Los Planetas se han colocado en su primera semana en el número dos de la lista de ventas, sólo por detrás de Mago de Oz. Antes de que los fans empecéis con el “aaaah”, “el ooh” y que vayáis buscando a vuestros amigos mainstream para soltarles un triunfador “veis, os lo dije”, hay que aclarar que esto sólo ha sido posible por demérito de otros más que por mérito de los granadinos.

Y no, con falta de mérito no hablo de un último disco que, por mucho que Natxo lo haya defendido por aquí, flaquea muchísimo y trata de convencernos de los bonito de los trajes del emperador. Otro día, si queréis, le damos un (merecido) palo a Ópera Egipcia. La falta de mérito de Los Planetas para colocarse en segunda posición en su primera semana en lista es que lo hacen con sólo 4.000 copias vendidas, las mismas que casi siempre.

La cosa está muy malita, que diría Chiquito. Eso ya lo sabíamos, pero ahora podemos señalar claramente a las discográficas y decirles que lo que han recibido es lo que han sembrado. Que los que permanecen comprando discos son los de siempre, los que fueron eternamente ninguneados y los que, no hace mucho, lo tenían complicado para encontrar lo que querían.

El sector duro (Mago de Oz) y el indie (Los Planetas) venden lo de casi siempre, lo de toda su carrera, pese a haber recibido apoyos escasos del negocio discográfico. Despuntaron por su propia cabezonería y porque se encontraron a un público más cabezón que ellos. También porque son tuertos en el país de los ciegos, que aquí se ha conseguido que ni Dios compre discos porque nunca se han fomentado ni los mercados alternativos (aquí a todo lo que no sonara en el mainstream no se le ha dejado ni respirar) ni los discos entendidos como bien cultural valioso.

Comparas esta lista de los que más venden ahora y los más vendidos (discos, digo) de hace 10 años y sabes que no sólo hay un vuelco en las cifras, sino que lo que se ha ido al garete han sido muchos ladrillos prefabricados. Ojo, que es significativo que después, en el top 5, estén también Sergio Dalma y Serrat, que tampoco son jovenzuelos.

Buscad ahora en radiofórmulas y demás y decidme cuántos grupos de los que salen allí están entre lo más vendido. Ahora que, viendo todo esto y como la mal llamada “industria discográfica” española vivió en su propia burbuja de mierda durante tantos años, sólo se me ocurre una cosa:

(Las cifras, vía Surfer Rosa)

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments