Anuncios

Moanaa — Descent

Aquí en Hipersónica somos culpables de muchas cosas, entre ellas la de generar burbujas como la del rock progresivo polaco, en la que tantos grupos no se han consolidado en un alto nivel en el género. Pero no solo de prog vive Polonia, que también goza de grupos portentosos en otros géneros, como mostraron Ampacity el año pasado con su psicodélico debut o como demuestran este año los que hoy nos ocupan.

De Polonia son Moanna (concretamente de Bielsko Biała), y eso se nota en la clase con la que tocan y el espíritu del saber hacer que late en cada nota. Dos guitarristas, un bajista, un batería y dos vocalistas que tienen el Doom y el Post-Metal como pilares fundamentales, tocando con una emotividad y una epicidad armoniosa y desgarradora que compensa una propuesta no especialmente rompedora o revolucionaria, pero que está ejecutada de manera soberbia.

Este año se han destapado como sorpresa en ambos géneros con su debut Descent (autoeditado, 2014), con muchas reminiscencias claras a unos Isis intermedios entre sus discos Oceanic y Panopticon (en otras palabras, los mejores Isis). Ellos no se empequeñecen ni ocultan sus defectos, sino que en su lugar se dedican a fortalecer varias de sus virtudes, entre ellas una técnica muy precisa tanto en lo melódico como cuando se convierten en un muro de sonido de esos que, a pesar de arrasar a base de decibelios, suenan pulcros y muy nítidos, lo que se convierte en un plus añadido que hace de estas piezas algo más deleitosas para el oyente.

7.4/10

Por lo pronto, ya se han destapado con mucho acierto y han dado un buen golpe sobre la mesa, pero luego les tocará lo más difícil, que es refrendarlo mediante una consolidación de sus virtudes y el talento compositivo que claramente poseen, además de limar varias asperezas que muestran pero que terminarán desapareciendo con unos cuantos años de experiencia. Mientras tanto, el buen sabor de boca que dejan en Descent es más que suficiente para hacernos disfrutar un buen rato para los que disfrutamos este estilo del sonido pesado, con casi una hora de duración que se nos hace mucho más corta de lo que creemos. Lo dicho, prestad mucha atención a estos Moanna.

Anuncios