Los grupos con las mejores fotografías promocionales

Las fotos promocionales que se hacen los grupos son una estupenda forma de expresión más allá de la música, pero no todos saben aprovechar todo el potencial que éstas tienen. De hecho, la inmensa mayoría de bandas recurre a fotografías clónicas basadas en los estereotipos que identifican el género musical al cual pertenecen.

Todos estamos acostumbrados a la clásica fotografía promocional del grupo pop donde vemos a cada miembro mirando para un lado distinto, como pensando en lo suyo, o las que se hacen los grupos de metal, todos de brazos cruzados y con cara de mala leche (aunque eventualmente, alguno sale haciendo los cuernos y gritando). Hay grupos cuyo estilo musical podrías adivinarlo simplemente viendo las instantáneas con las que se presentan.

Pero entre toda esta colección de poses repetitivas, encontramos a algunos músicos que sí ponen bastante interés en las fotografías que les identifican, buscando ofrecer con ellas algo de frescura y originalidad. Como es algo que me atrae bastante, se me ha ocurrido recopilar en un artículo a los grupos que en mi opinión mejor lo hacen con sus fotos promocionales, aunque espero que vosotros aportéis más en los comentarios. Vamos con ello.

Rammstein

Estos alemanes siempre se han preocupado por no dejar indiferente a nadie con su música, con las portadas de sus discos, con sus actuaciones en directo, y por supuesto, también con sus instantáneas. En honor a la verdad, hay que decir que las que se hacían en sus primeros tiempos eran bastante sosas, pero con el paso de los años han ido ganando en originalidad, e incluso en provocación.

Ya sea vestidos como soldadas rusas de primera mitad de siglo, o convertidos en ejecutivos que huyen de un toro en el ruedo, las fotos de Rammstein pueden ser las más divertidas o las más impactantes. Es de esperar que con la llegada de su nuevo disco nos llegue una nueva hornada, aunque cualquiera se pone a imaginar con qué temática.

The Who

Convirtieron la bandera del Reino Unido en un símbolo que llegó más allá de las fronteras nacionales, e hicieron de ella un icono del rock poniéndosela por manta. The Who tienen sus fotos de pose normales y corrientes, pero también tienen una buena colección de lo más simpáticas, y es por ello que no he podido resistirme a ponerlos aquí.

La banda ha pasado por muy diferentes etapas, y esto queda reflejado también en sus fotografías promocionales, pero yo me quedo con las que les representan en su faceta más desenfadada.

Gnarls Barkley

Imposible no reírse con las estrafalarias pintas que gasta la extraña pareja cuando dicen de ponerse delante de una cámara, demostrando que andan sobrados de sentido del humor. La Naranja Mecánica, Tron, Superman o Pulp Fiction son sólo algunas de las muchas hilarantes transformaciones que nos han ofrecido. Lo que sea con tal de salirse de lo convencional.

El elenco de disfraces de Danger Mouse y Cee-Lo Green también sale a relucir en sus conciertos, añadiendo así un punto más de diversión a una música que ya es bastante amena de por sí. Una forma tan válida como otra de dar que hablar.

Sun O)))

Si alguna vez vas paseando por un frondoso bosque, y ves aparecer entre la niebla a un par de monjes con guitarras eléctricas a cuestas, no te sorprendas: son Sun O))). Eternamente encapuchados, han conseguido convertirse en una formación bastante popular dentro de un género tan poco digerible por las grandes masas como es el drone metal, y saber jugar con su imagen también ha influido en ello.

Ese aura de misterio que envuelve al dúo, se hace totalmente palpable en sus inconfundibles y espectaculares fotografías de presentación, que van mucho más allá del clásico grupo de metal de tintes oscuros.

Eagles of Death Metal

Como su música, las fotografías de este proyecto musical dirigido por Josh Homme y Jesse Hughes son irreverentes, frescas y divertidas, tomándose a sí mismos tan poco en serio como nos tienen acostumbrados. Ese mismo tono que hizo que alguien con mucho menos humor como Axl Rose los definiera como “the Pigeons of Shit Metal”, pero que a mí personalmente me encanta.

Ya sea fingiendo que han sido sorprendidos en su camerino con una groupie algo pasada de rosca, o luciendo de los más señoriales con tronos dorados y búhos disecados, la pareja siempre buscará arrancarnos una sonrisa al ponerse frente al objetivo de la cámara.

Joy Division

Es una debilidad personal, supongo, y por eso no puedo dejarlos fuera de esta lista. A simple vista, las fotos de Joy Division no son mucho más especiales que las de cualquier otro grupo de la época, pero observándolas puedes percibir esa misma desolación espiritual que los hizo únicos.

Marcos en los que ellos casi parecen invitados no deseados, siempre distantes y faltos de color. Joy Division fueron irrepetibles, y el recuerdo visual que nos queda de ellos también.

Björk

Se hace difícil imaginar una fotografía de la islandesa que no impacte, llegando a unos niveles de exceso visual que, cuando funcionan, pueden llegar a ser muy espectaculares. Pero este afán por resultar llamativa también se traduce algunas veces en fotografías de lo más horteras, las cosas como son.

En cualquier caso, está claro que no es el equilibrio lo que busca Björk, la cual siempre ha demostrado desmarcarse del clásico retrato del músico solista. Por las fotografías verdaderamente buenas que circulan de ella, y no por los engendros que también hay, aparece en esta lista.

The Beatles

Podríamos decir que ellos fueron quienes enseñaron el camino a seguir en este terreno, demostrando a sus contemporáneos hasta qué punto se podía sacar provecho a su imagen. Cada una de las fotografías de The Beatles son verdaderos iconos de la cultura contemporánea, totalmente reconocibles hasta por los menos amantes de la música.

Las hay simpáticas y desenfadadas, y también las hay de pretensiones serias. Podrán gustar más unas u otras, pero la huella que el cuarteto de Liverpool dejó en este terreno es innegable.

The White Stripes

Y me dejo para el final a unos verdaderos maestros en este terreno, The White Stripes, quienes han sabido como nadie dar una fuerte personalidad a sus retratos. Las situaciones en las que se nos han presentado son de lo más dispares e incomprensibles, pero contando siempre con un estilo particular que las hace fácilmente reconocibles.

De hecho, es fácil incluso averiguar al lanzamiento de qué disco se corresponde cualquiera de sus fotografías de un solo vistazo. Si hay un conjunto que ha puesto siempre atención a estos detalles, insignificantes para la gran mayoría, son ellos.