“matangi” src=”http://img.hipersonica.com/2013/09/MATANGI.jpeg» class=”centro” />

Me vais a perdonar que no me trague el discurso de M.I.A. El político, quiero decir. No puedo creerme a una persona tan llena de contradicciones e incoherencias, la verdad, aunque si admiro ese carácter guerrero que la tamil imprime a todo lo que hace. 
 
El discurso de Mathangi Arulpragasam que sí me trago es el musical, por muchas contradicciones que también contenga. Me lo tragué con Arular y Kala, y hasta me llenaron algunos fragmentos de Maya, así que, no puedo más que dar la bienvenida al, por otra parte, difícil Matangi, que si bien no llega al nivel de aquel segundo disco, al menos recupera lo mejor de una artista que parecía haber empezado a echarse a perder en su anterior trabajo.

Borrón y cuenta nueva

Superada la mala racha que se reflejó en Maya, M.I.A. hace borrón y cuenta (no tan) nueva y nos ofrece Matangi, un disco que se titula así por elección popular, tras haber propuesto a sus fans la elección entre este nombre, el suyo propio además del de la diosa hindú de la música (que muy a propósito con el personaje de M.I.A, es de vivir en chabolas en lugar de en el nirvana), o A.I.M, el suyo propio también, pero el artístico, dado la vuelta para hacer juego de palabras con el vocablo para “apuntar” en inglés y seguir tirando de algo que tanto le gusta a ella como es el acrónimo y la guerra.

Como salida a esa crisis personal vivida, M.I.A. respondía con una colección de canciones demasiado positivas para la imagen que su sello había vendido de ella, por lo que tocaba retocarlas para dar de nuevo una visión de chica mala que parecía diluirse (¡sí es que con esta industria, uno no puede ni sentirse bien con uno mismo!). Eso nos costó algún retraso, aunque para eso teníamos a la misma artista autofiltrandose; para amenizarnos la espera.

M.I.A: la incoherente guerrera tamil

El resultado es un disco sólido, con 15 temas (alguno más interludio que tema) en el que haríamos bien en olvidarnos de todos esos discos en los que os hemos dicho que había un poco de todo. Eso era en otros discos en los que había menos de todo de lo que pensábamos. Sí en un disco hay realmente “de todo” o de todo lo que se pueda considerar moderno al menos, ese es Matangi, sin ninguna duda.

Con este cuarto trabajo, M.I.A. vuelve a demostrar que es una verdadera esponja a la hora de tomar prestado de esta y de aquella cultura. En él encontramos una vez más exóticas referencias a su propia cultura, y otras más convencionales a culturas urbanas, como el hip-hop. La electrónica, que nunca ha faltado a la cita con su música, aquí no iba a empezar a hacerlo, y el bajo obeso, está tan presente como cabría esperar en producciones de Switch y el resto de programadores que se dejan ver por Matangi. Y, por supuesto, no faltan tampoco el mensaje o las letras comprometidas (a su contradictoria manera, claro) y el tener un poco para todos, para la situación del mundo, para los políticos y gobiernos o hasta para la hipocresía de la moral americana que no tolera ni una peineta en la tele.

Lo único que se hecha en falta en este Matangi son hits claros como en otras ocasiones. Más allá de los temas ya adelantados, poco se puede rascar que tenga forma de pelotazo incontestable. No tenemos un ‘Paper Planes’ capaz de colocar este disco en las radiofórumulas y, quizás sin ese tipo de reclamo, las ventas no sean las que se merece.

Matangi, de todo, todo y todo

M.I.A. nos mete en faena con ‘Karmageddon’; entrando de lleno en la cultura hindú y sin dejarse fuera el típico “ohm”, nos recuerda a una versión más relajada de su ‘Boys’, aunque, sobre todo, parece querer decirnos con esta intro que ha vuelto al estado creativo de Kala. Y, aunque hay dos cortes más de por medio, es en ‘Warrriors’ y con la producción de Hit Boy, donde encontramos la “versión extendida” de éste, y donde nos quedamos con la boca abierta al escuchar un sampling del ‘Así Me Gusta A Mí’ de Chimo Bayo bajado de vueltas entre los mismos ohm’s y más mantras del comienzo.

Pero los aires orientales se mantienen también en ‘MATANGI’, también repleto mantras, sonidos indescifrables y ritmos orientales que terminan explotando en una desenfrenada huida hacia la electrónica de inspiración hindi.

Superada la premonitoria etapa anterior, la de Maya, Vicki Leeks y su conspiranoia, quedan posos de aquello en ‘aTENTion’, un corte a lo Basement Jaxx del que M.I.A. afirma haberse inspirado en Julian Assange y en el que se reivindica a los refugiados que esparcen sus tiendas de campaña por medio mundo.

De samplers, un disco como este va bien servido, por supuesto, (hay incluso lugar para Windows y OSX, buscad, buscad, como si se tratara de Wally) pero tampoco faltan los homenajes, como el de ‘Come Walk With Me’ al ‘Charmless Man’ de Blur, o el de ‘Double Bubble Trouble’ al ‘Trouble’ de Shampoo. Y, aunque se echen en falta más hits, los temazo claros están ahí, plantando cara a cualquiera que no los vea. Ese ‘Come Walk With Me’, con su dulcificada entrada esconde un exquisito caos final en el que se mezcla casi todo lo mezclable.

Y sí hay un tema estelar, ese es ‘Bad Girls’, que no por conocido queremos dejar de escuchar una y otra vez. Aunque su estribillo pueda parecer demasiado extremo, es lo más cerca de la radiofórmula que Matangi va a estar, y puede que le sirva de tarjeta de presentación, aunque el tiempo que llevamos escuchándolo le restará posibilidades.

Divertida como mínimo es la sonoramente “inocente” ‘Boom Skit’, aunque esconde en su letra toda una bofetada a aquellos que la acusaron de querer robar la corona de Madonna por su peineta en la Super Bowl.

Otro de los momentos de Matangi es sin duda ‘Double Bubble Trouble’ que de la suave entrada ragga emulando a Shampoo pasa a ser todo un hit electrónico de atracción de feria a base de electro poligonero y dancehall producido por The Partysquad. Momentazo incontestable que se alarga gracias a ‘Y.A.L.A’, la particular revisión de la filosofía you only live once (ahora lo del Carpe Diem ya no se lleva, en internet hay que usar el acrónimo de origen sajón) que M.I.A. hace, dándole la vuelta y tornándola en you always live again, tirando de paso de la reencarnación que engancha con la diosa que da nombre al álbum y que también se recrea en momentos dancehall con dejes de Major Lazer para un corte en el que ni siquiera Switch ha metido la mano.

El hip-hop visionario del que tantas veces ha hecho gala la tamil vuelve a tener su momento en la caótica ‘Bring The Noize’, otra de las conocidas, para dejar atrás todo ese locura y desorden en los tres temas finales de Matangi.

Aunque ‘Lights’ llega a aburrir por momentos, la cosa se endereza en ‘Know It Ain’t Right’, la balada a lo M.I.A. que deja el listón más alto que en sus anteriores discos y sobre todo muy por encima de las que escuchamos en Maya. Y para rematar, la otra cara de la moneda formada por la dupla ‘Exodus’ / ‘Sexodus’, colaboración con The Weeknd sampleando su ‘Lonely Star’, que nos muestra la faceta más relajada de la artista en este cierre, mientras que en el primero de ellos las bases tenían la suficiente libertad para hacernos bailar.

M.I.A. — Matangi

Matangi es el disco que esperábamos. Los adelantos ya hacían presagiar que tendríamos un gran disco pero la escucha completa de este cuarto largo de M.I.A. no hace más que confirmarlo.

Es cierto, es un disco difícil que no entra a la primera, pero tampoco era lo que queríamos, ¿no? Quizás los temas más reseñables no se queden en nuestra memoria a la primera escucha, y sus estribillos no sean todo lo pegajosos que fueron los ‘Paper Planes’ o incluso ‘XXXO’, pero es sólo en apariencia. Escucha unas cuantas veces Matangi y luego me cuentas que estás tarareando en la ducha.

01. Karmageddon
02. MATANGI
03. Only 1 U
04. Warriors
05. Come Walk With Me
06. aTENTion
07. Exodus
08. Bad Girls
09. Boom Skit
10. Double Bubble Trouble
11. Y.A.L.A
12. Bring The Noize
13. Lights
14. Know It Ain’t Right
15. Sexodus

Lo mejor

  • Matangi nos devuelve a la M.I.A. de Kala
  • ‘Bad Girls’ y ‘Y.A.L.A.’ imposible sacárselas de la cabeza
  • Todo cabe en Matangi y nada desentona

Lo peor

  • Falta de hits claros
  • Quizás hacen falta demasiadas escuchas para cogerle el gustillo, eso hará que alguno se desanime y se pierda un gran disco

En Hipersónica | M.I.A. lanzará Matangi en Noviembre | M.I.A: portada y tracklist de Matangi, pero no más cambios, por favor | M.I.A. haciendo ruido con su nuevo single, ‘Bring The Noize’ | M.I.A. deja caer algo de Matangi, su nuevo álbum | M.I.A, vídeo de ‘Bring The Noize’: y el ruido se hizo imagen

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments