Los invisibles: de momento, poca chicha

Los invisibles, ya lo contó Koala, son el grupo paralelo que dos componentes de Los Planetas (el fundador Florent y el llegado a mitad de camino Banin) se han montado para dar rienda suelta a algunas de sus melodías perdidas. A priori, la cosa pintaba bien, sobre todo teniendo en cuenta de que por allí pasea también un Lori Meyers y de que la banda podría servir para dar salida a las canciones más pop de Los Planetas, habida cuenta de los vericuetos por los que discurre la carrera de éstos.

Pero será mejor guardar los elogios para cuando se los merezcan. De momento, lo que encontramos detrás de Los Invisibles y de las cuatro canciones que deja oír su myspace es pop rock con vitaminas (un poco de powerpop por aquí, un poco de distorsión noise por allá) en el que hay más ruido que nueces.

Si las voces ya echarán el freno a muchos (ni siquiera tienen el atractivo nasal y mal cantado de Jota), las canciones se ocuparán de hacer el resto. Temas como La invasión de los bulánicos se oyen en cualquier local de ensayo de jovencitos púberes influidos por Los Planetas; algo que no está mal de por sí (de madurar siempre se tiene tiempo), a no ser que seas alguien de la propia banda. Entonces, te caes con todo el equipo.

007 en Siberia podría dar el pego, incluso cantada por el propio Jota no desentonaría entre algunos de las buenas canciones de Los Planetas. El vellocino plateado es Los Planetas con el piloto automático puesto (justo lo peor que les puede pasar a los inquietos componentes del grupo granadino). Pero son Hikikomori y la ya citada La invasión… las que echan definitivamente para atrás.

Todo demasiado blando. Todo demasiado previsible. Esperemos que estas cuatro canciones sólo sean un primer paso mal dado que ha podido ser escuchado en todo el mundo gracias a (o más bien por culpa de) myspace. A veces, las cosas deben madurarse en la intimidad.

Myspace | Los invisibles

Anuncios