Manic Street Preachers no parecen estar demasiado preocupados en llevarse bien con sus colegas de profesión. De hecho, da la sensación de que se la suda hasta el punto de poder expresarse hasta quedarse bien a gusto con respecto al resto del panorama que está desarrollandose en la actualidad.

En una entrevista reciente, la banda no ha tenido ningún problema a la hora de hablar sobre unos cuantos de sus compañeros de fatiga. Concretamente, Nicky Wire ha abierto su corazón sobre Arctic Monkeys, dejando salir todo lo que en él había, al ser preguntado sobre un disco clásico que se le hubiera atragantado.

Arctic Monkeys. Nunca lo he entendido. Son la cosa más sosa y lineal del mundo. Y han degenerado un montón como hicieron The Strokes, directos a un coñazo cataclísmico.

No, los de Alex Turner no son los únicos receptores del cariño de Manic Street Preachers. James Dean Bradfield respondió a la misma pregunta evocando a otros compatriotas, Coldplay y concretamente, a su actual productor, Brian Eno.

Cualquier cosa que diga o haga Brian Eno hoy en día la detesto jodidamente con cada átomo de mi ser. Es el Nick Clegg del mundo musical. Es un pésimo motivador personal. Es como una vasija vacía que escupe mierda y que no significa nada.

Este verano nos enteramos de que los galeses tenían pensado dejar los escenarios una temporada para dejar que corra el aire de la creatividad y se lleve las telarañas del tedio de los años y años juntos en amor y compañía, algo que me parece muy loable y preferible a verlos sacar un trabajo que no esté a la altura. Pero por lo que parece, no tienen ninguna gana de desaparecer de la primera plana…

Vía | Gigwise

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments