Anuncios

Los mejores discos de electrónica de 2014

Tras doce meses de una ingente cantidad de álbumes, epés, singles y cantidad de lanzamientos escuchados, llega el momento de la verdad para Hipersónica y la electrónica. Veinte discos que expresan, en mayor o menor medida y dependiendo de qué pie cojee cada uno, lo mejor del género durante este año. Obviamente faltan algunos, a unos no hemos llegado y otros simplemente no llegan. Es la consecuencia de tantas publicaciones en un género en el que cada vez hay más ramificaciones, sellos y plataformas en los que indagar.

Propuestas innovadoras, otras que tienen una nueva etiqueta pero que tienen poco de novedoso, y discos que están confeccionados bajo patrones prototípicos. Y todo en un año que no ha sido tan espectacular como 2013, pero en el que ha habido también importantes regresos. Pero de eso hablaremos próximamente en el repaso anual, tal y como hicimos el año pasado. Allí irán esos que no llegan o a los que no hemos podido llegar. Así que dejémonos de preámbulos, aquí va la variada lista de este 2014 que en breves se irá a la acequia.

20. Objekt — Flatland

objekt-flatland

“Sobre todo las raíces de los temas están más trabajadas que a lo que nos acostumbra, donde ahora esos bombos secos que vertebran su melodía no son los únicos protagonistas. Las ambientaciones experimentales que acompañan durante todo el álbum le dan un plus que era más difícil de encontrar en epés y demás. Ya al principio del LP tenemos pruebas de ese pequeño cambio que le da mucho empaque al disco y que es el que cambia la perspectiva de tener algo nuevo que mostrar para el debut en largo”. (Ferraia)

Una canción: ‘Strays

19. Zamilska — Untune

zamilska-untune

“En Untune demuestra tener bien aprendida la lección de industrial, con bombos que golpean con la insistencia de un martillo hidráulico, pero que sin embargo no son la única correa de transmisión que acaban activándote las neuras. Aunque es el hilo conductor, la productora polaca adereza sus melodías con ambientes infecciosos, varios efectos en primera línea que no adoptan un papel secundario y que ayudan a crear esa sensación perturbadora que sobrevuela tu habitación cada vez que el disco está sonando”. (Ferraia)

Una canción: ‘Revival’

18. Xtrngr — Climbing

xtrngr-climbing

“Y ese género en el que transita sin encasillarse, fluyendo por las diferentes coordenadas que teje su discurso sonoro, es la IDM en general, aunque no sólo le da a lo experimental, también hay destellos de bass music. A pesar de adoptar estos discursos en un mismo disco, se trata de un álbum repleto de detalles en el que encontrar quirúrgicos detalles, algo de melodía y muy buenas ambientaciones”. (Ferraia)

Una canción: ‘All Down

17. Arca — Xen

arca-xen

“En definitiva, se trata de un prometedor álbum de debut, aunque en realidad Arca no tenía que demostrar nada. Ha ejecutado en formato LP las técnicas que ha venido poniendo en práctica en sus epés y en su mixtape. Sólo que con una producción más pulida, eso sí. Y en un sello importante. Glitch hop o wonky, que cada cual etiquete como le dé la gana, pero a base de arpegios, percusión hipnótica, algún break y otros tantos recursos, Arca ha estado a la altura de lo esperado”. (Ferraia)

Una canción: ‘Thievery

16. Kangding Ray — Solens Arc

kangding-ray-solens-arc

“Un álbum en el que el francés deja que la vena germana invada su música para construir bellas edificaciones que entre la claustrofobia más agobiante, distorsiones cubistas y piezas más clasicistas y sutiles, convierta este espacio en una interesantísima obra de arte en la que sumergirse en cada matiz que lo enaltece como uno de los discos de electrónica más llamativos de lo que llevamos de año”. (Ferraia)

Una canción: ‘Amber Decay

15. Gazelle Twin — Unflesh

gazelle-twin-unflesh

“En su debut se adentraba en los pantanosos terrenos del art pop más experimental en un buen y prometedor arranque, pero en la segunda mitad el disco se diluía. Hoy, esa suerte de synth pop claustrofóbico, hilvana al fin todo el disco, inyectando tensión al oyente por su inquietante representación, a veces cercana al witch house, otras veces más cerca de postulados art pop, o incluso con amagos de industrial. Como decíamos, un álbum que fusila varios géneros y no se casa con ninguno. El único patrón que rige su música es un teclado oscuro y la catarsis que puede provocar en tu cabeza”. (Ferraia)

Una canción: ‘Anti Body

14. Perc — The Power & The Glory

perc-the-power-and-the-glory

“Como una pelea a vida o muerte en la que no hay posibilidad de perdón, Perc ofrece un álbum radical en el que no hay término medio, o te machaca o te deja descansar en paz. En cualquier caso, polos opuestos sonoros. Un discurso político que es difícilmente trasladable a este techno industrial sin vocal. Pero podemos representar esas bases de cacofonía autechriana como la rabia ante ciertos políticos. Y esa violencia sí la podemos apreciar en el disco. Esa esa la premisa de Perc, arrollar. Hay momentos en los que parece poseído por una EBM letal que descarga sobre tu cabeza de forma irreversible un yunque en forma de marcados bombos: a momentos actuales cada vez más extremos, techno extremista”. (Ferraia)

Una canción: ‘Take Your Body Off

13. Untold — Black Light Spiral

untold-black-light-spiral

“Uno de esos álbumes que podrían ser la banda sonora de un psiquiátrico. Techno en su faceta más experimental, violento pero sin el motor 4×4, con golpes arrítmicos que surgen cuando menos te lo esperan, dispuestos a tirarte de la silla, si es que puedes aguantar sentado ante tanto nervio y una mínima sensación de locura transitoria que te ronda por la cabeza unos instantes. Gran debut”. (Ferraia)

Una canción: ‘Strange Drems

12. Ekoplekz — Unfidelity

ekoplekz-unfidelity

“Unfidelity es un álbum más corto de lo normal para el inglés, -sólo once temas- en los que se aleja de coordenadas experimentales más radicales y se aferra a un sonido que flota entre el dub y capas de ambient, en el que se agarra a deformaciones sonoras que no renuncian a la melodía. Seguimos hablando de un trabajo complejo, pero su tratamiento con cacharros analógicos y sus infiltraciones en oscuros pasadizos lo convierten un disco en el que pasar horas y seguir descubriendo nuevas texturas a cada rato”. (Ferraia)

Una canción: ‘Tuning Out

11. Vessel — Punish, Honey

vessel-punish-honey

“El inglés ha dejado la parte más experimental para echar en un recipiente una gran dosis de sexo, efectos sucios y un músculo electroacústico que le ha permitido inyectar una vigorosidad de la que su música carecía. El resultado, muy bueno. Si bien el debut ya era para fumar en pipa, con Punish, Honey tenemos una serie de escaramuzas epatantes que esquivar, secuenciadores ardiendo y percusiones épicas que nos presentan al demoledor nuevo Vessel”. (Ferraia)

Una canción: ‘Red Sex

10. Fennesz — Bécs

fennesz-becs

“Donde otros artistas caen en la autocomplacencia con este tipo de discos, acabando por aburrir debido a líneas ambientales monotemáticas y a las que se les saca poco lustre, Fennesz consigue mantenerse vivo, y bien vivo, muchos años después. Un trabajo corto, siete canciones, en las que se dedica a mostrar su versatilidad, entre drones noise, recursos glitch y melodías desdibujadas que se diluyen para traer de regreso al mejor Fennesz; al de Endless Summer”. (Ferraia)

Una canción: ‘The Liar

9. Architectural — Secret Chapter

architectural-secret-chapter

“Un álbum impecable en el que el ovetense luce su técnica, demostrando que no sólo del techno más purista y de su bombástico motor vive el hombre. Una composición muy cuidada, con excelentes capas detallistas en las segundas líneas y con la capacidad de evocar y emocionar que sigue haciendo a esta vertiente del techno experimental y el ambient un binomio ideal para ponerse unos buenos cascos y flotar”. (Ferraia)

Una canción: ‘Wolf

8. Flying Lotus — You’re Dead

flying-lotus-youre-dead

“Aunque el listado de temas muestra una serie de pistas cortas para abrir boca, los primeros compases del disco están compuestos por una espectacular corriente ininterrumpida de sonido donde el jazz y la electrónica se mezcla como nunca antes habíamos visto, en una comunión casi perfecta de técnica, precisión y explosividad que nos seguirá dejando boquiabiertos cada vez que volvamos a iniciar la reproducción”. (Gallego)

Una canción: ‘Dead Man’s Tetris (feat. Captain Murphy & Snoop Dogg)

7. LCC — d/evolution

lcc-devolution

“d/evolution no puede llegar en mejor momento. Tras sus publicaciones auto editadas, interesantes, pero algunas faltas de pulir, con este LP ya nos encontramos con un trabajo bien acabado, muy compacto, que suena a grupo consolidado (en cierta forma son veteranas, pues llevan ligadas a la música bastante tiempo) y que sin embargo muestra un ilusionante camino por tener mucho que ofrecer. No son pocas las virtudes que las asturianas han plasmado en este álbum. Completísimo de arriba abajo, aguanta gracias a sus poderosas composiciones y a la variedad que existe dentro de este dark ambient. En él encontramos la habitual densa capa que te estruja como tan bien hacía Ethernet, y los desarrollos vigorosos de Roly Porter, a punto de salirse de órbita y fundirse en el sol”. (Ferraia)

Una canción: ‘Adámas

6. Ben Frost — A U R O R A

ben-frost-a-u-r-o-r-a

“A pesar de ya ofrecer esfuerzos tan notables como Theory of Machines, es en A U R O R A donde el australiano afincado en Islandia firma su trabajo más técnico, más intenso, más cuidado y más preciosista. En muchos tramos del disco vemos a un Ben Frost más colorido, cosa que ya nos intuía la portada, pero no por ello más optimista o incluso accesible. De hecho, acercarse a la obra de Frost no es tarea fácil y requiere esfuerzo, pero finalmente consigue impactar con fuerza al oyente hasta llevarlo a otra dimensión”. (Black Gallego)

Una canción: ‘Nolan

5. Andy Stott — Faith In Strangers

andy-stott-faith-in-strangers

“En su tercer álbum, el inglés vuelve a conjugar elementos como el dub techno y su particular visión del ambient, lo que da como resultado un disco cavernoso en el que dejarse caer para disfrutar de su tensión, de sus atmósferas inquietantes, repletas de recursos y capas muy enriquecidas. Mucho detalle que no se deja subyugar por lo envolvente de sus potentes graves. Con respecto a Luxury Problems, tenemos también una producción muy cuidada, más elementos en juego y un gran peso vocal (brillante Alison Skidmore)”. (Ferraia)

Una canción: ‘Faith In Strangers

4. Torn Hawk — Through Force Of Will

torn-hawk-through-force-of-will

“El americano te inmiscuye en una película retro de la que no puedes salir, quedas embelesado por ese sonido líquido tan variante que es una estupidez intentar catalogarlo en un determinado género. Juega su partida al margen de otros patrones más ortodoxos tanto en techno, como en psicodelia, como en synth pop. Precisamente a este último es al que apela para finalizar esos momentos ensoñadores y más accesibles, arropados del romanticismo que ha destilado varias veces en L.I.E.S.”. (Ferraia)

Una canción: ‘To Overthrow

3. Millie & Andrea — Drop The Vowels

millie-andrea-drop-the-vowels

Drop The Vowels es un álbum en general salvaje, con cambios de ritmo inapelables, contundencia que emana desde la base de las canciones y capas ambientales que rodean al motor de los breaks con elocuentes detalles sonoros. Sin duda, la concatenación de las ideas de Millie & Andrea en este disco supera las producciones propias que este año han publicado ambos artistas por separado”. (Ferraia)

Una canción: ‘Corrosive

2. Dino Spiluttini / Nils Quak — Modular Anxiety

dino-spiluttini-nils-quak-modular-anxiety

“Modular Anxiety nos muestra dos caras de este ambient tremendamente evocador, melancólico pero estimulante a la vez; radiante pero también oscuro y perforado por drones. Dos facetas que se complementan y que entran a la vez por tu hemisferio derecho para revolverte la cabeza. Mientras que Spiluttini se encarga de la primera parte, con melodías más agudas y detallistas, Quak es el eje vertebrador de los sintetizadores oníricos y de los más experimentales. En conjunto, un combo de diez canciones en las que suplir con maestría a cualquiera de los grandes del ambient actual y en las que pasear continuamente por parajes alejados de la mano del hombre”. (Ferraia)

Una canción: ‘Anxiety

1. Clark — Clark

clark

“En líneas generales, prácticamente toda canción tiene su elemento diferenciador que hace que se pueda erigir como tu corte favorito del álbum. Cada una tiene los atributos necesarios, ya sea con machaconas embestidas de techno, elocuentes texturas en las diferentes capas de la canción, la intensidad sonora o el frenetismo que posea. Esa peculiaridad en cada uno de los cortes forma parte de un todo fascinante, con sentido (y un sonido propio), en el que Clark ha tejido una de sus mejores obras. La simbiosis entre IDM y techno, la vitalidad, la contundencia, los momentos de calma (sí, también los hay), los tempos y sus cambios vertiginosos… espectacular. Da la impresión de que va sobrado. Sobradísimo.”. (Ferraia)

Una canción: ‘Winter Linn

Anuncios