Anuncios

Los mejores conciertos de 2011 para Koala

Hablar de los mejores conciertos del año es aún más relativo que hacer una lista con los mejores discos. Al final te limitas a opinar sobre aquellos a los que has podido asistir y en mi caso, aunque no han sido pocos, prácticamente no me he movido del País Vasco.

Estoy convencido de que si hubiera visto a Pulp en el Primavera o a The Cure en Londres estarían en lo más alto de esta lista. Tampoco vi a Coldplay en Las Ventas ni en Springfield pero sí en el BBK Live y me aburrí tanto que no van a aparecer por aquí. También quiero aclarar que para mí un concierto es mucho más que el sonido que percibimos en una determinada sala o festival, es la conexión con el público, el ambiente que se crea en torno a él, esa sensación con la que te quedas cuando ellos se van, el recuerdo posterior… un montón de cosas. Por todo esto prefiero hablar de los mejores momentos que he vivido este 2011, los que sé que se quedarán grabados en mi memoria.

10. Arcade Fire (Guggenheim, 13–07–2011)

Lo peor que te puede pasar antes de ir a un concierto es que tengas las expectativas muy altas y las mías con Arcade Fire sobrepasaban todos los límites permisibles. Sin ninguna duda era la banda de la última década a la que más ganas le tenía y a punto estuve de desplazarme hasta Madrid a verles, rajándome a última hora porque estaba convencido de que no podían tardar mucho en aparecer por aquí.

Así fue y en un escenario de lujo destinado en exclusiva a los grandes eventos. ¿Acaso no lo fue? Sí y no. Personalmente no consiguió transmitirme nada de lo que siento cuando escucho (sobre todo) sus dos primeros discos. Un volumen demasiado bajo y ellos que no creo que tuvieron su mejor día. Pero bueno, son Arcade Fire y por fin este año conseguí quitarme la espinita de verles en directo, por lo que creo que se merecen (aunque sea con calzador) entrar en este top. Lo siento por el doblete que hizo Javiera Mena en Bilbao que se ha quedado fuera.

En Hipersónica | Arcade Fire, crónica de su concierto en Bilbao (Guggenheim, 13–07–2011): mejor en casa

9. Kitty, Daisy & Lewis (Kafe Antzokia, 02–08–2011)

Lo de la familia rockabilly puede ser todo lo falso que quieras, todo esté calculado al milímetro para intentar darnos el pego y trasladarnos a los años 50, pero consiguieron hacerme vivir el domingo más divertido de todo el año.

Seguramente muy pronto se desinflen y nos aburramos de ellos, de hecho su segundo disco ya no tiene la misma gracia, pero en directo resultan tan frikis que poniendo un poquito de tu parte es muy fácil sentirse dentro de una peli de John Waters y, sin darte cuenta, notar que se te van los pies y ya no puedes detenerlos.

En Hipersónica | Kitty, Daisy & Lewis en concierto en Bilbao (Kafe Antzokia, 02–08–2011): Modern Family años 50

8. Blondie (BBK Live, 13–07–2011)

Lo de Blondie entraría directamente en el apartado de esos conciertos que tienes la seguridad de que jamás vas a ver y tampoco los vas a echar en falta. Y de repente allí aparece Debbie con sus 66 años recién cumplidos enfundada en buzo naranja y encadenando hitazo tras hitazo de esos que no pueden faltar en ningún recopilatorio de los ochenta.

Y se atreve con el ‘Fight For Your Right (To Party)’ de los Beastie Boys y resulta ser el concierto más divertido de todo el BBK Live, quien lo iba a decir, y vuelves a ver sus fotos de joven y te vuelves a enamorar.

En Hipersónica | BBK Live 2011: Viva la vida (to party) (Crónica del jueves 7 de julio)

7. Battles (Kafe Antzokia, 07–04–2011)

Por divertidos, por saber sacarle todo el partido a dos pequeñas pantallas de leds, por llenar el escenario de tal forma que parecen que están tocando diez, por que se les ve tres buenos tipos que disfrutan con lo que hacen y porque estaba ya harto de que todo el mundo me contara lo bien que se lo pasó con Battles en este o aquel festival y yo no poder opinar.

Ahora su último disco Gloss Drop, con la mejor portada del año y dos de los mejores videoclips de 2011, me parece aún más grande y la próxima vez que tenga ocasión de verles no lo dudaré lo más mínimo. A ver si hay suerte y caen este verano en algún festival.

En Hipersónica | Battles en concierto en Bilbao (Kafe Antzokia, 2–12–2011): rock matemático y yo de letras

6. Nacho Vegas (Kafe Antzokia, 07–04–2011)

Nacho Vegas juega en otra liga dentro de la escena indie nacional y donde mejor se nota lo bien que ha crecido es en directo. A sus discos les seguiremos criticando por parecerse o alejarse demasiado a lo que ya conocemos, probablemente nunca consiga sacar una sola canción que supere las que ya tiene pero volver a disfrutarlas en sus conciertos es todo un lujazo.

En la presentación de La Zona Sucia en el Antzoki hubo mucha magia, él y sus músicos sonaron impecables y todos sus fans volvimos a salir de allí encantados otra vez. Espero que haya muchas más, por lo menos una cada año.

En Hipersónica | Nacho Vegas en concierto en Bilbao (Kafe Antzokia, 07–04–2011): ya es un clásico

5. Mogwai (Kafe Antzokia, 25–10–2011)

Probablemente el de Mogwai sea uno de los directos más intensos que podamos ver en este momento. Con un volumen atronador los de Glasgow son capaces de traspasar todos los límites sonoros cuando estás convencido de que no se puede ir más allá, garantizando que ese pitido constante en tus oidos va a hacer que te acuerdes de ellos durante unos cuantos días.

Uno de esos conciertos que es imposible que te deje indiferente. Si no puedes con ellos, ellos pueden contigo y te hacen abandonar la sala. No recomendable por las autoridades sanitarias.

En Hipersónica | Mogwai en concierto en Bilbao (Kafe Antzokia, 25–10–2011): revienta tímpanos

4. Astrud & Col.lectiu Brossa (Auditorio Bizkaia Aretoa, 14–4–2011)

Seguramente el de Astrud & Col.lectiu Brossa haya sido el concierto más bonito en el que he estado este año. A Manolo y Genís tampoco había tenido ocasión de verles en directo y aunque al principio me frenaba un poco la idea de verles junto a este colectivo de músicos, me equivoqué, sus canciones adquieren una nueva dimensión y se convierten en obra de arte.

Ni un solo pero, todo fue perfecto: el sonido, el setlist, las introducciones de Genís y las salidas de Manolo. Qué grandes son y qué diferentes a todo lo demás.

En Hipersónica | Astrud & Col.lectiu Brossa en concierto en Bilbao (Auditorio Bizkaia Aretoa, 14–04–2011): delicatessen de filosofía pop

3. Motörhead + Judas Priest (BEC, 31–7–2011)

Lemmy es Dios. Me atrevería a decir que es una de las mayores leyendas vivas del rock y Motörhead era otra de mis grandes asignaturas pendientes que por fin he podido saldar este año. En concierto es imposible que defrauden porque sabes exactamente lo que te vas a encontrar, toda la potencia, volumen y esencia del rock interpretada por tres tíos modestos, muy lejos de parecer estrellas, que al igual que muchos de sus seguidores han hecho de esto su verdadera religión.

Y de postre unas Judas Priest que anunciaban que se despedían para siempre y ahora parece que se quedan un poco más. Mejor así, sin prisas, en su concierto en el BEC, de dos horas y cuarto, demostraron que siguen estando en forma, que lo de Rob Halford está muy cercano al glam y que recordar cada una de sus míticas portadas es pasear por toda tu vida, desde cuando eras un mocoso y pensabas que no podía haber nada más duro que esto y los Iron Maiden.

2. Deerhunter (Kafe Antzokia, 13–4–2011)

Dejarse llevar por los mil y un recovecos por los que se mueven Deerhunter en sus directos es una experiencia inolvidable. Si encima vienen para presentar su enorme disco Halcyon Digest todo se hace más hipnótico, placentero y perturbador.

Bradford Cox es desde ya una de las grandes mentes creativas de la última década, el tío no para, pero personalmente siempre le preferiré con sus Deerhunter.

En Hipersónica | Deerhunter + Lower Dens en concierto en Bilbao (Kafe Antzokia, 13–04–2011): noise y nueces

1. Suede (Bilbao BBk Live, 8–7–2011)

Prometo volver a creer en todas aquellas reuniones de bandas míticas, un puñado de años después y sin tan siquiera regresar con nuevo material. Me da igual aquello de que en su momento eran mucho mejor, yo solo se que tener la oportunidad de ver a Suede en directo es lo mejor que me ha pasado en todo el año frente a un escenario.

Brett Anderson lo dio todo y más, se convirtió en Bowie, en Raphael, no paró de bailar, saltar, tirarse por el suelo, pero, sobre todo, volvió a emocionarnos con cada uno de sus hitazos como si de repente tuviáramos quince años menos y nos sintieramos tan jóvenes. Gracias.

Ya que en nuestro cuestionario no hemos incluido este apartado puedes aprovechar por aquí para contarnos cual ha sido tu concierto del año.

Vídeo | Youtube

En Hipersónica | BBK Live 2011: embowiados (Crónica del viernes 8 de julio)

Anuncios