Anuncios

Mastodon en las montañas de la locura

Blood Mountain, el tercer disco de Mastodon, marcó con su lanzamiento en el año 2006 el momento más excesivo de la banda de Atlanta a todos los niveles. Con la perspectiva que podemos tener ya sobre su carrera tras seis trabajos desde el estudio, algún que otro EP e incluso dos álbumes grabados en directo, esa eterna asignatura pendiente para ellos, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que no han hecho nada igual a lo que aquí expusieron.

¿Es progresivo ese arsenal que despliegan? Sin duda, pero lo hacen como nadie, comprimiendo las estructuras en canciones que oscilan entre los tres y los cinco minutos; todo va pues en una aparente desbandada donde los riffs se agolpan unos sobre otros, donde los solos, impacientes, no quieren esperar a su momento de gloria, donde una salida es ya la vertiginosa introducción del siguiente corte. La desbanda, ya digo, es aparente, pues todo aquí está sorprendentemente bajo control. ¿Es sludge el motor que ruge bajo el capó? Como pocos, tenedlo por seguro, y eso que difícilmente respeta las convenciones del género.

Como ya ocurría con Leviathan, el concepto sobre el que gira, crece, se expande sin control lírico. La obra parte de unas cuantas referencias claras de la literatura y la fantasía para interpretarlas de forma extremadamente libre. En esta ocasión, la historia presenta al héroe cuyo camino en busca de la Calavera de Cristal le lleva a ascender una montaña cargada de peligros, desafíos y seres a los que es difícil definir como amigos o enemigos.

The Wolf Is Loose

“Me veo obligado a hablar, pues los hombres de ciencia han rehusado seguir mi consejo sin saber por qué. Expondré, contra mis deseos, las razones por las que me opongo a ese proyecto de invadir las tierras antárticas en busca de fósiles y de horadar y fundir las antiguas capas de hielo.”

Los peligros no se harán esperar. Según la leyenda, un voraz cambiapieles anda suelto por los bosques que cubren las faldas de la montaña: la batería de bienvenida es la primera advertencia del sonido de sus fauces al cerrarse (quizás el último que oirás) y la corrosiva guitarra que no cesa son sus ojos vacíos en busca de presas. El héroe de los dioses tendrá que demostrar pronto su valía.

Crystal Skull

“Todo esto no hizo sino agravar la sensación de malestar que me inspiraban aquellos curiosos espejismos que estallaban sobre nosotros, en el cenit cada vez más opalescente, mientras avanzábamos hacia las montañas y comenzábamos a distinguir sus ondulaciones.”

Cuenta la leyenda que la Calavera de Cristal es la fuente del conocimiento y que será fundamental para la travesía que aguarda al héroe. Escondida en una caverna, la voz de Scott Kelly (Neurosis) es en realidad un millón de voces en miles de caras recorriendo la oscuridad. El solo de guitarra, cristalino como la propia calavera, es el sonido que hace el héroe huyendo de terrores sin nombre.

Sleeping Giant

“Las montañas desconocidas se alzaban ante nosotros como un amenazador baluarte de gigantes.”

Una explosión sónica que es en realidad la pesada respiración de un gigante, que es la tierra a punto convertirse en fuego bajo tus pies. El suelo arde, la montaña entrará en erupción en cualquier momento, la espera es tensa. La guitarra, poco después, surge y ya está muy lejos de aquí, indicando el camino a las estrellas.

Capillarian Crest

“Me alegré cuando el espejismo comenzó a desvanecerse, aunque en el proceso las torres y conos de pesadilla asumían momentáneamente formas distorsionadas todavía más espantosas.”

La corriente del río desciende con violencia, los riffs son el agua que golpea contra las rocas una, otra y otra vez. La batería responde y la guitarra aún adquiere más violencia. Aquí el peligro no tiene ojos a los que el héroe pueda mirar, pero un paso en falso puede ser más que fatal cuando a su alrededor los instrumentos truenan de manera ensordecedora.

Circle Of Cysquatch

Protectores de su tiera

Ojos a tu alrededor

Entra en el laberinto

Es momento de atravesar el reino del Cysquatch, quien con su único ojo es capaz de observar lo que está por venir para el héroe. Esta raza es muy territorial y no aceptará fácilmente al extraño que pretenda hollar su suelo. Dentro de su laberinto, una advertencia en voz psicodélica que deberemos escuchar.

Bladecatcher

“wolf-loose-mastodon.jpg” src=”http://img.hipersonica.com/2014/07/wolf-loose-mastodon.jpg» class=”centro_sinmarco” />

“De modo que debo dejar de lado toda reticencia y hablar de aquel mundo innominable que se oculta detrás de las montañas alucinantes.”

Los narradores de la historia prefieren que esta vez sean sus instrumentos quienes hablen, pues también ellos tienen mucho que decir. Por un momento, uno de ellos se presenta en armonía, pero cuando los demás se unen al coro, no hay nadie que pueda controlarlos. Mejor será dejar que se peleen entre ellos, que se hagan daño si así lo desean, pero por si acaso no nos acercaremos mucho a la jauría de acordes.

Colony Of Birchmen

El bosque crece más rápido de lo que soy capaz de distinguir

Da la sensación de que soy una víctima de las circunstancias

Corriendo con la Muerte

Josh Homme (Queens of the Stone Age) se erige como representante de los hombres-abedul: su voz es la más amigable que hemos escuchado en todo el camino, pero sería un error confiarnos a esa entonación que nos hace pensar en otros discos más lejanos y menos esquizofrénicos. El corazón del héroe, a medio camino ya de completar la ascensión, duda hasta que un solo de guitarra que no acepta discusión le obliga a seguir adelante.

Hunters Of The Sky

https://www.youtube.com/watch?v=A6F1AFbsapc

“La tierra nevada y el cielo se transformaban en un único abismo sin horizonte visible.”

El héroe tendrá que correr más rápido que en toda su vida porque el cielo está lleno de tiburones. Sus alas golpean el aire y lo convierten en algunos de los riffs más contundentes que encontraremos por el camino, cargados de guitarras que parecen a punto de romperse a cada instante bajo la presión a la que se ven sometidas. En algún lugar debe haber un refugio, pero no será aquí.

Hand Of Stone

“Nadie es capaz de ver la diferencia en el lugar donde el cielo se encuentra con la tierra.”

Tan cerca del final del camino y a la vez tan lejos; llegado a este punto el único destino lógico es el que lleva a la perdición. ¿Seguirás a la mano de piedra que te marca un destino incierto a golpe de puro sludge de la vieja escuela? Aullidos como ya no se escuchan en las nuevas narraciones del mastodonte lo cubren todo. Difícil decir qué es la verdad y qué es la máscara.

This Mortal Soil

“La atmósfera que flota sobre la tierra está corrupta para el hombre.”

La tierra que hoy vemos no es más que una instantánea que acabará por desvanecerse. La montaña más alta y más sedienta de sangre apenas será un montón de polvo cuando el universo esté terminando su adolescencia. Las estribaciones más progresivas del macizo nos recuerdan aquí que Mastodon también son mortales, y que como tal tienen referencias pasadas y héroes del género a los que rendir pleitesía.

Siberian Divide

“El mismo canto del viento parecía estar animado por una malignidad consciente, y durante un instante me pareció distinguir toda una gama de sonidos musicales mientras las ráfagas se hundían en las bocas de las cavernas.”

El viento trae una voz que reclama locura, Cedric Bixler-Zavala (The Mars Volta) es el dios de hielo que nos llama entre la tormenta de nieve que no deja ver nada más. No obstante, el héroe sabe que más allá de la pared que forma la ventisca se encuentra la ansiada cima. La calavera de cristal es el único recuerdo que le empuja a seguir adelante. La tierra tiembla, pero todo acabará pronto.

Pendulous Skin

Creo sentir el final del tiempo

Las calaveras se encienden con el brillo del cristal

Y empiezan a calentar la cima vacía

Nota: las citas incluidas durante el artículo pertenecen a la obra de H.P. Lovecraft titulada ‘En las montañas de la locura’ y a las letras de Mastodon para Blood Mountain, libremente traducidas por mí.

Mastodon: discografía

Anuncios