Miike Snow — Happy To You: segundas oportunidades mal aprovechadas

“CriticaMiikeSnow” src=”http://img.hipersonica.com/2012/04/criticas-hs-2012Miike Snow.jpg” class=”centro” />

Miike Snow están de vuelta. Tras 3 años en el dique seco, llega la hora de escuchar Happy To You, la continuación a su debut, Miike Snow también, que en su momento pasó quizás algo desapercibido, pero que escondía tesoros como ‘Animal’. Toca ver si han mantenido el nivel, si son capaces de reproducir aquel éxito (sobre todo en su país) o si bien son una banda aún en desarrollo, que tiene cosas mejores que ofrecer, pero en un futuro aún más lejano.

Y es que, si bien el problema con el debut suele ser el hecho de estar expuesto a que te comparen con otros proyectos de los que tomas las influencias, en el segundo trabajo te enfrentas a ti mismo, a las comparaciones con tu primer álbum a poco que este sea más o menos destacable. Y ahí es donde puedes salir perdiendo.

En el caso de Miike Snow, dicho debut era destacable, por lo que, los que esperábamos este Happy To You lo hemos examinado minuciosamente bajo la lupa de la esperanza de que todo se mantenga, como mínimo, igual que lo que nos dieron en 2009.

https://www.youtube.com/embed/4hFxG7EwzFk

Happy To You: ahondando en las fórmulas

Y si, en parte, en Happy To You, el trío ofrece más o menos lo mismo; abordando de nuevo su visión del indie pop con indefectible sello sueco desde una perspectiva electrónica. Queda claro por qué uno de los éxitos de Britney Spears más llamativos de los últimos tiempos, ‘Toxic’ tenía su mayor baza en la producción: tras él se encontraban Bloodshy & Avant, que no son otros que Christian Karlsson y Pontus Winnburg, el 66 por ciento de Miike Snow.

Si gente como Britney, Madonna, Kelis o Kylie Minogue se han puesto en sus manos y han cantado temas producidos por ellos, muy malos no deben ser, así que, en teoría, un trabajo para ellos mismos debe rayar a la misma altura que los de estas grandes divas. Y sí, desde el punto de vista de la producción, a Happy To You no se le puede poner pega alguna. De hecho, es su faceta más destacable.

https://www.youtube.com/embed/nzxYUsnZV6M

Por lo general, en esta ocasión, Miike Snow han seguido recreándose en esos momentos luminosos que consiguen gracias a sus juguetones sintes y loops, intenciones que dejan claras desde el primer momento con ‘Enter The Joker’s Lair’ o ‘The Wave’, temas más redondos en muchos aspectos, que los que se incluían en su debut, fruto sin duda de la experiencia adquirida como banda.

Pero este es también un disco algo más poliédrico, y hay lugar también parta momentos más melancólicos, como mandan los cánones en el pop nórdico. De hecho, una de las mejores letras del disco la encontramos en ‘God Help This Divorce’, uno de esos cortes que nos muestran otra cara más desconocida del trío.

https://www.youtube.com/embed/nk1gaE1G7JM

Si hay un tema que resume todos los aspectos que son capaces de abarcar, ese es sin duda el intrigante ‘Black Tin Box’, la colaboración con Lykke Li, en la que además de mostrarnos su cara más oscura, con esa ululante línea de sintetizador que marca el paso de principio a fin, consiguen, como si de las dos caras de la misma moneda estuviéramos hablando, el perfecto contrapunto, para uno de los temas estrella de Happy To You, el mucho más alegre y pegadizo ‘Paddling Out’, que posiblemente es el que más se acerca al redondo ‘Animal’ del debut, (Youtube), pero sin llegar a alcanzarlo.

Si las piezas no encajan bien, ¿devolvemos el mueble a IKEA?

Pero no es oro todo lo que reluce, y, además de la falta de un hit perfecto, en algunos momentos del disco, como si de un mueble mal ensamblado de IKEA, que para eso comparten nacionalidad, se tratara, las letras no llegan a la altura esperada, y mucho menos la por momentos apocada voz de Andrew Wyatt, más idónea para otros estilos, que se queda cortas para la potencia de los pads, beats y sintes que sus compañeros aplican.

https://www.youtube.com/embed/Cb4AI6COsp8

Así que, sin duda, estaríamos ante un disco con momentos destacables, capaz de igualar y sobrepasar en la mayor parte de aspectos al debut, pero que no llega a destacar lo suficiente del montón; es uno más de entre tantos que nos da el pop o el electro pop más concretamente, cada año, y al que, seguramente, no le prestaríamos la más mínima atención si no fuera por las credenciales de Karlsson y Winnburg, y de el currículo que aportan con su anterior disco, y, sobre todo con aquel pelotazo que era ‘Animal’.

Y es una verdadera pena, porque quizás los momentos destacables del álbum pesen bastante más que los prescindibles; pero hoy día, si no tienes ese verdadero hit que llame la atención sobre todo tu trabajo, posiblemente un buen disco como este pase desapercibido para el gran público. Habrá que esperara a una tercera entrega, a ver si Miike Snow terminan de despegar.

“happytoyou250” src=”http://img.hipersonica.com/2012/04/happy to you250.jpg” class=”derecha_sinmarco” />

Happy To You, tracklist:

01. Enter the Jokers Lair

02. The Wave

03. Devil’s Work

04. Vase

05. God Help This Divorce

06. Bavarian #1 (say you will)

07. Pretender

08. Archipelago

09. Black Tin Box (feat. Lykke Li)

10. Paddling Out

En Hipersónica | Miike Snow — ‘Paddling Out’: remando a favor de la corriente | Miike Snow nos llevan al lado oscuro de la mano de Lykke Li en ‘Black Tin Box’

Anuncios