El Reino Unido llega a Navidad con mayoría absoluta del gobierno tory de Boris Johnson y el Brexit por fin a la vuelta de la esquina, tras años de idas y venidas, dimes y diretes que han polarizado la sociedad. Y un grupo de gente ha decidido que no hay mejor Navidad que esta para conseguir que Jarvis Cocker sea número uno en unas fechas tan especiales.

Pero no con una canción nueva, sino con su ‘The Cunts Are Still Running The World’, el emblemático himno con el que Jarvis dejaba claro que seguíamos dejando a la gente equivocada que guiase nuestros destinos. Como en la subtrama de Love Actually en la que el viejo rockero triunfa con ‘Love is All Around Me’, la campaña quiere propulsar a Jarvis con su mensaje de que “el amor no sé, pero los gilipollas sí que están a nuestro alrededor”.

En la campaña cuentan ventas y también reproducciones digitales, pero antes de que os lancéis a darle al repeat a la canción en vuestros streamings favoritos (cuyas compañías también están dirigidas por gilipollas), tenéis que saber que solo cuentan las reproducciones hechas en UK. Así que usad un vpn, gilipollas.