“Mirrors EP” src=”http://img.hipersonica.com/2013/06/650_1000_Monokle-Mirror-EP.jpg" class=”centro” />

En diciembre del pasado año hablaba de uno de los discos que más me gustaron en 2012, Saints de Monokle. El amigo Vlad Kudryavtsev, ruso de procedencia, dejó buenas sensaciones con luminosos beats de glitch, fundidos en una corza dubstep. Algunos meses después, en el pasado abril, sacó nuevo material, el EP Mirrors del que hablamos hoy.

Tras algunos meses sin editar nuevo material oficial, en este Mirrors se puede comprobar que nuestro amigo de más allá de los Urales no ha optado por continuar con algunos de los ejes que vertebraban Saints, entre ellos, ritmos rotos, breaks y algún pinchazo de IDM. Pero sigue existiendo el amor por pequeñas texturas que desarrollar en líneas ambientales de fuerte contenido melódico.

Seguir la línea del último disco no es mala idea

Mirrors apenas tiene cuatro cortes, y en ninguno de ellos se aprecia algún cambio trascendental en sus producciones, pero sí que al menos deja para el repertorio algún tema en el que volver a construir melodías que evocan diferentes emociones, entre ellas, momentos de soledad pero también pasajes altamente luminosos y que dejan algún destello del mejor Monokle de su anterior álbum. Así pues, este EP no es desde luego una joya, pero tiene un par de cortes de notable que dejan buen sabor de boca.

Otro rasgo que sí está presente y que va en línea con otros trabajos del ruso, son las colaboraciones. Sigue asociándose con otros artistas para enriquecer su propuesta, y esta vez lo ha hecho con Milinal para construir ‘Vigo’, un tema en el que se acercan a la parte más luminosa del otro productor, acostumbrado a estar en una órbita más cercana a lo sonidos descompuestos del glitch.

Los dos cortes más destacables del epé son Vigo y ‘Mirrors’, en los que de nuevo logra rayar al nivel más alto de Saints, con un principio que empieza suave para después electrificar las raíces del tema y acabar con una espiral de brillantes detalles digitales, como ya hacía en dicho álbum. Marca de la casa. No obstante, se echa de menos algo que ya faltaba en este disco y que tampoco está en este EP, que es la profundidad en los bajos del glitch hop de Shlohmo, presente en su anterior epé, Bird Swirl. Pero tampoco le va mal jugando con las texturas de las melodías más accesibles.

La otra mitad de este lanzamiento la componen ‘Say’ y ‘Garden’, encargadas de abrir y cerrar, respectivamente. Mientras que la primera es un buen ejercicio de melancolía patrocinada por gélidos sonidos glitch, la encargada de despedir el EP no es nada del otro mundo, un ritmito modesto y unos samples de piano a los que les vendría bien algún recurso más para enriquecer los matices de la melodía (como hace con los tres cortes anteriores) y no quedarse en simples rasgos sensibleros.

“Nota Monokle” src=”http://img.hipersonica.com/2013/06/650_1000_nota-monokle.jpg" class=”derecha” /> Vamos, que en resumidas cuentas no es una maravilla, ni es tan rico en variedad como su último lanzamiento, que fue en formato LP, pero Monokle nos regala un par de temas de buen nivel que no están de más para tenerlos en el reproductor y disfrutar de composiciones coloridas y de cierta intensidad en cuanto a emoción y bpm se refiere.

Más en Hipersónica | Monokle — Saints: wonky sensorial desde Rusia y con amor, Los discos electrónicos de 2012, por Ferraia

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments