‘I Just Want To Be A Flaming Lip’, bautizaron Mequetrefe a una de las canciones de su ya un poco lejano primer disco, Play Off (2010). ‘But I Ended Up Being A Primal Scream’, podrían haber titulado alguna de las de este Gobi que acaba de salir del horno, aunque por desgracia no lo han hecho. Aunque en fin, han dedicado una canción (‘Belén Is Back’) al regreso de Belén Esteban a la televisión, así que supongo que eso ya cuenta para algo. Pero no seamos injustos: éste es un disco de carácter marcadamente screamadélico, sí, pero tiene bastante donde rascar. Echemos un vistazo.

Mequetrefe: añade una capa más

Hablamos de un proyecto algo intermitente que tiene su origen en 2007 en Santiago de Compostela y que, tras aquel primer disco, ha ido dando pasos en forma de EP y singles hasta llegar a redondear este segundo trabajo, que publica ahora la gente de El Genio Equivocado. Y hablamos, sobre todo de un proyecto no sé si personal pero incuestionablemente con personalidad. Para empezar, si uno intenta definir de qué van estos tipos tiene que ponerle varios apellidos a la etiqueta, lo cual siempre es buena señal. Y al final le acabará saliendo algo como electropsicodeliashoegazedub. Por lo menos.

Una canción de Mequetrefe es como esas cenas de Navidad donde varios de los comensales son de ésos que tienden a soltar las verdades a partir del tercer vino: se sabe cómo empiezan, pero nunca cómo pueden acabar. Sus temas, generamente largos, parten de un punto determinado, pero nunca dan la impresión de saber hacia dónde se dirigen exactamente: más bien parece que el destino lo van encontrando por el camino. La clave para lograr eso es ir dando rodeos, obviando siempre el atajo y tomando la ruta más larga, yendo en dirección contraria cuando por fin aparece un indicador de “salida”. Traducido: añadiendo capas y más capas a su sonido, retorciendo las cosas cada vez un poquito más. El reto, claro, es que el personal no se pierda en un trayecto con tantos baches.

Mequetrefe Battles The Pink Robots

Apenas diez temas componen Gobi y el minutado total se va por encima de la hora de duración. Supongo que eso os puede dar una idea de lo que os estoy hablando: efectivamente, tres cortes rondan los diez minutos de duración, así que esto es ligeramente denso. Pero tranquilos, que hay coartada. Y además, mientras tanto (y esto siempre es lo importante), el viaje es entretenido, que es de lo que se trata. Delays y reverbs por todas partes, distorsión a tope, voces ininteligibles y todas las maquinitas y efectos que puedan caber en la marmita: tú echa, que luego ya iremos dosificando de la forma justa. De nuevo la idea del viaje, del no saber qué te deparará el futuro, qué extraño giro de guión te encontrarás en el siguiente tramo.

Y todo esto, oigan, sin que a Gobi se le pueda colgar el cartel de “experimental”. O al menos sin que a mí que se me ocurra ponérselo, que uno siempre se imagina al artista encontrándose una crítica como ésta y descojonándose al grito de “chato, es justo al revés”. No son los suyos discos que se parezcan a muchos otros y sin embargo tengo la sensación de que Mequetrefe experimentan poco o nada, que ellos vienen de casa con la lección ya bien aprendida y se dejan llevar y buscan sorprender, sí, pero siempre sabiendo muy bien el terreno que pisan. No puede ser casual, por ejemplo, la ubicación al final del tracklist de la monumental ‘The Last Trip’, ese perfecto (y muy improbable) single que tiene algo de resumen de todo lo vivido hasta entonces y de punto de llegada, de mirar por el retrovisor un momento antes de perderse en el horizonte como coherente desenlace.

7.3/10

Vale la pena dejarse tentar por el viaje que proponen estos tipos. Hay temas de vertiente pop y otros que se pierden en una batalla de guitarras distorsionadas, hay un interesante juego de llegar a la psicodelia pasando por Manchester y hay una sensación general de que, sin revolucionar nada, quizá nadie más esté haciendo exactamente esto por aquí. Vale la pena dejarse tentar porque, después de todo, tampoco piden tanto y, al final del trayecto, te devuelven cómodamente al punto de partida. No es un mal trato.

Más en Hipersónica | Mequetrefe lanzan ‘The Last Trip’, diez minutazos como último avance de su nuevo disco

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments