Anuncios

Los mejores discos internacionales de 2010 (V)

Seguimos con nuestros repaso a los mejores discos internacionales de 2010. Según nosotros, claro, que los vuestros ya los estáis dejando en comentarios y, además, tendréis la opción de votar después de que lleguemos al número uno y, quizás, estéis soltando espumarajos por la boca.

En esta sección de la lista, se vuelven a repetir algunos rasgos estilísticos a los que en Hipersónica prestamos atención: psicodelia indie, baile para todos, electrónica experimental, rock’n‘roll (a ser posible, cuanto más negro, mejor) y, claro, sonidos metálicos. Se ve que hay calidad, que dirían los de Granada.

30. Black Lightning — The BellRays

Black Lightning supone reconocer que The BellRays están viviendo una segunda juventud. Sin Tony Fate, guitarrista y compositor de buena parte de su material, los de Riverside entregaron un sorprendente Hard, Sweet & Sticky, en el que el soul pesaba más en su ecuación sonora. En este nuevo álbum, el cuarteto promedia rock & roll y soul pero la voz siempre está por encima.

Una canción ‘Anymore’, soul Motown cantado por una Lisa Kekaula que está enorme.

Crítica en Hipersónica | Bellrays, otra vuelta de tuerca, pero el mismo espíritu

29. Snakes of The Divine — High on Fire

A algunos os parecerá una exageración afirmar que High on Fire se meriendan a cualquiera, pero es cierto. El trío milita en la misma división que Mastodon y de una confrontación entre ambos no sé bien quien resultaría ganador. Snakes of The Divine bebe de Motörhead y Black Sabbath, pero también de Sleep, la banda de donde salió Matt Pike.

Si son más accesibles ahora, metiendo voces limpias y más velocidad en los temas, no quiere decir que se han dulcificado. High on Fire deberían estar mucho más arriba de donde están. (Víctor)

Un tema ‘Frost Hammer’ (YouTube), primer single del disco que nos revela que nuestra opinión no está equivocada.

Crítica en Hipersónica | High on Fire, Se meriendan a cualquiera

28. This is Happening — LCD Soundsystem

Si todo va según lo anunciado, puede que este sea el último álbum de LCD Soundsystem. No, no es una buena noticia, pero al menos irse dejando el pabellón así de alto sí que es digno de agradecimiento por nuestra parte.

Asimismo, también deberíamos brindar por (los buenos momentos que nos hizo pasar) el último álbum de James Murphy y los suyos, una colección de hits incontestables: ‘Drunk girls’, ‘One touch’, ‘Pow pow’, o ‘All I want’ (¿soy el único al que le recuerda a Moby’). No es un disco perfecto, pero sus cumbres son auténticas joyas.

Una canción: ‘Drunk Girls’ (YouTube): No sé si será una respuesta a la canción de Francisco Nixon (‘Erasmus borrachas’), pero uno de los petardazos más claros de este año. Si tu DJ no te la pone en Fin de Año, pide la hoja de reclamaciones.

Crítica en Hipersónica | LCD Soundsystem, la gallina de los huevos de oro del funk electrónico

27. Congratulations — MGMT

El giro estilístico del año: un disco de psicodelia ochentera que eleva a MGMT a los altares de los diferentes, cuando pensábamos que sólo era un grupo de hits. Congratulations es una mina de psych-pop donde aparecen algunos vetas de algunos de los más ilustres nombres del underground ochentero: Julian Cope, los Monochrome Set, Television Personalities.

Ben Goldwasser y Andrew VanWyngarden se han dejado llevar. Engancharon a Peter Kember (Sonic Boom en Spacemen 3; Spectrum en su posterior reencarnación) y en vez de pedirle que hiciera lo que sabe, que les pusiera narcóticos y hasta arriba de drones, le contaron su idea suicida: hacer un disco de singles para un mundo que no los iba a entender. Porque Congratulations es, aunque no lo parezca, un álbum de hits para los mundos de Flaming Lips, o de la Emily de Syd Barret, o los Beach Boys de Surf’s Up. Una gozada inacabable. (proberto)

Una canción: ‘Siberian Breaks‘, recuperando la bendita locura de los Beach Boys de cuando Brian Wilson ya estaba demasiado gordo.

Crítica en Hipersónica | MGMT: el glamour de la locura es imperecedero

26. There Is Love In You — Four Tet

Four Tet según ha ido publicando nuevos trabajos ha ido cerrando etapas. La más experimental quedó para rescatar con más calma y a medida que llegaban nuevos discos su estilo iba abriéndose poco a poco hasta acceder a un público al que de entrada la electrónica puede suponerle un shock pero al que tanta pirueta en círculo que se monta el gran Kieran Hebden no le desagrada.

La prueba es el inicio con ‘Angel Echoes’ y ‘Love Cry’ o los agudos de ‘Circling’, o ese jitazo a la mitad con ‘Sing’ en donde parece que el gato no para de intentar atraparse la cola todo el rato sin conseguirlo. There Is Love In you es tan alegre y accesible como grande sus temas. Llega un momento en que estás dentro de ese círculo y ya no se puede salir. (Natxo)

Una canción: ‘Love Cry’ (YouTube): ojalá mi lavadora sonase así.

Crítica en Hipersónica | Four Tet, electrónica para volar

Los mejores discos internacionales de 2010

Anuncios