Anuncios

Maya Jane Coles — Comfort: el deep house se hace pop

No nos vamos a engañar, en la meteórica carrera ascendente de Maya Jane Coles, el hype ha tenido una buena parte de responsabilidad, pero tampoco podemos negar que, si a día de hoy se la rifan para encargarle remezclas o para que pinche en sesiones, algo tiene que haber al rascar tras esa superficie del hype.

Y hay varias cosas, de hecho. Por un lado está ella y su atractiva personalidad. Británica, de ascendencia japonesa, controladora, obsesionada por el detalle; no deja nada al azar en sus trabajos, ya sean para publicar bajo su nombre como para esas remezclas para otros, e incluso mete mano a las portadas de discos como Comfort. Nada en su trabajo es casualidad.

Maya Jane Coles, la “debutante” con experiencia

Y ha sido mucho el tiempo que hemos tenido que esperar para poder escuchar un primer largo firmado por ella, lo cual a muchos nos hace pensar en una debutante, pero no, de eso nada. En Maya Jane Coles tenemos a una experta con kilómetros y kilómetros de rodaje como DJ y otras tantas horas de vuelo como productora, pudiendo irnos hasta 2008 en busca de su primer lanzamiento en formato single.

Posiblemente por esa obsesión por el detalle y por ese perfeccionismo casi compulsivo no hayamos tenido un álbum completo de ella hasta ahora, aunque tras escuchar Comfort, parece que la cosa estaba madura y ya había llegado el momento de recolectar los frutos de estos más de 5 años publicando.

Y durante esos años, la hemos visto insuflarle nueva vida a un estilo como el deep house algo olvidado y relegado a las pistas de baile especializadas, por eso, llama la atención el giro estilístico que Maya Jane Coles ha dado a su primer álbum.

https://www.youtube.com/embed/4OvpiEilNbs

No, no nos precipitemos: sus señas de identidad están ahí, pero ha preferido suavizar un poco la exigencia de su estilo en anteriores EPs y singles y ha dejado que su música se acerque con cautela a estilos más cercanos y digeribles para el gran público, sobre todo británico; será difícil que escuchemos algo de Comfort en las emisoras de radio generalistas españolas.

En Comfort, la melodía ha ganado peso frente al ritmo; los BPMs han bajado un poco más que en otras producciones suyas, y, aunque sigue habiendo una necesidad de pistas y espacios mayores que un salón o un dormitorio, este disco parece haberse concebido pensando más en la escucha particular, en casa, o con auriculares que en clubes.

De hecho, una prueba más de este aspecto del disco es el ver que casi todos los temas cuentan con un colaborador, con una parte vocal, que, si no es por cantada por un invitado, es interpretada por la misma Maya, quien, como ya pudimos escuchar en su último EP, Easier To Hide, (y ahora podemos recordar en el disco) se siente muy cómoda cantando.

Comfort, el house cómodo para todos los públicos

Comfort nos llega con un total de doce temas, y algo más de 50 minutos y se presenta como un bloque bien cohesionado, en el que los ritmos lentos y pausados son la pauta a seguir: Las ideas claras ante todo.

Desde un primer instante nos damos cuenta de que las voces son tan importantes como esas atmósferas que la productora va creando tema a tema, y a medida que avanza los cortes vemos que hay tanto de canción como de pieza electrónica en cada una de ellas, en la impensable búsqueda de unir el house del futuro con el pop y algún que otro ramalazo de trip-hop. Para ello, los bajos se han suavizado bastante y a los temas se les ha dotado de unas delicadeza y sutileza que sólo se le podía ocurrir a una mujer en un estilo como este, alejándose bastante del deep que ha frecuentado siempre, o dándonos una nueva visión de éste si se prefiere..

Pero no todo están manos de la mente pensante de Comfort; las voces elegidas también ponen su granito de arena cuando no es ella quien canta. Por ejemplo, en ‘Everything’, elegido como single, la voz de la poco conocida cantante Karin Parks compite por el protagonismo contra el ritmo house (aquí sí, bastante claro) y sale vencedora, llevándose el tema a un terreno cercano al del hit radiable que reina hoy en día en UK.

Burning Bright’, con Kim Ann Foxman (de Hercules Love Affair) o ‘Fall From Grace’ junto a Catherine Pockson, (de los Alpines) son otros dos ejemplos de como hacer el house futurista algo accesible a todos, repleto de sensualidad, bailable casi a oscuras y a la vez, con estribillos y letras capaces de engancharse en el fondo de nuestras mentes por días.

https://www.youtube.com/embed/yLvByOh2iLo

Tanto en ‘Blame’, como en algún otro tema de Comfort, la Coles parece haberse contagiado de los remixes que ha hecho para The xx, teniendo en esa guitarra triste y melancólica cierto deje más orgánico y menos frío que el de la electrónica, y sonando a los temas del trío, aunque la voz de Nadine Shah en este caso, nos saque completamente del posible error y nos aclare que no, no estamos ante un remix de Coexist.

Las voces masculinas, por contra nos ofrecen más contraste que las femeninas. Por un lado, en ‘When I’m Love’ encontramos a un sugerente Thomas Knights, alguien que poco tiene que ver con cantar y sí con la imagen (lo suyo es la fotografía o los vídeos) pero que se muestra más que solvente y consigue con esos aíres soul hacer uno de los temas más interesantes del disco.

Todo lo contrario que Tricky en ‘Wait For You’, un tema oscuro y cercano al trip-hop, en el que el veterano productor y cantante no sobresale por ofrecer básicamente lo mismo que en sus temas propios, dejando algo desaprovechada una de las colaboraciones a priori más interesantes del disco.

Menos mal que otra veterana como Miss Kittin ofrece justo lo que Tricky no llega a dar y con su voz se ajusta perfectamente a un tema que parece diseñado a la medida de su voz, en uno de los acercamientos más clásicos al house de todo el tracklist.

7.3/10

En definitiva, en Comfort tenemos el debut perfecto para una artista que ya necesitaba una consagración como esta. En él tenemos una visión conciliadora y democratizadora del house y su vertiente deep que trata de hacer de la electrónica moderna de Maya Jane Coles algo fácil de digerir para cualquier oyente.

Comfort es capaz de sonar a la vez grande e íntimo, de dejarse escuchar en pistas oscuras y pequeñas y de ser la perfecta banda sonora para una noche íntima en casa. Es la prueba de que las mujeres tiene aún mucho que decir en un estilo aún dominado por los hombres, y de que el underground aún puede llegar a más gente sin que esta tenga que vender su alma a la electrónica facilona que asola las pistas de baile de medio mundo.

Comfort, tracklist:

  1. Comfort
  2. Easier To Hide
  3. Burning Bright feat. Kim Ann Foxman
  4. Dreamer
  5. Blame feat. Nadine Shah
  6. Stranger
  7. Everything feat. Karin Park
  8. Fall From Grace feat. Catherine Pockson
  9. Wait For You feat. Tricky
  10. When I’m In Love feat. Thomas Knights
  11. Take A Ride feat. Miss Kittin
  12. Come Home

En Hipersónica | The xx, vídeo de ‘Fiction’: en busca de un amanecer en blanco y negro

Anuncios