Memest — Bastards and Liars

Es más que sabida la enorme dificultad que existe en nuestro país para poder salir adelante siendo músico de rock/metal, donde son muy pocas las bandas que consiguen ese estatus que les permita poder estar continuamente de ciudad en ciudad y permitirse vivir de esto. Así de jodido es el negocio, y muchas bandas tienen que echarle verdadera pasión para poder mantener activo el proyecto que les hace sentir realizados creativamente.

A pesar de esta situación, podemos encontrar bandas de muy buen nivel dentro de nuestras fronteras que consiguen darle un toque brillante e interesante a nuestra escena underground, o simplemente aprovechan la influencia de bandas extranjeras y, a base de energía y potencia, consiguen ser impactantes. Es el caso de los tarraconenses Memest, que aunque su fórmula no sea especialmente (o nada) revolucionaria, saben imprimir pasión y entusiasmo en su manera de tocar para lograr llamar nuestra atención.

El potente y añejo cóctel de Memest

Cabe matizar que no estamos ante unos rookies dentro de nuestro metal nacional, ya que tres cuartas partes de la banda ya tocaban juntas en Human Waste, una de las agrupaciones claves dentro de nuestro Death Metal. Con la incorporación al bajo de Anselmo Horta, podemos ver reunidos a los guitarristas Jaume Estupinya y Carlos Matheu junto con el batería Daniel Audí, también propietario de uno de los sellos más interesantes dentro del underground cañi como es Discos Macarras.

En ocho temas se bastan para noquearte con sus poderosas guitarras y para parir riffs de vértigo

No obstante, lo que encontramos en Memest, y más concretamente en este Bastards and Liars (Discos Macarras, 2014) que nos ocupa, difiere bastante de lo que tocaban Human Waste. Este cuarteto retrocede más en el tiempo y en la raíces del Metal, aquel que casi se mezclaba con el Hard Rock, tomando de referentes imprescindibles como Black Sabbath o Motörhead. O incluso se permiten amagos hacia el Doom más clásico de gente como Saint Vitus.

Eso es básicamente lo que encontramos en Bastards and Liars, un disco de sabor añejo y bastante conocido, pero que aun así sabe estupendamente y entra de maravilla. En ocho temas se bastan para noquearte con sus poderosas guitarras y para parir riffs de vértigo con los que sacudir bien la cabeza. Esperar innovación aquí es tarea inútil, así que solo debes acercarte a este disco si buscas un sonido que, aunque clásico, suene rotundo y transmita mucha fuerza.

7.7/10

Si lo dicho hasta ahora no os resulta un gran problema, está claro que lo tenéis todo para disfrutar con un grupo como Memest. No será un disco que marque un antes y después en nuestra escena, pero tampoco lo busca. Sólo pretende realizar un sincero y poderoso homenaje a esos referentes clásicos y de volver a darle su significado al Heavy Metal primigenio. No quiero terminar sin hacer mención a la colaboración en el disco de Christopher de los espectaculares deathmetaleros Dejadeath, banda que comparte productor, Óscar ‘AX’ David, con este grupo y consigue darle este sonido crudo pero muy pulido.

Anuncios