Más de uno vaticinaba la muerte del videoclip hace unos años: falta de soportes de difusión, exceso de costes, sobras recalentadas del antiguo modo de hacer las cosas de la industria musical… Pero no. Resulta que, por mucho que la música haya desaparecido de la televisión (su destino original), el videoclip ha evolucionado, se ha redifinido y, en fin, ha sobrevivido como elemento de promoción plenamente vigente. En 2013 hemos tenido nuevas muestras de la vitalidad del formato, de las que entre hoy y mañana repasaremos lo mejor. Sin orden ni ranking que valga, eso sí, que el maldito excel de los mejores discos del año nos ha absorbido toda la energía.

Youth Lagoon — Rapsberry Cane

Dirigido por Stephen McNally
Humanos embobados mientras observan monstruosas criaturas que se mueven a cámara lenta. Una de las grandes piezas de animación de este año (no la única, ya veréis) que casa a la perfección con la épica grandilocuente del muy barroco pop de Trevor Powers. De ésos que cuando ves sabes que recordarás a final de año.

Nick Cave and the Bad Seeds — Jubilee Street

Dirigido por John Hillcoat
El director de La carretera se recrea en la sordidez de un Cave más arrastrado cada vez por su propio personaje. Nadie suele escapar de un destino terrible en sus letras y tampoco parece que vaya a ser el caso de los personajes que pueblan Jubilee Street. Malditismo en estado puro.

Beach House — Wishes

Dirigido por Eric Wareheim
A Ray Wise quizá no le ponéis nombre, pero seguro que lo reconocéis: era Leland Palmer en Twin Peaks. Lo que probablemente no esperabais era verlo en un vídeo de Beach House, poniendo cara a la voz de Victoria Legrand, en un estadio de fútbol y montado a caballo. Un vídeo de belleza extraña para una canción de belleza transparente, casi cristalina: la mezcla es arriesgada, pero funciona.

David Bowie — The Stars (Are Out Tonight)

Dirigido por Floria Sigismondi
Bowie, Tilda Swinton, Floria Sigismondi y la fama como telón de fondo: el termómetro de lo cool a punto de estallar. Y sin embargo sale un vídeo divertido, que juega al intercambio de papeles (¿qué pasaría si fueran los famosos los que acosasen a la gente normal?) y acaba componiendo por momentos el trailer de la temporada de American Horror Story que nunca existió… de momento.

Arcade Fire — Afterlife

Dirigido por Spike Jonze
Complicado nos lo ponen: ¿de verdad tenemos que renunciar al preciosismo de los cabezudos en el pluscuamperfecto blanco y negro de Anton Corbijn? Pues sí, pero por una buena causa, la de reconocer el monumental trabajo que Jonze realizó grabando en directo y en una sola toma este vídeo en la primera edición de los Youtube Music Awards. Funciona incluso sin making of.

Bob Dylan — Like a Rolling Stone

Dirigido por Vania Heymann
El otro día nos llegó un vídeo con dos años de retraso y nos sorprendimos mucho, pero es que éste ha llegado con, ejem, 43. Eso sí, ha merecido la pena esperar por el juguetito: un vídeo interactivo en el que podemos movernos por una tele con 16 canales distintos pero donde, como siempre nos quejamos, siempre acaban poniendo lo mismo: alguien cantando esta canción. La experiencia será distinta cada vez que lo pruebes y probablemente picarás más de una.

Steven Wilson — Drive Home

Dirigido por Jess Cope
Ya avisamos que habría muchos vídeos animados en esta selección y si le dais una oportunidad a éste (que los ocho minutos del gurú del prog no os echen para atrás) comprobaréis que no se trata de filias personales sino de que este año el nivel ha sido altísimo. Una maravillosa minipelícula para esta historia sobre pérdidas. Irresistible.

Atoms for Peace — Before Your Very Eyes

Dirigido por Andrew Thomas Huang
Primero el desierto tiembla al ritmo de las percusiones. Después, emerge de las profundidades el careto de Yorke, quien (para alegría de todos los directores que caen en sus manos) parece encantado en su papel de hombre-objeto en los vídeos. Unos meses antes, de hecho, volvió a bailar para nosotros, pero a estas alturas por ahí ya no nos puede sorprender.

Janelle Monae ft Erykah Badu — Q.U.E.E.N.

Dirigido por Alan Ferguson
Es difícil detener a los rebeldes que viajan en el tiempo. Pero en el Museo Viviente se exhiben antiguos líderes rebeldes congelados, entre ellos la jefa de uno de los movimientos más peligrosos (Janelle) y su cómplice Badoula Oblongata (Erykah). La música, claro, será más poderosa que las medidas de seguridad.

Vampire Weekend — Diane Young

Dirigido por Primo Khan
¿Que nos llaman pijos? Pues quememos coches y fumemos en saxofones. Reunamos a Santigold, Sky Ferreira, Dave Longstreth de Dirty Projectors o Hamilton Leithauser de The Walkmen, vistámoslos de mamarrachos y montemos una especie de Harlem Shake (¿os acordáis del Harlem Shake?) en una Última Cena para hacer un poco el imbécil. Por qué no.

Jon Hopkins — Open Eye Signal

Dirigido por Aoife McArdle
La canción es también un viaje. Largo, denso, hipnótico, complicado. Es fácil perderse a lo largo de esos ochos minutos, es probable que en algún momento recuperes la consciencia y no sepas muy bien ni de dónde vienes ni adónde vas, sólo que estás escapando, aunque ya no recuerdes de qué. A él también le pasa.

Justin Timberlake — Suit & Tie

Dirigido por David Fincher
Hacía ocho años, desde el ‘Only’ de Nine Inch Nails, que Fincher no ocupaba su tiempo en dirigir un videoclip. Este año su antiguo compañero de La red social lo ha convencido para poner su firma para este ejercicio retro filmado en impecable blanco y negro con un Timberlake en formato Rat Pack.

Junip — Line of Fire

Dirigido por Mikel Cee Karlsson
Una de las víctimas más lloradas de ese ente implacable que es el excel de Hipersónica ha sido el que quienes vivimos en La Verdad sabemos que es uno de los discos del año. Consolémonos reconociendo la valía del vídeo de su primer single, inquietante, lánguido e impregnado de una frialdad nórdica que incomoda y fascina a partes iguales.

Joe Crepúsculo — Mi fábrica de baile

Dirigido por Emilio Rebollo
Tuning, polígonos, láseres y míster Crepúsculo mutado en una especie de Tino Casal desenfrenado. Una canción alocada, desacomplejada y divertida como ésta pedía (exigía) un vídeo exactamente igual y el acierto es absoluto: no había mejor forma de ponerla en imágenes que con botas altas y faldas de leopardo.

La Bien Querida — A veces ni eso

Dirigido por Ernest Desumbila
Otro caso de opción bien entendida. Porque, ¿qué hacer con este indescriptible corte, que hace malabares con sintes muy New Order y letras muy Shakira, sino darle un tratamiento desquiciado en clave Grindhouse? Pasen y vean cuantas versiones suecadas en plan serie z deseen: ¿Lost In Translation? ¿Closer? ¿Holy Motors? Lo que ustedes quieran y más: el cliente siempre tiene razón, sobre todo cuando hace eses de amor con las caderas.

Más en Hipersónica | Humanos contra monstruos en el vídeo para ‘Raspberry Cane’ de Youth Lagoon, Beach House sorprenden con el vídeo de ‘Wishes’: un enfoque inesperado, ‘The Stars (Are Out Tonight)’: David Bowie quiere volver a ser David Bowie, Arcade Fire, vídeo de ‘Afterlife’: otro experimento de los canadienses, Steven Wilson le pone un fantástico vídeo animado a ‘Drive Home’, Atoms For Peace, vídeo de ‘Before Your Very Eyes’: cómo sujetar a Yorke para que no baile, Vampire Weekend no decepcionan con el vídeo de ‘Diane Young’: locura en la última cena

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments