Que la arruga es bella es algo socialmente aceptado pero que nadie se cree. Si no, no tenéis más que ver la cantidad infame de dinero que se gastan las estrellas en estirarse los pellejos hasta quedar irreconocibles. ¿Dónde quedaron aquellas pieles tersas, aquellas melenas tupidas, aquellos ojos sin patas de gallo?

Atrás. Quedaron muy atrás, y no todo el mundo ha envejecido con la misma donosura con la que aleteó cual viril o grácil mariposilla en los sesenta, setenta y ochenta — dependiendo del grado de vejestoriedad del individuo en cuestión. Los años, como digo, no pasan en balde, más aún si has llevado una vida viciosa y disoluta — quién la pillara — olvidándote de comer verduritas y de hacer ejercicio fuera de la cama. Si no lo creéis, preguntádselo a estos antiguos rapaces y jovenzuelas.

Rod Stewart

No es que fuera un galanazo cuando tenía veinte añitos, pero lo cierto es que a Rod Stewart se le notan los años encima del escenario, y sobre todo, las juergas de fuera de las tablas. Con sesenta y cinco años que tiene el caballero, últimamente se dedica a hacer versiones de canciones de toda la vida. Una especie de Luis Cobos en modo rock.

David Bowie

David Bowie nos daría para un post dedicado exclusivamente a sus cambios de imagen, sobre todo cuando le daba por tirar de maquillaje y colorete en aquellos años ochenta de difícil recuerdo. Atención a la cara de churumbel que tenía cuando dio sus primeros pasitos en el mundo de la música. Comparado con el problema de brillos faciales que parece tener ahora, casi hubiera sido mejor que no se quitara los polvos compactos.

Courtney Love

Este caso es algo particular, porque lo cierto es que Courtney Love tampoco ha sido nunca un bellezón. Pero ahí donde otras han madurado con los años como el buen vino, la viuda de Kurt Cobain se ha avinagrado en todos los sentidos. Estilismos imposibles acompañados de un pelo que no ha visto el cepillo en años, y para completar, esa mueca permanente que tiene tan desagradable que hace que la pobre se haga todavía más difícil de ver. Afú.

Sonny Bono

Aquí lo fácil habría sido poner a la más que recauchutada Cher, a quien dio la fama cuando la morena sólo contaba con dieciséis añitos y él ya parecía un poco abuelete. El pobre hombre murió hace unos años en un accidente de esquí, pero lo cierto es que sus fotos de juventud, antes de convertirse en político — vueltas que da la vida — son de lo más bizarro que he visto en mucho tiempo.

Jon Bon Jovi

Este es un claro ejemplo de lo mucho que se puede hacer cuando cambiamos no sólo de estilo musical, sino que también invertimos un dinerillo en un estilista que nos aconseje quitarnos el cardado jevimetalero de los ochenta y los pantalones pitillo. Eso, claro está, y las raciones de botox con pala y carretilla que el ex-rockero lleva en la cara.

Pronto volveremos con otra entrega bizarra, centrada en nuestro colectivo musical español, que con la Movida Madrileña a sus espaldas, ni imagináis la cantidad de material aprovechable que hay por ahí.

¡Gracias a Jarkendia por el soplo!

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments