Anuncios

Los mejores discos internacionales de 2010 (I)

Llegó la hora de volver la vista atrás. No es novedad que en Hipersónica nos gustan mucho las listas de música y éste año, haciendo acopio de fuerzas y con un envidiable juego limpio, todos los editores decidimos hacer una lista conjunta, un resumen que diera sentido a tantos y tantos posts sobre música, actualidad, opinión y algo de mala leche. Son los mejores discos internacionales de 2010.

Lo que ha salido pretende resumir nuestra identidad y, sobre todo, daros material para hacer lo que más nos gusta: escuchar música, descubrir cosas nuevas, discutir sobre unas y otras, cagarnos en todo porque sobra tal o falta aquel.

Os los contaremos, cada mañana y cada tarde de los próximos cinco días, en cuenta atrás desde el 50. El 2010 se acaba y estos fueron sus discos.

50. Teen Dream — Beach House

¿Culmina Teen Dream la trayectoria de Beach House? ¿Corona su propuesta, ese pop que no es ni ensoñador, ni narcótico ni Galaxie 500 ni digno de headbanging ni dulce ni gélido y, sin embargo, es todo lo anterior y más? Sí, y no sólo eso, sino que ha permitido al dúo maravillas acceder a la popularidad masiva en el indie (ahí queda su llenazo en el Primavera Sound, imposible moverse) y darles la relevancia necesaria a sus dos discos anteriores, magníficos y casi tan brillantes como éste.

Teen Dream no es sólo un sueño adolescente de los de “habitación cerrada, éste es mi mundo”, sino también un golpe en la mesa de aquellos que, aún disfrutando más de la música en soledad, también necesitan compartirlo todo. Y Beach House son un grupo para compartir y saber que formas parte de su mundo. Viva Victoria. [probertoj]

http://www.youtube.com/v/PHbtR8uO81M?fs=1&hl=es_ES

Una canción: ‘Norway‘ (youtube), el single imposible para consagrar a un grupo, el single que puso todas las miradas sobre Teen Dream.

Supuestamente, el disco para convertir a The National en definitivamente grandes, aunque parece claro a estas alturas que ni con algo entre manos como High Violet esta banda puede romper su techo de cristal. Quizas sea mejor así, antes de que se nos hinchen demasiado y corten de raíz los matices, los detalles que apuntalan las mejores canciones de su último disco y de los anteriores.

O quizás no, quizás lo que necesitemos sea a unos The National relevando en los grandes estadios a otros estetas de la épica pop cuyo tiempo pasó hace ya demasiado y se merecen un meteorito que los extinga.

Mientras se resuelve la duda, quedémonos con un disco con canciones tan adictivas y a flor de piel como ‘Bloodbuzz Ohio‘, ‘England‘, ‘Anyone’s Ghost‘ o casi cualquiera de un disco que de tan notable que es no llega a ser sobresaliente. (probertoj)

http://www.youtube.com/v/oqHdi_94SR4?fs=1&hl=es_ES

Una canción: ‘Terrible Love‘ (youtube), aún inferior a las tomas que habíamos oído antes de que el disco saliera a la venta, mantuvo ese aire tenso, con un colchón instrumental lleno de matices, preciosista y, sin embargo, nada opulento.

48.Susan Rode The Cyclone — The Wave Pictures

No obstante, mantienen su habitual melancolía costumbrista, como en la preciosas ‘Throwing words’ o ‘Blind drunk’, o su leal camaradería en ‘I just want to be your friend’. Posiblemente nunca acaparen portadas, pero casi mejor que siga siendo así. Y que sigan girando por nuestro país como si fuesen otros vecinos más. (Javimetal)

Una canción: la vibrante y sinuosa ‘Kittens’ (Spotify) , que resume la esencia del nuevo giro de los ingleses.

47. Down There — Avey Tare

Animal Collective desde que se formaron en 2000 no han tenido ningún año de descanso. Ocho álbumes de estudio, singles y EP dan fe de esta hiperactividad, la cual no es suficiente para los propios miembros del grupo, cada uno con sus aventuras en paralelo, tanto musicales como extramusicales.

A David Portner le van más las primeras, las segundas son para Brian Weitz y sus proyectos medioambientales. Tras Avey Tare nos transmite una vitalidad contagiosa a base de subidas y bajadas sin fin, unas montañas rusas asentadas en percusión y crescendos joviales disparados hasta que se produce una caída al vacío sin consecuencias dramáticas (‘Oliver Twist’).

Psicodelia, algún que otro toque oriental (’Heads Hammock‘) y hasta un guiño a Prince en ‘Cemeteries‘. Que sigan el juego del Pop. (Natxo Sobrado)

Una canción: ‘Laughing Hieroglyphic’ (YouTube): psicotrópicos musicales

46. Stridulum II — Zola Jesus

Pese a que Stridulum II (2010, Sacred Bones Records) no sea su mejor referencia, yo me sigo quedando con su EP Tsar Bomba (2009, Troubleman Unlimited), donde eran más Noise que lo son ahora, Zola Jesus ha sabido posicionarse muy bien dentro de la escena actual.

Al amparo de sellos como Sacred Bones o Not Not Fun, cuyos catálogos hay que tener muy presentes si a alguien le gusta el Pop más experimental de grupos en su mayoría bastante oscuros, Nika Roza Danilova se ha ido situando poco a poco como cantante y principio de diva a tener en cuenta. Su gran timbre lo defiende de la misma manera en directo sólo con un sintetizador lanzando bases. En Stridulum II las melodías más densas son las mejores, ‘I Can’t Stand‘ o ‘Manifest Destiny‘.

El siguiente paso de Zola Jesus será crucial, esperemos que poco a poco mejore. (Natxo Sobrado)

http://www.youtube.com/v/m2ELsTsqvyk?fs=1&hl=es_ES

Una canción: ‘Stridilum’ (YouTube): una pose arty que funciona.

Los mejores discos internacionales de 2010

Anuncios