Las audiencias no acompañan, pero eso no evita que entre cierto sector Vinyl se haya convertido en uno de los estrenos más comentados recientemente entre las series. En dicha serie, vemos al protagonista, interpretado por Bobby Cannavale, haciendo lo imposible por mantenerse a flote en el negocio discográfico, vendiendo su sello a una empresa extranjera y bailandole el agua a las estrellas más ególatras del rock más grandilocuente y mesiánico. Hasta que de repente tiene una epifanía viendo a los New York Dolls y descubre que allí está (estaba) en el auténtico rock and roll, no en la pretenciosa música de los Yes o los Jethro Tull. El rock poco a poco estaba volviendo a su espíritu más animal, a su esencia más salvaje, acercándose a lo que poco después sería el punk, y ahí estaba el protagonista preparado para subirse a ese carro.

No me costó luego establecer la conexión entre lo que buscaba el personaje de Cannavale y lo que están ofreciendo hoy día un grupo como Monster Truck. Probablemente estaría encantado con su sonido, ya que este reúne varias de esas características buscadas: impetuosidad, energía desatada, rabia y nervio por doquier, espíritu punk, guitarrazos y teclados explotando por todos lados, berridos que salen desde el estómago, canciones para sentirse vivo, gritar, beber y fornicar. Puro rock and roll.

Monster Truck, libera tu rock and roll

https://www.youtube.com/embed/Zdeo-i6uw5g

Lo demostraron con creces con su debut Furiosity (Dine Alone, 2013) y han vuelto a demostrarlo con Sittin’ Heavy (Mascot, 2016). Son una de las bandas de hard rock más en forma del planeta. No han necesitado variar en exceso los ingredientes de su apabullante fórmula, muy deudora del sonido setentero, tanto del más duro y clásico como del más punk, con Deep Purple como uno de los referentes más evidentes -especialmente en esos teclados-. Pero quizá el mayor mérito de estos canadienses sea el no esconder sus influencias y, al mismo tiempo, imponer su personalidad para que el sonido sea totalmente identificable con ellos.

Nada más arrancar ya sueltan todo un jitazo supremo como es ‘Why Are You Not Rocking?’. Enérgico, vigoroso, causando el subidón inmediato y poniendo en riesgo nuestras nucas que se mueven con mucha violencia. Y para no bajar el ritmo, continúan con una ‘Don’t Tell Me How To Live’ que apunta a potencial himno particular para corear a grito pelado en sus conciertos. Hasta logran cierto buenrollismo sureño en temas como ‘For The People’ o ’Enjoy the Time’, que varían un poco de la tónica general y añaden una buena variabilidad al álbum. Pero desde luego donde mejor brillan son en temas que arrasan como locomotoras a máxima velocidad, véase como ejemplo ‘New Soul’ o ‘The Enforcer’.

https://www.youtube.com/embed/ENNtNc1di-c

7.9/10

Como ya he dicho anteriormente, Sittin’ Heavy confirma el estupendo estado de forma que viven los canadienses, que logran aquí superar su asombroso y espectacular debut, incluso aunque sea por la mínima. Más consistente, invitando más a recuperarlo en el futuro, con mucho tema de potencial para jitazo e igual de divertido. Además, Monster Truck dejan también señas de que pueden alcanzar cierta versatilidad incluso dentro de un estilo tan marcado como el suyo. No sólo nos dan motivos para disfrutar a tope con ellos hoy, sino también para seguirlos muy de cerca más adelante. Un grupaco con todas las letras.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments