños brochazos de lo que fueron los primeros ritmos.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2319511040/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=426115989/transparent=true/

7.3/10

Sin embargo, es con ‘Revenge & Escape’ donde esta idea toma altura y bien podría ser clasificada como la antesala del infierno. Los sonidos se diluyen hasta incluso introducir sonidos que evocan a la paranoia. Es en este momento donde se alcanza un clímax cocinado a fuego lento desde el principio. Sin ser conscientes, hemos estado virando nuestro rumbo hacia el abismo.

Llega en el último de los capítulos, del que tan solo conocemos su prólogo. ‘Part Five: Macabre’ cierra este álbum, dando la sensación de anunciar algo. Pero no es así. Este corte supone la parada en la que apearse. Fundido a negro y paso a los créditos de The Night Took Us In like Family.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments