Massive Attack — Blue Lines

Blue Lines es uno de los puntos y aparte de la electrónica de la década de los 90’s. Un trabajo impecable que afrontaba un sonido hasta ese momento poco explotado, un trabajo que es perfecto, una obra magna del género y en definitiva uno de esos álbumes que suponen más que un simple disco.

La obra de debut de Massive Attack supuso una revolución. Calmada, sosegada, pero una revolución. En ese momento, por las Islas Británicas primaba un sonido por encima de todos: el Hardcore. Los cortes de electrónica raramente bajaban de los 120 bpm y las raves eran el contexto donde disfrutar de ellos.

La velocidad se anteponía a la calma y las producciones iban enfocadas hacia esa pista de baile de fin de semana usada como evasión de la cruda realidad del momento, siempre ayudada por las pastillas.

http://www.dailymotion.com/swf/x5svr_massive-attack-unfinished-sympathy_music

Es entonces cuando en Bristol, ciudad británica alejada de la manera de actuar de Londres y Manchester, aparecen proyectos que años más tardes harían que todos los ojos se centrasen en dicho enclave. Nombres de la talla de Massive Attack, Portishead y Tricky. La llamada santísima trinidad de Bristol.

Pero antes de ellos el paso previo: The Wild Bunch. El proyecto formado por Miles Johnson y Grant ‘Daddy G’ Marshall fue el anticipo de todo lo que se iba a mover posteriormente. El sello da la oportunidad a varios artistas a plasmar su particular visión de la electrónica en diferentes referencias y entre esos protagonistas aparecen dos más que son fundamentales para esta historia: Robert ‘3D’ del Naja, y Andres ‘Mushroom’ Vowles.

http://www.youtube.com/v/pi9Jkkf1u6g&hl=en&color1=0xb0cf33&color2=0xdaef86&border=1

La ruptura del proyecto y sello mencionado en 1987 hace que Marshall se una a sus dos posteriores compañeros antes mencionados y comience su nueva aventura un año más tarde: Massive Attack. El Dub había sido uno de los sonidos principales de The Wild Bunch así que no extraña que el trío beba de él como uno de sus sonidos básicos. Sólo que al Dub se le suman más sonidos negros: el Jazz y el Soul, además de la vertiente Funk seductora que James Brown facturó en su momento.

Este cóctel de géneros es lo que va a convertir a Blue Lines en la obra de arte que es y a definir al Trip Hop como nuevo género a tener en cuenta. Melodías cálidas, estética buscada en el resultado, acercamiento al formato del cine y las bandas sonoras (no obstante, al final muchos temas de este género han sido usado de eficaces hilos musicales), y la recreación en los sentidos. Todo ello características del nuevo sonido.

http://www.youtube.com/v/2-yDO-pT3F0&hl=en&color1=0xb0cf33&color2=0xdaef86&border=1

La producción corrió de la mano del propio grupo y dos nombres importantes en la carrera de Massive Attack: Cameron McVey, quien fue además su primer mánager y Jonny Dollar, quien recientemente falleció a los 45 años por culpa de un cáncer.

Ambos lograron casar unas piezas donde se miraba de frente a la herencia de la música negra con Marvin Gaye, Isaac Hayes y Al Green a la cabeza. El Soul que había triunfado en los 60’s-70’s tenía todos los ingredientes para que décadas más tarde fuese recuperado y volviese a tener éxito, sobre todo si en la base se incorporaban las técnicas aprendidas del Dub y del Reggae. Era modernizar el sonido y a la vez ofrecer algo nuevo frente a tanta velocidad descontrolada del Hardcore y similares.

http://www.youtube.com/v/6OuaHh7M0Ss&hl=en&color1=0xb0cf33&color2=0xdaef86&border=1

Para ello, la nómina de artistas que está detrás del experimento es increíble. Más que de Massive Attack en solitario, se tendría que hablar de un álbum compuesto por varios artistas. La base de este álbum se construye gracias a las letras del trío y al sonido que ellos traen, pero sin el apoyo de terceros no habría quedado tan impecable.

Bristol en ese momento no tenía todos los ojos sobre ella y su escena era una más. Hasta tal punto que Geoff Barrow de Portishead se autodenomina el chico del té y se quita responsabilidades añadidas en la grabación de Blue Lines con palabras como éstas:

No hice nada más que té y más té, y también un montón de bocadillos, aunque haya quien asegure que participé activamente.

Una de las figuras claves en los próximos años se dedicaba a servir té a sus amigos. Pero entre medias, en el estudio Coach House aportaban voces artistas de la talla de Tricky, otro desconocido en ese momento, Horace Andy, Tony Bryan y sobre todo, Shara Nelson, un timbre femenino que impresiona.

Con un equipo como éste, Blue Lines tenía que salir perfecto, puesto que el talento unido entre todos los artistas era incalculable. Y así fue, desde el inicio, con ‘Safe From Harm’ donde la aportación de Shara Nelson ya hace de las suyas y deja a unos posteriores imitadores llamados Morcheeba a la altura del betún. De fondo, nada utópico, sino el reflejo de la cruda realidad del momento dejando decir al estribillo:

You can free the world you can free my mind
Just as long as my baby’s safe from harm tonight.

Horace Andy coge el testigo y afronta el fraseo lo más reggae posible en ‘One Love’, donde daban, en parte, un respiro a la temática social, al igual que después con la llegada del triplete de voces, Tricky, Daddy G y 3D en ‘Blue Lines’, con riff jazzy al fondo; y la versión soul del tema original de 1972 de William DeVaughn que Tony Bryan encaja como un guante a la voz, como si de un Al Green moderno se tratase.

Tras este aparente descanso, el traslado puro a Jamaica en ‘Five Man Army’, de nuevo con la alternancia de voces anterior a la que se suma Claude “Willie Wee” Williams.

http://www.youtube.com/v/ywsmkjsflqU&hl=en&color1=0xb0cf33&color2=0xdaef86&border=1

Ya pasada la mitad del largo el dardo que hechizó a todos: ‘Unfinished Sympathy’, sin el que no se entenderían muchas cosas, entre ellas el Play (1999) de Moby. A las voces: Shara Nelson, a la producción el grupo y Jonny Dollar y como sampler de percusión un fragmento de la versión que Paul Simon hizo del tema de Bob James, ‘Take Me to the Mardi Grass’. Insuperable. Un himno. Las ventas y la crítica musical también cumplieron y mientras llegaba al puesto 13 de la lista británica de singles y al 1º de la alemana, la prensa lo acogía como el gran tema que es.

http://www.dailymotion.com/swf/x118s_massive-attack-daydreaming

Massive Attack — Daydreaming

Así, con artistas amigos, con sesiones de grabación entre Bristol y Londres (los estudios Eastcote, Abbey Road, …) y un nuevo sonido bajo el brazo, la insistencia de Neneh Cherry a Virgin Records para que produjesen y publicasen el debut de Massive Attack quedaba completa.

http://www.youtube.com/v/m90X0Ub4B2E&hl=en&color1=0xb0cf33&color2=0xdaef86&border=1

Massive Attack — Safe From Harm

La multinacional tenía entre sus manos un diamante en bruto, con el que iba a conquistar a todo tipo de públicos por su propuesta accesible, iba a introducir poco a poco a la electrónica en el mercado masivo de consumo en casa que tan difícil resultaba en países como Estados Unidos, y a poner las bases de un nuevo género procedente de Bristol.

Sitio Oficial | Massive Attack
En Noctamina | Massive Attack

Anuncios