Anuncios

Los Waldners — Eclipse Total del Corazón

Ninguno os acordabais de países como Costa Rica hasta (que se han limpiado a Grecia en) el Mundial, y todos volveréis a recordarla. Bien. Pero mal, a Costa Rica hay que conocerla también por su pop, no sólo por el Mundial. De allí llevan años saliendo bandas muy interesantes. Por ejemplo, en la capital, San José, tenemos a Los Waldners, un grupo de pop guitarrero que ha debutado este año. Al final deberíais acabar sucumbiento ante él, porque su debut Eclipse Total del Corazón lo merece.

Costa Rica es amor

Eclipse Total del Corazón no parece un homenaje a Bonnie Tyler, bien por una parte, nosotros preferimos las guitarras antes que volver al AOR. Los Waldners pertenecen a la iglesia del pop y eso ya es un buen punto de partida. Para llevar a buen término el género, especialmente la sección más amiga de la C-86, con melodías adictivas y sin desapegos a pisar el acelerador de vez en cuando, hay que tener una sensibilidad especial. Y ellos la tienen.

Con un debut autoeditado, los cuatro integrantes de San José tienen además un punto especial que les hace más encantadores, su acento. Endulza aún más su pop, aunque sin llegar a saturar de azúcar. Melancolía, guitarras y melodía sí, por favor, pero sin sobrecargar. A raíz de esa premisa, el conjunto costarricense se ha trabajado bastante las canciones, con un sonido cristalino y un buen acabado.

Indie pop cuidado, dulzón y muy pegadizo

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2446963592/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=3474637131/transparent=true/

Llamémoslo C-86, para situar bien las coordenadas entre las que se mueve el grupo, pero dejémoslo en un indie pop de bella factura. Con canciones de idílica temática generalmente, debutan con un disco regular, del que sobresalen dos o tres temas de cabecera. Uno de ellos es la encantadora ‘Ella Usaba Vestidos’, con el que se han dado a conocer. Un simple riff de guitarra, un bajo exigiendo que menees la cabeza y Luis (el vocalista), engalanando el asunto, adecuando un tono suave como la seda, acorde a la canción. Muchos grupos de pop anglosajón (incluso español) que elijas podrían estar aquí como referencia. En detalles como los coros femeninos de ‘No Soy Valiente’ o los arreglos de guitarra está la calidad del grupo. En el pop, como en la vida, los detalles dan la felicidad.

Pero no todo son temas preciosistas con juegos vocales para los estribillos que crean adicción. También hay moderados desmelenamientos como los de ‘La Moto’, pero sobre todo es en ‘Lo Mismo’ donde los Waldners le dan a la distorsión firme fuerte y sin temor, como dicen en la canción. Quizá es algo que se eche en falta en el resto del álbum, explotar más esa esta faceta más cañera. Aunque les queda igualmente bien con sus juegos vocales y ese bajo tan nítido que reclama siempre su sitio.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2446963592/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=766923860/transparent=true/

En definitiva y reduciendo al mínimo exponente la descripción para estos debutantes, el resumen es que suenan bien. Por momentos muy bien. Buenas vibraciones y mucha vitalidad en el arranque con ‘Papalotes’ y muy efectistas en los estribillos como el de ‘Nunca Nos Fuimos’, donde combinan sus cartas a pleno rendimiento: mucha melodía, un bajo que no pierde la tensión y una moderada intensidad para seguir respetando el espíritu pop. Un buen debut de una banda que promete bastante. Canciones que pueden escribir tu verano.

6.9/10

Más que buscar en el mercado anglosajón, se suele decir que hay más cosas que nos unen con Latinoamérica. Una conexión musical es idónea para fortalecer esas relaciones. A los Waldners les ha quedado un buen debut, pero tienen cosas que mejorar, explotar más la distorsión y no acomodarse en las letras de amor que puedan hipotecar un futuro monotemático. Pero aún es pronto para todo esto, de momento, a disfrutar del eterno pop.

Anuncios