Resulta curioso que Los Suaves hayan editado su DVD antológico en vivo 29 años, 9 meses y 1 día con un sello asturiano, Santo Grial, y que otra compañía, la Sociedad Fonográfica Asturiana, fue la que publicó en 1982 su álbum de debut, Esta vida me va a matar. Y el círculo se cerró siendo Gijón, donde grabaron aquél disco en los Estudios Norte con René de Coupaud y el desaparecido Pedro Bastarrica como ingenieros de sonido, la ciudad elegida para iniciarla gira de presentación de su último lanzamiento.

Así fue, la Sala el Jardín, a las afueras de la villa de Jovellanos, fue el escenario de un concierto multitudinario en el que varias generaciones de rockeros se dieron cita en la ciudad para certificar que Los Suaves son mucho más que toda una institución dentro del panorama rockero estatal.

Sus seguidores, maduros y jóvenes, colapsaron el puesto de merchandising, en el que las camisetas oficiales del grupo fueron el artículo más solicitado. Se había anunciado que el grupo iba a tocar al completo aquel primer larga duración y por ello la cita, al menos para mí, era obligada al ser Los Suaves una de mis bandas de cabecera desde que mi hermano y yo nos compráramos recién salido el vinilo de Esta vida me va a matar y el single en el que venía ‘Peligrosa María’ y la inédita Qué puedo hacer.

Eso vendría en la parte final de un concierto en el que la banda sonó como un cañón, tal y como era de esperar, y que su cantante y líder, Yosi, también como nos temíamos, salió bastante puesto y acabó tambaleándose por el escenario cual boxeador sonado. La verdad es que desde donde estaba ubicado, en un lateral, pude ver que tuvieron que sentarlo a un lado del set de batería, tapado por el cabezal y el ampli de Fernando Calvo, para recuperarse.

Por ese motivo, al final ni siquiera hubo el show de las banderas que Los Suaves hacen en cada concierto, teniendo que sacarlo del escenario casi en volandas. Esta fue la de arena de la velada, la de cal fue ver a unas 2.000 personas rendidas al grupo y a unos músicos disfrutando, qué remedio, de cada una de las canciones.

Afortunadamente Los Suaves no repitieron el repertorio de su nuevo DVD y doble CD, incluyeron ‘Chou chou viene el tren’, uno de los clásicos de Víspera de Todos los Santos, con Yosi a las maracas, y tras hacer ‘Maldita sea mi suerte’, single elegido para presentar 29 años, 9 meses y 1 día, llegó la apoteosis.

A modo de primer bis, fueron haciendo uno por uno los temas de Esta vida me va a matar, salvo ‘Llegaste hasta mí’, que estaba en el set list y que tacharon junto con ‘Corre conejo corre’. Fueron cuarenta y cinco minutos inolvidables, tres cuarto de hora apoteósicos, en los que la banda estuvo brillante y Yosi, en estado deplorable, acabó muy tocado.

Empezaron con ‘Esta vida me va a matar’, mucho más hard que la original; enlazaron con la espídica Viene el tren, ralentizando con ‘Muerte en el rock’ y dilatando su primer gran éxito Peligrosa María para dar tiempo a que el cantante recuperara el resuello.

Después, Yosi, guitarra acústica en mano, empezó ‘Siempre igual’, y no me podía creer que aquellos temas casi tenían tres décadas. El climax llegaría con ‘Chaquetas de cuero’, tocada con riffs precisos y una sección rítmica poderosísima. Con eso me hubiera bastado pero todavía hubo más.

El último bis, dado el estado lamentable de Yosi, ora eufórico y besando a sus compañeros, ora derrotado, quitaron del repertorio ‘Mi casa’, y sí, hicieron ‘El afilador’ y ‘Dolores se llamaba Lola’. Y como colofón ‘Ya nos vamos’. Dos horas de recital y una nueva gira que afrontar. Leeremos las crónicas.

[[gallery: los-suaves-sala-el-jardin-gijon-11–12–2010]]

Sitio oficial | Los Suaves

Más en Hipersónica | Los Suaves, vídeo de ‘Maldita sea mi suerte’: un adelanto que sabe a gloria >>> Los Suaves — 29 años, 9 meses y 1 día: suficiente haber como para retirarse

Fotografías | Víctor Rodríguez en Flickr

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments