Tras el empacho navideño y toda esa serie de recopilatorios y ediciones especiales que cada año aparecen por estas fechas con la etiqueta de bonito regalo, toca volver a la normalidad y pensar en qué nos deparará todo este nuevo año que tenemos por delante.

Personalmente me gustaría descubrir muchas nuevas bandas, tanto nacionales como internacionales, que se dejen de imitar a los grandes y nos ofrezcan algo nuevo para dar en los morros a todos aquellos que dicen que ya está todo inventado. Lógicamente no os voy a hablar de ellas, pero sí de cinco artistas consagrados de quienes espero con mucha impaciencia su nuevo trabajo porque tengo la intuición de que, de alguna manera, nos van a sorprender.

5. Joe Crepusculo — El Caldero

Porque con él se reabrirá el debate sobre si lo de Crepus es una tomadura de pelo o no y esta vez tampoco nos pondremos de acuerdo, o entras en su juego o te parecerá el disco más churrero del año. En realidad en eso consiste y para ello solo tienes que fijarte en la portada de El Caldero que ya conocemos. A ver quien supera eso.

El disco llegará muy pronto, el próximo 6 de febrero, y es totalmente necesario para comprobar si se mantiene al mismo nivel de su doblete en aquel año Crepus (2008) en el que publicó Supercrepus y Escuela de Zebras y hasta la Rockdelux los colocó en el primer puesto de su lista de los mejores discos a nivel nacional.

Su pasó por Canadá este último año no le sentó muy bien, aunque es cierto que muchos lo que estamos esperando son nuevas canciones. A ver ahora con Mushroom Pillow, solo espero que no se deje llevar, que siga siendo siempre él y nosotros podamos seguir defendiendo que no hay trampa ni ningún tipo de pose, que Crepus es así y listo.

4. Madonna

Creo que a Madonna le toca disco bueno y saldar la deuda con todos sus fans de aquel Hard Candy que no cumplió las expectativas. Han pasado cuatro años, los mismos que ha necesitado Lady Gaga para intentar escalar a ese codiciado trono de reina del pop y ha llegado el momento de dejar bien claro quien apoya definitivamente su culo en él.

A finales de este mismo mes de enero conoceremos la versión definitiva de su primer single ‘Gimme all your Love‘ del que ya se ha filtrado alguna versión. Con M.I.A. y Nicki Minaj de colaboradoras el tema puede ser todo un hitazo rompepistas hasta que llegue el esperado disco en marzo. Sí, necesitamos por lo menos otro Confessions on a Dance Floor y sobre todo que venga de gira a nuestro país y por fin ver en directo todo su espectáculo. Se va a hablar mucho de Madonna este año y yo no puedo evitar sentir mucha curiosidad. Va a estar divertido.

3. Lambchop — Mr. M

Que Lambchop saquen nuevo disco siempre es una buena noticia y al menos yo tengo muchas esperanzas puestas en él.

El que será su undécimo disco de estudio ‘Mr. M‘, cuatro años después de OH, verá la luz el 20 de febrero, está dedicado al fallecido Vic Chesnut y por primera vez en dieciocho años Kurt Wagner ha escrito en una de sus letras la palabra “amor”.

Espero que los de Nashville sigan ampliando esa lista de motivos por las que nos tienen enganchados y que su gira por nuestro país, un mes después de su nuevo lanzamiento, sea de esas que recordemos al final del año, y, porque no, al final de nuestras vidas. Creo que me he pasado.

2. Animal Collective

Otro que puede ser una gran sorpresa es el nuevo disco de Animal Collective y el sucesor a ese Merriweather Post Pavilion de 2009 que si nos ceñimos a la cantidad de bandas que han imitado su sonido debería haber sido el disco de su consagración definitiva.

En sus manos está romper con todo (y ellos son capaces de hacerlo) y que por fin dejemos de oír mantras hipnóticos, africanismos y otros exotismos electrónicos. Atentos a este disco porque puede ser todo un catálogo de tendencias de lo que vamos a escuchar los próximos años o desenamorarnos para siempre de la moda juvenil.

1. Mark Lanegan Band — Blues Funeral

Mark Lanegan es LA VOZ y punto. Si encima su nuevo disco va a ser tan roquero y salvaje como el único tema que conocemos de él ‘The Gravedigger’s Song’, con el que arranca, no tengo ninguna duda de que podemos estar ante uno de los mejores discos de todo este 2012.

Para mí, al menos, Blues Funeral, su primer disco desde 2004, firmado ahora por Mark Lanegan Band es, sin duda, el disco que con más ganas espero. Ya queda menos, su lanzamiento está previsto para el 6 de febrero y en marzo podremos volver a verle en directo donde gana muchos enteros. Este tío impresiona. De verdad, no os lo perdáis y dejaros guiar por su voz. Por cierto, ¿ha muerto el Blues?

En Hipersónica | Los discos más esperados de 2012