Los mejores discos de Soul y Funk de 2015

Este año la escena en torno al Soul y al Funk no nos ha dejado una sorpresa tan grande como la de 2014, cuando descubrimos a St. Paul & The Broken Bones, pero sí que ha habido mucha actividad con buenos álbumes que abordan dichos estilos desde distintos prismas, desde el futuro encarnado a un bajo al clasicismo de un dueto femenino con muchas tablas en el circuito. Si por algo se caracterizan dichos sonidos es por su permeabilidad y facilidad de mutar en ensayos hacia distintos terrenos. El R&B sabe bien de esto último y lo vemos con interesantes propuestas. Estos 27 discos son una muestra de lo que ha sido 2015.

27. The Dip — The Dip (The Dip)

27-the-dip

Un álbum sencillo, alegre y tradicional, con su lado pop y ameno.

Tema destacado: ‘Tryin’’.

26. Raheem DeVaughn — Love Sex Passion (Entertainment One Music)

26-Raheem

Dentro del R&B lánguido, este hombre sigue teniendo mejor calidad que el resto, por más que haya bajado el pistón en estos años. Ais esa “herencia recibida” de Prince.

Tema destacado: ‘Terms of Endearment’.

25. Mahalia Barnes & The Soul Mates ft. Joe Bonamassa — Ooh Yea!: The Betty Davis Songbook (Provogue)

25-mahalia

Betty Davis es una de las mejores dentro del Funk femenino por una razón: clase. En este álbum esa clase desaparece y entran gritos. Cuando Mahalia Barnes los controla es cuando aparece lo interesante, pero es poco tiempo. Lo mejor es el repertorio, que es difícil de hundirlo.

Tema destacados: ‘Shoo-B-Doop and Cop Him’.

24. Nikki Hill — Heavy Hearts, Hard Fists (Deep Fryed)

24-nikki-hill

“Dicen que raro es el concierto en el que no se marca una versión de AC/DC y la verdad es que este disco se enriquece enormemente cuando, como en la stoniana ‘(Let Me Tell You ‘Bout) LUV‘, esa vena rockera amplía su paleta de sonidos para demostrar que sabe triunfar en otros terrenos además delrythm’n’soul que ya sabemos que domina (y ahora ya directamente borda). Desde esos momentos a los más decididamente souleros (esa preciosa ‘Nothin’ With You‘ que dedica a su marido y guitarrista), Hill da una lección de tocar distintos palos y a la vez hacer algo coherente. Un disco realmente redondo”. (Poliptoton)

Tema destacado: ‘Oh My’.

23. Nneka — My Fairy Tales (Bushqueen Music)

23-nneka

¿A qué suena la mezcla entre el Soul y el Reggae? Todo ello con el poso de los ritmos africanos. La pregunta genera curiosidad, como poco, y Nneka tiene varios singles con los que logra un resultado peculiar y bailable.

Tema destacado: ‘Believe System’.

22. Gecko Turner — That Place by The Thing With The Cool Name (Lovemonk)

22-geckoturner

Fernando Gabriel tiene una visión muy particular de lo que es el Soul. Él viene de Extremadura, pero si se escuchan sus álbumes, este ya es su cuarto trabajo, las fronteras no existen. Al igual que Fania All-Stars hicieron a finales de los 60, mezclando Samba y otros ritmos latinos con el Soul y el Funk, Gecko Turner se encarga de elaborar este caleidoscopio musical de ricos timbres y sonidos, del Reggae al Jazz, de los guiños africanos y brasileños a la Rumba. El cóctel funciona de nuevo muy bien. Transmite una vitalidad contagiosa.

Tema destacado: ‘Chicken Wire’.

21. Sister Sparrow and the Dirty Birds — The Weather Below (Party Fowl Records)

21-sister-sparrow

Un álbum que comienza con un tema como ‘Borderline’, repleto de fuerza y ritmo, al instante despierta el interés. La banda estadounidense liderada por Arleigh Kincheloe propone una mezcla viva entre el Rock, el Soul y el Pop más accesible. Sus mejores sus momentos salen a más rabia y fiesta entre guitarras y viento metal, que rematan bien en baladas como ‘Don’t Be Jealous’ o ‘Mama Knows’.

Tema destacado: ‘Mama Knows’.

20. Sharon Jones and The Dap-Kings — It’s a Holiday Soul Party (Daptone)

20-sharon-jones

Álbumes navideños como los de Sam Cooke o Phil Spector, pocos, pero Sharon Jones y The Dap-Kings siempre logran sacar el lado bueno a cualquier tema.

Tema destacado: ‘White Christmas’.

19. Vulfpeck — Thrill of the Arts (Vulf Records)

19-vulfpeck

Tiene el encanto de las pequeñas cosas. De ser un álbum que en general no asombra, pero que en ‘Funky Duck’ logra un bajo gordo del P-Funk con el que bailaría hasta tu suegra, mientras Antwaun Stanley aúlla sobre la línea de percusión y de teclados. Es un temazo tremendo de solo dos minutos. Después hay guiños a Prince, a Michael Jackson y a un R&B amplio con buenos momentos (‘Back Pocket’, ‘Christmas L.A.’, ‘Walkies’).

Tema destacado: ‘Back Pocket’.

18. Dâm-Funk — Invite the Light (Stones Throw)

18-dam-funk

El cetro del Synth Funk actual aún está en manos de Dâm-Funk. Por más que a veces se disperse de más, y algunos de sus lanzamientos no acaben llegando al nivel que nos habituó con sus primeros trabajos en 2009 y 2010, el estadounidense domina el groove sintético con soltura, sobre todo a modo de ralentí sexual. Se da homenajes sin miedo de llegar a los 20 temas con 80 minutos de álbum. A medida que crece va teniendo mejores colaboraciones, aunque la mejor llegó con su trabajo junto a Steve Arrington en Higher (2013, Stones Throw).

Tema destacado: ‘Surveillance Escape’.

17. Leon Bridges — Coming Home (Columbia)

17-leon-bridges

El problema de tirar de los clásicos del Southern Soul es que la comparación está garantizada. Y claro, Otis Redding, Sam Cooke o Al Green tendrían más sangre en las venas que Leon Bridges. La base es positiva, falta la personalidad.

Tema destacado: ‘River’.

16. Akua Naru — The Miner’s Canary (The Urban Era)

16-akua-naru

La escuela de Erykah Badu se nota, y son muchas quienes intentan seguir esa unión entre Soul, el Jazz Rap de Guru de los 90 y el R&B suave actual. Akua Naru se lleva consigo a colegas de la escena, como los vocalistas Georgia Anne Muldrow y Cody CesnuTT, y al trompetista Christian Scott. Precisamente son estos temas los que más destacan. El tercer álbum de la estadounidense asentada en Alemania cumple muy bien con las premisas del género.

Tema destacado: ‘(Black &) Blues People

15. Erykah Badu — But you Caint Use My Phone (Motown Records)

15-erykah-badu

Da igual que haga una mixtape o un álbum de estudio de toda la vida. Las diferencias se van diluyendo. Si es de Erykah Badu hay que escucharlo. La primera impresión con este trabajo puede resultar conocida: no es tan atractivo, vuelve a ser lo mismo… Para alguien que ha entregado las dos partes de New Amerykah en los últimos siete años este argumento se da la vuelta y sirve como referencia para prestarlo atención. Badu cada vez me recuerda más a un Isaac Hayes sobrado de talento, especialista en un aspecto concreto, estirando la sexualidad de unos temas suaves y lentos. El Soul de Badu baila agarrado con elegancia.

Tema destacado: ‘Cel U Lar Device’.

14. The Internet — Ego Death (Odd Future LLC)

14-internet

Han pasado seis años de aquella primera mixtape del colectivo Odd Future. Desde entonces, sus miembros se han ido dispersando en múltiples proyectos personales y colaborando entre sí, publicando a un ritmo que es difícil seguir la pista a todos. The Internet es uno de ellos, en este caso Syd tha Kyd es quien lleva el peso. Mientras otros de sus compañeros se dedican al Hip Hop más macarra, ella prefiere quedarse en un Soul calmado y amable. Esta es su tercera entrega en largo, R&B actualizado y de buenas bases, con colaboraciones como Janelle Monae, Tyler, The Creator o Vic Mensa.

Tema destacado: ‘Under Control’.

13. Asaf Avidan — Gold Shadow (Terlmavar Records)

13-asaf

La voz del cantante sorprende. Cuando pareces estar ante un nuevo caso de un revival de las crooners femeninas del Rhythm & Blues y del Soul más crudo y emotivo, aparece un israelí tras el micrófono. La producción es notable, ajustada a este vals donde bailan Nina Simone o Bob Dylan.

Tema destacado: ‘A Part Of This’.

12. Hiatus Kaiyote — Choose Your Weapon (Sony Masterworks)

12-hiatus

Lo más cerca que está el Neo Soul de tomarse en serio como etiqueta aparte, si es que lo necesita. Soul, R&B y electrónica con clara influencia de Björk y del Downtempo de los 90. Los australianos suman un guiño jazzy a la fórmula, sobre todo en la batería, que les da buenos momentos, junto a la voz Nai Palm.

Tema destacado: ‘Borderline with My Atoms’.

11. Georgia Anne Muldrow — A Thoughtiverse Unmarred (Mello)

11-georgia

Una buena mezcla entre el Hip Hop y el R&B, dentro de la corriente femenina estilo Erykah Badu, pero que quiere ser un poco Missy Elliott. Domina lo suave, al tiempo que mínimamente opta por una versión dura en algún intento de rapeo. La carrera de la vocalista de Los Ángeles sigue creciendo y probando otros registros que se agradecen.

Tema destacado: ‘Arkansas’.

10. Liquid Pegasus — What I Actually Do (City Baby Records)

10-loquid-pegasus

What I Actually Do es una revisión instrumental de la década de los 80. Joshua S. Lundquist podría poner música a su propia ‘Magnum’ o ‘Hunter’ gracias a ‘Detective McDougal’. El artista estadounidense asentado en Japón, que también está detrás de Halcyon Tone, comenta que le encanta la idea de los proyectos colaborativos donde varias personas puedan crear a través de la suma de sus talentos. Sus canciones son el mejor ejemplo, solo que la colaboración viene con recuerdos del pasado traídos al presente. Líneas de saxos olvidados, sintetizadores que querían avistar el Segundo Verano del Amor con el Acid (‘’88 Prelude’) y riffs de teclados característicos del Boogie de finales de los 70 y principios de los 80 (‘However Do U Want Me’). El futuro no es What I Actually Do, pero este suena bien en el presente. (Crítica)

Tema destacado: ‘’88 Prelude’.

9. Tuxedo — Tuxedo (Stones Throw)

9-tuxedo

El simple hecho de recordar al Boogie de principios de los 80, con D-Train o el sello Prelude es un buen referente para Tuxedo. De nuevo sintetizadores rancios, con riffs que han acabado o bien en el porno o en los videojuegos. ‘Watch the Dance’ resume bien el discurso. Intercambio vocal en los coros, voz del Smooth Soul tomado de los 70 y mientras un riff de guitarra bailongo por en medio. La parte sexual es para ‘Lost Lover’ y ‘Do It’ entre bajos y algún que otro falsete.

Tema destacado: ‘Watch the Dance’.

8. JD McPherson — Let the Good Times Roll (Rounder)

8-jd-mcpherson

““El primero era mejor”, dijo una vez lanzado el disco un fan descontento de las últimas filas del concierto al poco de empezar. Él estaba bastante convencido de su tesis, pero no consiguió que nadie escuchara lo que decía: mientras él sacaba defectos, todos los demás en la sala estaban disfrutando, bailando, dejándose llevar por una música que tenía la asombrosa facilidad de hacerlos enormemente felices. El fan descontento intentó recordar qué es lo que quería echarle en cara a Let The Good Times Roll, pero en realidad no logró recordar nada. Se rindió a la evidencia y en pocos segundos se unió al redil. Porque efectivamente, JD lo había vuelto a hacer”. (Poliptoton)

Tema destacado: ‘Let the Good Times Roll’.

7. Monophonics — Sound of Sinning (Transitor Sound)

7-monophonics

La escena actual tiene un sitio reservado para ellos, más aún con los éxitos recientes de Tame Impala o sus colegas de ciudad, Foxygen. Lo bueno de Monophonics es que potencian el sonido negro en versión light. Un viaje al catálogo de Stax en ‘Hanging On’, los Temptations y sus dulces baladas de amor en ‘Strange Love’, oscuros e intimistas en ‘Too Long’, esta vez intentando acercarse (a lo lejos) a los falsetes y cambios de Curtis Mayfield, con el discurso de petición de ayuda aprendido de Otis Readding en ‘Falling Apart’, entre coros, guitarras lloricas y las cuerdas justas, esa voz quebrada en ‘Find My Way Back Home’ y el hit con los coros femeninos y la guitarra sucia de ‘Sound of Sinning’. (Crítica)

Tema destacado: ‘Hanging On’.

6. Bettye Lavette — Worthy (Cherry Red)

6-bettye

Hay quien no necesita canciones propias para lograr un álbum que como la propia Bettye Lavette canta al inicio es: ‘Unbelievable’, con el permiso de los royalties de Bob Dylan. A sus 69 años, esta diva del Soul da al Southern Soul una solemnidad natural. Por momentos cerrando el círculo en las versiones, devolviendo el ‘Complicated’ de los Stones a donde vino, a la música negra que tanto deben Jagger y Richards. O la psicodelia de los Beatles en Rubber Souls y su ‘Wait’ en forma de balada casi a capella.

Tema destacado: ‘Unbelievable’.

5. Seven Davis Jr — Universes (Ninja Tunes)

5-seven-davis

Una buena representación de a qué suena el Funk actual. Sintético y mezclando todas las escenas posibles de un corte tras otro. Al final el Synth Funk de finales de los 70 y 80 ya promovía esto, con los Zapp y compañía. En el caso de Seven Davis Jr se anima hasta con el House de Chicago (‘Good Vibes’) y para ello se alía con nada menos que Julio Bashmore, un experto en la materia. Camaleón, con el boogie y el vacile en ‘No Worries’ y ‘Sunday Morning’, el riff de ‘Everybody Too Cool’ o y hasta con el llamado Future Garage donde cabe todo (‘Freedom’).

Tema destacado: ‘Sunday Morning’.

4. Grace Love and the True Loves — Grace Love and the True Loves (Autopublicado)

4-grave-love

El Raw Soul es una de las variantes más emotivas del Soul desde sus inicios. Aquellas baladas a las que James Brown imprimía un carácter tomado del Gospel y del Blues adaptado a los nuevos sonidos. Por la parte femenina está clara la herencia de Nina Simone. Grace Love y su banda van por este camino. Temas como ‘Mean to Me’ dan sentido a las baladas. Claro que justo después se marcan el baile en ‘Shake It Out’. Calidad, diva con vozarrón al frente y banda con groove. Todo en uno.

Tema destacado: ‘Mean To Me’.

3. Donnie Trumpet & The Social Experiment — Surf (Autopublicado)

3-donnie-trumpet

Surf es vitalidad, buen rollo y una sorpresa de esta banda estadounidense que se ha encontrado con que en su primera semana logró tener 618.000 de descargas en iTunes, el único medio donde lo comercializaron, y ya ha superado las diez millones de descargas en sus canciones. “Forgive me but you look familiar”, que dicen ellos. Ahí está su éxito. (Crítica)

Tema destacado: ‘Sunday Candy’.

2. Saun & Starr — Look Closer (Daptone)

2-saun-starr

Look Closer es un repaso a las distintas visiones del Soul que tuvieron su sitio en los 60. Los juegos vocales femeninos, con dobles voces y coros a modo de diálogo y de réplica (‘Look Closer (Can’t You See the Signs?’), la percusión heredada del Afrobeat (‘Gonna Make Time’), la mezcla del Pop y del Soul ameno rentabilizada por la Motown (‘Sunshine (You’re Blwin’ My Cool)’), la sensualidad del Smooth Soul más erótico de Isaac Hayes (‘Another Love Like Mine’) y la chulería de Tina Turner junto a su ex Ike Turner mezclada con los arreglos de Curtis Mayfield para Aretha Franklin en ‘Your Face Before My Eyes’. (Crítica)

Tema destacado: ‘Hot Shot’.

1. Thundercat — The Beyond / Where The Giants Roam (Brainfeeder)

1-thundercat

Cuatro años después de presentarse en largo por su cuenta, Stephen Bruner mantiene la magia. Da igual el formato escogido, álbum o EP, como este The Beyond / Where the Giants Roam (2015, Brainfeeder), que su discurso musical sigue siendo hermoso. Sabe cómo detener el tempo, crear dos ritmos que pueden solaparse, con un trote en crescendo por la base mientras él calma los ánimos en una voz que se deleita recitando un spoken word heredado del Smooth Soul sesentero más dulcificado. Meloso, pero contenido, y en vez de buscar a su amada de forma tan clara, la seducción y el anhelo llegan en forma de dragones en ‘Where the Giants Roam / Field of the Nephilim’. (Crítica)

Tema destacado: ‘Them Changes’.

https://www.youtube.com/embed/GNCd_ERZvZM

Anuncios