Mark Lanegan Band — Blues Funeral: lejos de convertirse en el nuevo Tom Waits

Además de por esa voz castigada y perturbadora siempre he encontrado muchas similitudes entre Mark Lanegan y Tom Waits. Ambos tienen un aura de personajes malditos y su presencia física es de las que impone. Sin embargo en su último disco Blues Funeral les veo completamente alejados.

Era uno de los lanzamientos previstos para este 2012 que con más ganas esperaba, más aún tras escuchar ‘The Gravedigger’s Song‘ como adelanto y de enterarme que esta vez flirteaba con la electrónica y hasta se volvía discotequero en alguno de los temas. Con el disco sonando una y otra vez desde hace varios días puedo decir que no ha conseguido dejarme la más mínima huella, que ni siquiera su impresionante voz me parece que esté aprovechada al máximo esta vez y que me siento bastante decepcionado. Y sí, el adelanto era lo mejor.

Su propio funeral

También se parece a Waits en el sentido de que los fans de ambos les siguen con una fe ciega que les impide criticarlos. Seguramente pocos reconocerán que esta vez se ha equivocado, que ha intentando picotear de tantos estilos que se ha perdido y que ha dejado de ser el Mark Lanegan con esa voz que te destrozaba por dentro y que todos esperábamos. Afortunadamente el blues sigue muy vivo pero no lo busques aquí, esto, más bien, podría ser su propio funeral.

https://www.youtube.com/embed/zP5GWYXp4d0

Lo peor de todo es que el disco suena viejo, que utiliza clichés utilizados hasta la saciedad con pasajes más cercanos al AOR o a bandas como U2 a la que recuerda muchísimo ‘Harborview Hospital‘ y eso es algo que nunca nos podríamos esperar de Lanegan, ¿donde está esa mala leche?, ¿y todas esas colaboraciones de lujo que prometía el disco? Apariciones fantasmas.

Una buena voz no es suficiente para salvar un disco

Por lo menos con este disco nos ha dejado bien claro que la electrónica no es lo suyo, siempre que siga utilizándola de forma tan sencilla como en ‘Ode to Sad Disco‘ que solo puede ser entendida como un homenaje a los Erasure más ochenteros. Nunca antes habíamos visto a Mark Lanegan meando tan fuera de tiesto, ni tan siquiera en ninguna de sus múltiples colaboraciones con otras bandas y músicos de las que siempre ha salido con la cabeza bien alta. Lo de hacernos bailar mejor se lo dejamos a otros.

Nos encontramos aburridos y repetitivos salmos como ‘Bleeding Muddy Water‘, ‘St Louis Elegy‘ y ‘Leviathan‘ y sigo sin entender por qué ni siquiera en este tipo de composiciones downtempo más cercanas a su estilo consigue emocionar esta vez. Incluso lo intenta a lo Johnny Cash en ese engendro llamado ‘Deep Black Vanishing Train‘ pasando por alto el detalle de que Johnny Cash es Johnny Cash y nadie más le puede imitar.

6.5/10

Hay un par de temas que se pueden rescatar y que funcionarían muy bien como futuros singles, la enérgica ‘Riot in My House‘ en la que parece poseído por el espíritu de Iggy y los Stooges y ese ‘Quiver Syndrome‘ que a base de afilados riffs, sintes y coros femeninos se convierte en el segundo tema con más fuerza del disco. El resto se queda en una serie de cantos con poca chicha y la sensación de que lo podía haber hecho mucho mejor. Al fin y al cabo creo que no hay nadie que disfrute en un funeral y al final lo que todos estamos esperando es que ese mal trago termine y poder irnos a casa, olvidarlo y recordar al difunto en sus mejores momentos de vida. Los de Mark Lanegan definitivamente no están aquí.

Blues Funeral, tracklist

  1. The Gravedigger’s Song
  2. Bleeding Muddy Water
  3. Gray Goes Black
  4. St Louis Elegy
  5. Riot In My House
  6. Ode To Sad Disco
  7. Phantasmagoria Blues
  8. Quiver Syndrome
  9. Harborview Hospital
  10. Leviathan
  11. Deep Black Vanishing Train
  12. Tiny Grain Of Truth

Web Oficial | Mark Lanegan Band

En Hipersónica | Mark Lanegan lanzará nuevo disco y vendrá de gira a España en 2012, The Twilight Singers — Dynamite Steps: G.D. Noir, The Gutter Twins — Saturnalia

Anuncios