“Miley vs Madonna” src=”http://img.hipersonica.com/2014/01/MileyVsMadonna.jpg" class=”centro_sinmarco” />

Algunos pensábamos que lo de los MTV Unplugged era ya cosa del pasado, pero se ve que nos equivocábamos; siguen vivitos y coleando, y según parece, con el que se emitió anoche, protagonizado por Miley Cyrus, están en plena forma.

Más que nada, porque de audiencia debió andar bien sobrado, si tenemos en cuenta que Cyrus, con eso de haberse convertido en la reina de la polémica últimamente, seguro que fue motivo para que muchos se engancharan a las pantallas de sus televisores en busca de un nuevo capítulo de Twerking: The Series.

Pero si con Hannah Montana no había suficiente llamada de atención, quizás con la confirmación de la, hasta anoche rumoreada, actuación de Madonna en el Unplugged de marras, los picos de audiencia debieron ser estratosféricos, al menos para ese momento de gloria de la mini-ambición rubia… Quién le hubiera dicho a ella hace unos años que se vería en el mismo escenario que la Ciccone, ¡y echándole mano a las posaderas!

MTVNPlayer

El caso es que, allí estaban las dos, sobre el escenario, haciendo un poco de teatro Madonna, al salir “inesperadamente” de entre el público, para cantar junto a la Cyrus, primero un fragmento de ‘Don’t Tell Me’, (Youtube) uno de los temas del Music de la Ciccone (y que a este que escribe sigue siendo uno de los que más le gustan de su discografía) y luego otro de ‘We Can’t Stop’, (Youtube) del Bangerz de la hija de Billy Ray en una especie de live mash-up.

Todo muy country, por cierto, no sólo por la canción de Madonna y la adaptación de la de Miley, sino también por la decoración del escenario, y por el poco agraciado look de ambas cantantes y, algo menos llamativo de los músicos que las acompañaron.

Aunque, claro, hablar de vestimenta en el caso de Cyrus es hablar por hablar; esta vez es cierto que se tapó un poquito más, pero con eso de estar acompañada por la otrora reina de la polémica, Miley debió pensar que lo suyo, el lugar de un Unplugged debía ser un Undressed.

Y sí, las intenciones de provocar estaban ahí, claramente, aunque poco escándalo porque, por muy ensayado que estuviera todo, a Miley le faltan tablas, y todo pareció demasiado forzado y muy de artista novata por su parte.

Quizás lo más interesante es ver ese par de “momentos restregón”, casi como la bendición de Madonna al episodio twerking de Miley y a su desmelene. Eso o el posible recadito a papá, en forma de coreografía country (recordemos que Billy Ray es el verdadero propietario del ‘No Rompas Más’ de Coyote Dax), en la que una Madonna algo renqueante por su reciente esguince quedaba algo por detrás de Miley. Pero no nos equivoquemos; quedó bien claro quien es la maestra, y a la hora de cantar, la jovencita se quedó completamente ensombrecida por la veterana, no sólo en la parte “ajena”, el ‘Don’t Tell Me’, sino también en la suya propia.

En Hipersónica | Gaga vs Perry: ¿hay partido? | La espectacular actuación de Madonna en la Super Bowl: M.I.A. la lía

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments